Análisis
Michelle Otero


La Gestión Ambiental de áreas petroleras Una visión innovadora de sus aspectos técnicos y legales

Trabajo de:

Arnoldo Gabaldón
Charles Lazzari
Carmen Delgado

e aquí una síntesis del trabajo des estos tres especialistas del Medio Ambiente. El estudio tiene una extensión de 24 páginas. Una vez aprobada la política de apertura petrolera, el futuro de Venezuela apunta hacia un mayor desarrollo en ese campo. Es un reto que implica no solo la realización de buenos negocios sino lograr que éstos se traduzcan en una mayor riqueza social y " lo que es muy importante, prever el impacto del desarrollo petrolero y armonizar sus actividades que por naturaleza pueden ser muy agresivas al ambiente, en aras de lograr un desarrollo sustentable".

En efecto las diversas operaciones petroleras tendrán consecuencias sobre el entorno, los ecosistemas serán afectados, por lo tanto una gestión ambiental anticipada y efectiva debe tener prioridad . Esta gestión tiene tres aspectos centrales (ver Figura 1):
1.- una planificación que identifique los valores ambientales y evalúe la sensibilidad ecológica de las áreas en cuestión. Esto sería la base de las estrategias, medidas y acciones para ordenar el territorio y controlar los impactos generados por la explotación petrolera. De allí resultará un Plan Maestro Ambiental.
2.- Instrumentación de programas que concreten las previsiones del Plan Maestro Ambiental y
3.- establecer un fundamento legal de la gestión ambiental "que legitime sus actuaciones y haga expedito el régimen de permisería requerido".

Los objetivos del Plan Maestro Ambiental son principalmente los siguientes:
Promover que la ocupación del territorio sea compatible con a las restantes actividades socio - económicas de modo de generar el mayor bienestar de la población y la integridad de los recursos.
Prevenir y remediar los efectos que genere el programa petrolero sobre el ambiente a través de estrategias socioeconómicas y ecológicas.
Identificar los estudios y proyectos que ayuden a la toma de decisiones apropiadas en las diversas fases del programa.
Proponer las tecnologías ambientales y petroleras que más se adecuen a los ecosistemas del área Establecer los procesos de permisería ambiental requeridos para la implementación del programa cumpliendo con la normativa vigente.

Enfoque integral del Plan Maestro en dos fases

El Plan Maestro Ambiental considera un enfoque integral que consta de 2 fases fundamentales (ver figura 2): En la primera fase se caracterizan los recursos naturales del área y el entorno socioeconómico en el que se implantará el programa petrolero, y se determina la sensibilidad ambiental que se refiere a la cualidad de un sistema ecológico y socio cultural de absorber y/o dispersar los impactos externos naturales u originados por la acción antrópica y se mide o estima por el grado de alteración de las relaciones estructurales y funcionales fundamentales que lo definen como tal".

El programa petrolero a ser implantado sobre el entorno socio económico permite observar los impactos sobre la economía regional, sobre la población y sobre la infraestructura. Los análisis de lo anterior permiten un diagnóstico integrado de los impactos ambientales que tendrá el programa petrolero y permitirá además evaluar la oferta de espacio y el estado actual de los recursos naturales del área.

La segunda fase del enfoque parte del diagnóstico inicial, en otros términos, el ejercicio de la planificación. Frente a las incompatibilidades del proyecto y su entorno se definen estrategias a fin de proteger los ecosistemas. Se establecen diferentes escenarios determinándose la viabilidad técnica, económica, sociopolítica, administrativa, legal y ambiental de cada opción prevista.

Estrategias

Estrategias orientadas a la ordenación del territorio Estrategias y medidas que tiene que ver con las previsiones o normativas ambientales que deben aplicarse a las actividades petroleras de exploración y producción así como estrategias dirigidas a acciones en caso de contingencias derivadas de las actividades petroleras o de fenómenos naturales eventuales.
Estrategias para seleccionar las tecnologías más apropiadas a los ecosistemas específicos Estrategias que propongan un modelo gerencial para la gestión ambiental del programa petrolero.
Estrategias para la sistematización de la información geográfica basadas en el empleo de la informática.

El enfoque descrito anteriormente facilita la comprensión entre planificación ambiental y ordenación del territorio. Todo es parte de un mismo proceso.

Secuencia metodológica del Plan Maestro Ambiental

La secuencia lógica para la elaboración del plan maestro permiten evaluar los impactos acumulados del programa petrolero sobre los ecosistemas del área, y en líneas generales tenemos que es necesario: Determinación del potencial, restricciones y uso de la tierra.
Determinación de la sensibilidad ecológica del área.
Identificación de la gama de posibles impactos generados por el programa petrolero.
Confrontación entre la sensibilidad ecológica del área y los impactos generados por el programa petrolero.
Establecimiento de los estándares ambientales aceptables en el área de acuerdo a las tecnologías disponibles.
Diseño de propuestas de uso del espacio y aprovechamiento de los recursos naturales para lograr el bienestar de la población Diseño de las estrategias para mitigar , controlar o remediar los impactos ambientales del programa petrolero.

Con respecto al manejo sustentable de las áreas petroleras. El Plan Maestro Ambiental indica como alcanzar sus objetivos mediante la instrumentación de sus estrategias y puesta en marcha de un conjunto de acciones para ello es necesario la existencia de una organización que está encargada de implementar el plan, que debe ser adaptado y retroalimentado durante su ejecución.

Etapa Operativa

La etapa operativa normalmente es subestimada , pero de poco sirve disponer de un plan si se carece de las previsiones necesarias para su instrumentación. El rol fundamental de la autoridad ambiental es supervisar el cumplimiento del Plan y aplicar las sanciones administrativas pertinentes y promover la aplicación de las sanciones penales previstas.
Existen una serie de aspectos a considerar:
  • Vigilancia y control Si bien a la gerencia de protección ambiental le corresponde orientar y vigilar el cumplimiento del plan, es necesario que las unidades operativas adopten el compromiso de mantener los procesos y estándares ambientales del Plan Maestro.
  • Monitoreo Ambiental: Es preciso contar con un programa de monitoreo permanente una vez definidas las guías que señalen los indicadores ambientales, las observaciones a realizar, su frecuencia y los protocolos de análisis a efectuarse.
  • Cantidad y Calidad de la información: Si bien el programa se inicia con un sistema de información parcial, el programa debe ser retroalimentado, de modo que durante el proyecto y de manera progresiva, se recabe toda la información adicional requerida.
  • Planificación de contingencias: Dada la naturaleza de la industria petrolera es posible que ocurran accidentes que dañen personas y medio ambiente. Es necesario contar con un programa para tratar cualquier contingencia ,ya sea originado por el trabajo , o por causa natural (desbordamiento de ríos, terremotos, etc.).
  • Incorporación de nuevas tecnologías: La gestión sustentable conlleva una evaluación del desarrollo de las tecnologías en la industria petrolera que la hacen más eficiente y menos degradante al medio ambiente.
  • Adecuación a normativas ambientales nacionales e internacionales: Las características de la actividad petrolera requiera de revisión y actualización permanente de leyes, normas y regulaciones ambientales nacionales e internacionales.
  • Adaptación y actualización de manuales operacionales: Hay que distribuir manuales ambientales al personal operador de manera que conozca las rutinas para adelantar una gestión sustentable.
  • Interacción con las comunidades: Tomando en cuenta que una de las metas del Plan Maestro es minimizar el impacto de la explotación petrolera en el ambiente y las comunidades, se requiere un contacto permanente para identificar intereses e inquietudes.

  • La Fundamentación Legal de la Gestión Ambiental

    :
    "La gestión ambiental de las áreas petroleras concebida en los términos descritos requiere de un sólido basamento legal.Una fundamentación que permita establecer claramente las responsabilidades de cada uno de los agentes públicos y privados que participan el proceso, el carácter y magnitud de sus obligaciones, los requisitos que desde el punto de vista ambiental deben cumplirse para poder acometer las diferentes actividades de exploración y producción y la compatibilización entre dichas actividades y los planes de ordenación del territorio existentes".

    En base a leyes y reglamentos existentes, el Ministro del Ambiente ha establecido un régimen de permisería. En opinión de los autores, para el caso de los nuevos proyectos petroleros deben introducirse algunos cambios en el régimen mencionado de modo de adoptar los planes maestros ambientales como el instrumento básico para adelantar el manejo sustentable de las áreas petroleras y que por ende hagan más racional y expedito el régimen de permisería.

    A modo de referencia, en el trabajo se expone el procedimiento convencional vigente(ver pgs 17 - 20), de modo de poder comparar con las modificaciones propuestas cuya ventaja se observa porque se ciñe estrictamente al marco legal existente, pero utiliza previsiones -que aunque están en las leyes- hasta ahora no se han aprovechado suficientemente.
    El nuevo enfoque (ver la figura) tiene el siguiente esquema:
    A. Debe elaborarse un Plan Maestro Ambiental para cada área petrolera de acuerdo a los procedimientos de la Ley orgánica de Ordenación del Territorio (LOOT) y en permanente discusión con el Ministerio del Ambiente.
    B. Lo más conveniente es que el Gobierno haga uso de la previsión contenida en la LOOT y declara a cada área petrolera como Areas bajo Régimen de Administración Especial (ABRAE) con Alto potencial Energético.
    C. En base a la Ley de Ordenación del territorio debe elaborarse un plan en el que se establezcan los lineamiento, directrices y políticas para la administración de la correspondiente área, así como la orientación para la asignación de usos y actividades permitidas ( Art. 17).
    Una vez aprobado el Plan, el Ministerio del Ambiente procederá a otorgar el permiso para la afectación de recursos del programa petrolero. Se aprovecha el art. 3 del Decreto 2.213 .

    El enfoque propuesto exige en primer lugar que cada área petrolera sea conocida y analizada de forma integral, dotándose de un Plan. Esta posibilidad no la ofrecen los estudios de impacto ambiental por si solos. Luego, esta forma de abordar la gestión ambiental compromete al ente operador del programa petrolero en la implementación del Plan Maestro Ambienta. En tercer lugar, tanto el Plan como su implementación aporta orientaciones y parámetros frente a los cuales debe evaluarse la gestión ambiental por parte del ministerio del Ambiente y recursos Naturales. Finalmente, se hace más expedito el proceso de autorizaciones ambientales con el "correspondiente ahorro de tiempo y dinero".

    Concluye el trabajo con los siguientes señalamientos:
    " En esta nueva etapa de la historia petrolera venezolana que se iicia, sería injustificable actuar con la falta de conciencia ambiental que caracterizó el período previo a la nacionalización de la industria en 1976. En otros países petroleros más avanzados que Venezuela se han cometido similares omisiones y sus territorios muestran las profundas cicatrices de los destrozos cometidos. Pero en la actualidad, no sólo existe una apreciación científica bien fundamentada sobre las consecuencias negativas que para la salud pública y para la integridad de los ecosistemas puede ocasionar una explotación de hidrocarburos ambientalmente inaceptable, sino que se han hecho avances muy importantes en cuanto al uso de las tecnologías ambientalmente idóneas, al empleo de la planificación ambiental y a la puesta en práctica de enfoques gerenciales más efectivos de administración del entorno.

    Este nuevo aspecto indispensable de la gestión petrolera nos establece un doble compromiso. Primeramente debemos ser más creativos al definir las precisiones ambientales y segundo, tenemos que adelantar una actividad petrolera sustentable que aparentemente significará mayores costos directos pero que en realidad son inversiones reproductivas que debemos realizar pensando en la s futuras generaciones las cuales nunca llegará a comprender y hasta condenarán, que por descuido u omisión le hayamos legado un país que se asemeja a tierra arrasada".


    Los lectores de esta columna que deseen el texto integral de este trabajo pueden solicitarlo por correo electrónico a la dirección del responsable o al Editor , (o el responsable de la sección) quien canalizará la solicitud a los autores.



    Venezuela Analítica Regreso

    URL: http://www.internet.ve/analitica
  • Mensajes al Responsable: motero@link7.lat.net