ActualidadActualidad Nacional

Van 1.389 colombianos deportados durante 2015

El teléfono repica y nadie atiende en Cúcuta. Después de varios intentos un hombre levanta la bocina. “Escuché la llamada pero en ese momento estaban llegando otros 65 desde Venezuela”, se excusa. Se refiere a otros 65 deportados de los casi 1.000 que han llegado al albergue de la Misión Scalabriniana, cerca de la frontera colombo-venezolana, donde se hospedan transitoriamente los que aceptan ser ayudados después de un largo viaje y de ser arrancados como el monte de su vida venezolana.

La mayoría fue detenida en Caracas –en la parada, en las colas para comprar comida regulada, en las camionetas, en la salida del Metro–; la mayoría, también, tenía sus documentos de identidad fuera de regla o no tenía ninguno. Casi todos aseguran haber sido enviados por un tubo a Colombia horas después de su detención por la Guardia Nacional Bolivariana, a pesar de que la Ley de Extranjería y Migración garantiza el derecho a la defensa, obliga a abrir un procedimiento administrativo con lapsos claros y sin apuros –un mínimo de cinco días hábiles– para que el extranjero puede exponer sus alegatos con apoyo de un abogado.

Un hombre que accedió a hablar por teléfono desde la posada de los misioneros estaba en Chacaíto en lunes pasado cuando fue bajado de un autobús por la GNB y, a la mañana siguiente, se despertó en Colombia. No le permitieron despedirse de su pareja y de su hijo de 9 años de edad. Los cuatro días siguientes ni siquiera pudo comunicarse con ella porque a la mujer le robaron el teléfono. En unas horas se encontró rodeado de hombres solos y sin casa, como él.

Este albañil sin documentos que pidió no ser identificado llegó en 2006 a Venezuela. Cuando la GNB se montó en el bus en el que se dirigía a su trabajo ya sabía lo que le iba a pasar: desde el año pasado la comunidad de colombianos está alerta por la ola de deportaciones veloces del gobierno de Nicolás Maduro. En 2014 venció el plazo de 10 años que concedía el Decreto 2823 firmado por el fallecido Hugo Chávez para la regularización migratoria de extranjeros que habían sido cedulados e inscritos inmediatamente en el Registro Electoral como parte de la Misión Identidad. Ese espíritu de solidaridad internacional de 2004 expresado en jornadas de cedulación masiva en todo el país se convirtió, una década y un presidente después, en una ráfaga de deportaciones masivas. También de 2004 es la Ley de Extranjería y Migración de cuyo capítulo sobre deportaciones y expulsiones se entiende la vocación del Estado –que al poco tiempo se declararía socialista– de que este trance fuera lo menos traumático posible y permitiera al extranjero agotar todos los recursos judiciales para evitarlo. En la patria grande promovida por Chávez eran todos bienvenidos.

Datos que manejan las autoridades migratorias colombianas señalan que desde enero hasta el 24 de marzo de 2015 van 1.389 colombianos deportados, cifra que duplica la del mismo periodo del año pasado, que fue 701. Ese ritmo plantea un promedio de 17 deportaciones diarias, sobre todo de Caracas y zonas llaneras como Barinas. Solo en el albergue de Cúcuta han sido atendidos 980 en este año. Lea el reportaje completo en elnacional.com

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Un comentario

  1. cuanto daño le hizo Chávez a venezuela no sabía que el decreto firmado en el 2004 tenía 10 años de duración (creí que era solo valido por un año y para ganar las elecciones del 2006) habría que saber cuantos marginales colombianos entraron a venezuela durante ese tiempo ,creo que no bajan de 10 millones los «nuevos venezolanos» desde el 2004 a razón de 1 millon por año entraron a venezuela sin que nadie protestara ni de la oposición ni del gobierno y con un solo día de permanencia en el pais ,ya eran venezolanos con iguales o más derechos que los venezolanos de toda la vida ,habría que enjuiciar a Chávez (si estuviera vivo)por traición agravada a la patria por regalar y prostituir la nacionalidad venezolana, con razón uno se percata cuando va por las calles como ya los colombianos y descendiente superan en número a los venezolanos ,tenemos un nuevo tipo de venezolano que piensa como colombiano y pasarán varias generaciones para poder asimilar semejante masa humana con una cultura diferente a la venezolana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar