Política Externa
Revista Electrónica       Nº 18     Agosto 1997
Política Externa

Opio, Té, Seda ,Porcelana y Hong kong

Diego Arria

No podían imaginar las elegantes damas y caballeros ingleses, que para poder pagar su creciente adicción a las importaciones chinas del té, de la sensual seda, y de la elegante porcelana, los comerciantes ingleses se convertirían en los primeros traficantes de la droga del opio del mundo, del terrible "Papaver somniferum". Menos todavía que Inglaterra durante siete años le haría a la China las llamadas "Guerras del Opio", para compensar a sus comerciantes por "daños" sufridos por la interrupción a su comercio del opio, cuyo monopolio detentaba desde 1793 la Compañía de Indias. Los principales traficantes afectados fueron los escoceses William Jardine y James Matheson, los mismos que inspiraron la famosa novela de James Clavell, "La Casa Noble". Los traficantes mas importantes de opio, y mas exitosos lavadores de dinero, con tal éxito y apoyo, que 165 años después de su fundación ,figuran hoy entre los cinco grupos mas grandes y respetables de Hongkong. Sin duda estos reciclados traficantes deben ser la envidia de todos los carteles y mafias contemporáneos .

Un sórdido proceso para llegar a Hong kong, y para forzar la apertura de la China a las exportaciones inglesas

Sus antecedentes se remontan a 1793 cuando Lord MacCartay, fue enviado por la corona británica a promover las exportaciones inglesas a la China, con la cual tenia un déficit comercial como consecuencia de sus crecientes importaciones de te, seda y porcelanas. La gestión inglesa no fue acogida favorablemente por el Emperador Qialong,el Hijo del Cielo, quien manifestó: "tenemos de todo en abundancia, y no necesitamos para nada sus productos". Esta posición de negarse a abrir sus mercados a los productos ingleses genero un proceso militar, y comercial con consecuencias muy graves para el imperio celestial a lo largo de mas de siglo y medio.

La primera de ellas fue cuando los ingleses llegaron a la imperdonable conclusión, de que la única manera de generar los lingotes de plata(único medio de pago que aceptaban los chinos) para pagar por los nuevos y costosos hábitos de su población era el de aumentar el consumo del opio de la población china; y la segunda, las guerras del opio, cuya motivación principal era la de forzar la apertura de China al comercio inglés. Sobre el particular cabe recordar que el trafico del opio a China lo venia realizando exitosamente la Compañía de Indias desde 1773, colocando 70 mil kilos anuales, que se aumentan a 4 mil toneladas en 1836. (2)

La Compañía de Indias

El apoyo a este enorme tráfico de droga era posible porque la Compañía detentaba, por delegación de la corona británica, el monopolio de la producción de opio en India. La Compañía de Indias, había sido constituida en 1599 por cédula real expedida por la Reina Isabel I como el instrumento de expansión comercial inglesa en el sudeste asiático y en la China, para lo cual estaba facultada para mantener sus propios ejércitos que les fueron necesarios para conquistar los territorios malayos y de Singapur, con lo cual obtuvieron el control de las más importantes áreas de producción de opio del subcontinente.

Las funestas consecuencias del aumento vertiginoso del tráfico de opio no se hicieron esperar, y la droga convertida también en morfina y heroína comenzaba a afectar gravemente a la población china, al punto de que el Emperador instruye a su comisionado Lin Tse-Hsu ,llamado "El Incorruptible" ,para que ejecute una acción drástica en Cantón, donde Lin, en una espectacular operación pública realizada el 18 de marzo de 1839 boto al mar 20 mil cofres de opio, de los cuales la mitad eran de los traficantes Jardine y Matheson.

A raíz de esta acción de Lin, reflejando la dimensión de la tragedia que representaba el trafico de drogas para el pueblo chino le dirige una dramática carta de amonestación a la joven Reina Victoria, donde la insta a que intervenga para detener el cultivo y el procesamiento del opio, y la increpa: "La riqueza de la China esta siendo aprovechada para beneficio de los bárbaros (extranjeros)? Que derecho tienen ellos de correspondernos utilizando estas drogas venenosas para dañar a nuestra población?. Permítame preguntarle: ? Donde esta su conciencia ? Yo he oído que en su pais esta estrictamente prohibido fumar opio? Por qué permite usted que se le haga semejante perjuicio a otros países? Suponga usted que gentes de otras tierras llevaran opio a Inglaterra, y sedujeran a su pueblo para que lo compre y lo fume; estoy seguro que usted honorable gobernante odiaría y resentiría tal acción. Pienso que usted no quisiera darnos a nosotros lo que no le gustaría a ustedes tener. Usted puede Majestad, ponerle coto a estos miserables viciosos e impedir que vengan a China, de manera de garantizar la paz de nuestras naciones. "La respuesta del imperio de su majestad británica a esta visionaria y condenatoria misiva fue hacerle la guerra al Imperio Celestial".

Las guerras del opio

La acción del "Imperio Celestial" le dio a Inglaterra la excusa que buscaba para atacar a China, iniciando "el imperialismo del libre comercio", cuando detrás de cualquier intervención se escondía siempre un propósito económico o comercial. En esa oportunidad William Jardin, con influencia (3) en Londres donde era conocido como el principal mercader de la droga del opio, y que por supuesto consideraba intolerable las acciones del emperador chino, convence a Lord Palmerston, autoritario Canciller, y futuro Primer Ministro inglés de lo fácil que resultaría una acción militar contra China. Palmerston, después de una intensa discusión en la Cámara de los Comunes logra por nueve votos la autorización de la Cámara de los Comunes para enviar a China una expedición al mando del Almirante Elliot que incluía 16 barcos de guerra armados con seiscientos cañones y con cuatro mil hombres. Efectivamente como había anticipado Jardin, los ingleses no perdieron ni a un solo hombre en una confrontación muy desigual con la población china en Cantón pobre y anticuadamente armada. Así comenzó la Primera Guerra del Opio, que concluye el 29 de agosto de 1842 con el Tratado de Nanking, ciudad que habían amenazado con incendiar si no se rendía.

El tratado impuesto al Emperador Manchu a bordo del buque Cornwallis, el primero de los llamados "Tratados Desiguales", es el que cedió en perpetuidad Hongkong al Imperio de Su Majestad Británica, y a abrir cinco de sus puertos, incluyendo Shanghai. Pero lo mas increíble del tratado era que China debía pagar a los traficantes ingleses una enorme indemnización en lingotes de plata por el opio de contrabando que les fue botado al mar en Cantón. Posteriormente en 1860 al concluir los cuatro años de la Segunda Guerra del Opio, Inglaterra adquirió también a Kowloon mediante el Convenio de Pekín. Este proceso de despojos territoriales termina en 1898 con los Nuevos Territorios arrendados por 99 años que expiran a la medianoche del 30 del presente mes.

Es igualmente reconocido que a partir de la victoria inglesa, el contrabando de opio paso de 20 mil a cien mil cofres en 1880 , lo que significo que el derecho a drogar sin limitaciones y sin castigo al pueblo chino le había sido impuesto nada menos que con el apoyo político y militar del Imperio británico, de la Compañía de Indias, y de sus comerciantes que generaron el mayor numero de drogadictos conocido en la historia de la humanidad. William Jardin, el mas importante de ellos apodado "La Vieja Rata Cabeza de Hierro" mantuvo cínicamente hasta su muerte que "El consumo del opio era un alivio, un reconfortante, para los trabajadores chinos". Para fortuna de Inglaterra los Estados Unidos no aplicaban entonces el proceso de certificación !

¿Qué llevó a la primera potencia del mundo a prestarse a desempeñar un rol tan infame? (4)

La producción de opio en la India era la segunda fuente de ingresos de la corona británica gracias a la explotación del monopolio que tenia la Compañía de las Indias Orientales. Las cifras oficiales indican que para 1793 estos ascendían a 250 mil libras esterlinas, pero para mediados de la primera mitad del siglo diecinueve, cuando Inglaterra no dispone ya de los ingresos del negocio de los esclavos de Africa, sus ventas superan al millón de libras esterlinas, lo que convierte al opio en el medio comercial fundamental del avance inglés en el sudeste asiático y en el interior de China.

En los hermosos dibujos chinos que se pueden admirar en el Museo Británico de Londres se puede observar a los trabajadores de la Compañía purificando la pasta marron-negruzca del opio, y dándole luego la forma de bolas de kilo y medio cada una, envueltas en hojas que eran depositadas en magníficos cofres de madera de cuarenta unidades cada uno. Los cofres eran transportados a Calcuta donde eran subastados públicamente entre los comerciantes británicos que se encargaban de su contrabando a China ,donde el consumo de esta droga estaba prohibido desde 1799, al punto de que se descuartizaba vivo al consumidor agarrado infraganti.(No a los traficantes por ser ingleses)

Pasaron mas de 150 años desde que el monopolio ingles del opio hiciera estragos en la China para que se detuviera uno de los grandes crímenes cometidos contra la humanidad.

La reunificación de Hongkong con la República Popular China

El retorno a la República Popular China de sus antiguos territorios de Hongkong, Kowloon y de los Nuevos Territorios, como una región administrativa especial, acordada en la declaración conjunta Sino-Britanica del 19 de diciembre de 1984, la que el sociólogo Ezra Vogel describió como el resultado de: "La prudencia británica y las conveniencias chinas", se produce cuando China se ha convertido en una gran potencia ,y Honkong no es ya la pequeña isla de 15 mil pescadores que Lord Palmerston califico como " roca estéril, sin recursos y sin futuro". Es realmente todo lo contrario, pues en un minúsculo espacio de 1.080 kilómetros cuadrados, y con una población de seis millones y medio de habitantes (la mayor densidad poblacional del mundo), de los cuales noventa por ciento son chinos, Hongkong, "la roca estéril", se transformo en una de las economías mas exitosas, competitivas y eficientes del mundo, que desde hace 15 años crece a una tasa anual del 7%.

Dentro de pocos días comienza a ponerse a prueba la política anunciada en su momento por Deng Xiaoping: "Una nación, Dos Sistemas", que prevé un periodo de 50 años durante el cual no se alteraría la independencia del (5) sistema político y económico actual de Hongkong (con excepción de los asuntos de la defensa y de las relaciones exteriores).Para ubicar algunas de las preocupaciones formuladas sobre el futuro político de Hongkong es importante destacar que si bien su sistema político actual ha sido el de un estado de derecho con libertades, sus autoridades han sido escogidas por el Reino Unido, y no como resultado del sufragio universal. En efecto durante 150 años la potencia colonial no permitió la existencia de una Legislatura electa ,e incluso las modificaciones introducidas por el Gobernador Chris Patten en 1995, ,para elegir a la mayoría de los integrantes de la Legislatura, requería su aprobación y la de la Reina de Inglaterra, así que por lo que parodiando a Mark Twain se puede decir: Las noticias de la muerte de la democracia en Honkong a partir del primero de julio, son exageradas!

Unas reflexiones indispensables

Si bien es cierto que la vecindad de Hongkong con la China tuvo mucho que ver con su extraordinario crecimiento, la realidad es que la razón fundamental descansa en la altísima calificación, educación y dedicación al trabajo de su gente, unido a la enorme capacidad de sus empresarios, muchos de ellos descendientes de los antiguos traficantes de opio que generaron una riqueza y una prosperidad sin precedentes. Lograron un milagro sobre una roca sin recursos, lo que representa toda una lección para países superdotados de recursos naturales, pero llenos de pobreza; y gracias a sus realizaciones han jugado,y pieso que seguiran jugando una influencia significativa en el proceso de modernización y apertura de la China.

Estas apreciaciones son sin duda correctas, pero la historia que comenzo tan sordidamente no estaría completa si no se destaca, que muy poco de todas estas realizaciones hubiese sido posible. Inglaterra supo imponer una cultura económica y política que hizo posible este milagro, logrando que Hongkong se convirtiera en modelo y en faro de esperanza para China y para el sudeste asiático. Las enormes y trascendentes consecuencias de esta realidad recién comienzan a sentírse, y nadie podrá negarle a Inglaterra su enorme y positiva influencia.


*Ex-Ministro de Información de Venezuela y Embajador ante las Naciones Unidas.
Anuncio
Bitácora Analítica Bancaria Venezuela en Números Analítica Bancaria