Volver al índice de la revista

l Actualidades

l
Museo Virtual

l
Galería

l Hábitat

l
Excelente

l
Culinaria

l
Visiones

l Moda

l
Para leer

l
Para ver y oir

l
Diseño

l
Links




Home de Venezuela Analitica

Venezuela Analitica Editores


Tony Catany: La excelencia en la fotografía
Julia Márquez

Articulos anteriores
Ÿ Tony Catany
Ÿ Patricia Márquez
Ÿ Carlos Ball
Ÿ Los Amigos Invisibles
Ÿ Oscar Yánez

Para Tony Catanay la fotografía es el medio de expresión hacia el que se sintió atraído desde muy pequeño. Hoy en día su obra fotográfica lo ha hecho trascender las fronteras de la pequeña isla donde nació: Mallorca. De hecho, la revista Life lo ha considerado entre los 100 mejores fotógrafos del mundo. Catany, a través de sus imágenes refleja una sensibilidad muy particular, una estética muy personal. El dominio de la luz y el lirismo de su composición fotográfica hacen de él realmente un poeta de la fotografía.

En una conversación con la fotógrafo Ana Luisa Figueredo y quien suscribe Tony Catany comentó sobre sus inicios en la fotografía, sus proyectos actuales y su obra que según el mismo afirma ha evolucionado al igual que la vida misma.

VA. ¿Cómo fueron tus inicios en la fotografía?

Haga click para ampliarEs desde siempre. A mi de pequeño me encantaba mirar revistas ilustradas y recuerdo que desde muy niño quería una cámara de fotografiar, la primera fue una de juguete. Me conformé por unos días, pero cuando comprobé que no salían imágenes comencé otra vez a pedir una cámara. Hasta que unos tíos que vivían en Colombia regresaron a Mayorca y me trajeron una cámara de fotografía de regalo. Finalmente la conseguí. Esos son mis primeros recuerdos. La cámara era un cajoncito de esos Kodak y no me permitía hacer retratos. No podía acercarme mucho al modelo. Entonces, vi en la prensa un anuncio de un curso de fotografía por correspondencia y me apunté. Esta fue una forma de poder conseguir que me enviaran, desde Barcelona, una ampliadora, reveladores y todo el material que necesitaba. Yo empecé mi formación con un curso muy simple de fotografía.

Cuando fui a estudiar química en Barcelona – no estudiaba mucho - conocí a una señora que empezó a trabajar en una nueva editorial. Estaban buscando fotógrafos y ella sabía que yo era muy aficionado a la fotografía así que me propuso que trabajara para ellos. Dejé los estudios, en contra de la voluntad de mis padres. Con los primeros ahorros, de mi trabajo en la editorial, me compre las cámaras pagando a plazos y a medida que ganaba iba pagando mi cámara profesional.

VA. En tú fotografía usas muchas técnicas antiguas...

Haga click para ampliarYo he utilizado el calotipo. La historia de la fotografía me interesa y también resucitar técnicas antiguas. En la primera época se inventaron una cantidad de procedimientos que luego se desechaban porque se alteraban. Generalmente era porque no lavaban bien las copias y por esta razón se alteraban. Pero estoy seguro que hay fórmulas en libros antiguos extraordinarias que podrían recuperarse con buenos resultados en la actualidad.

Yo era muy aficionado a un mercado de trastos viejos y generalmente había cámaras. Me compré una cámara de gran formato que era preciosa de madera de final de este siglo. Yo quería utilizarla, pero era una cámara que ni siquiera tenía obturador y entonces cómo controlaba la luz. Se me ocurrió que si ponía un papel en vez de una película muy sensible, por lo menos en el laboratorio, con la luz roja podría controlar un poco el negativo. Luego como era una superficie que no era traslúcida tenía que obtener la copia por contacto. Yo me inventé el calotipo, porque fue meses después que descubrí que esto podía ser una técnica que hubo en fotografía, que era el calotipo. Yo hice toda una serie con el calotipo, es decir, recuperé una vieja técnica. Esto fue en el 76.

VA. ¿Qué es para ti la fotografía?

Haga click para ampliarLa fotografía para mi es muchas cosas. Es un modo de expresarme que tomé desde pequeño, de una forma inconsciente. Con la fotografía me resulta fácil expresar mis sentimientos. La obra fotográfica que hago es un poco autobiográfica. Me dejo llevar por el azar, los viajes, los acontecimientos para hacer mi obra También es mi medio de vida, es la fotografía por encargo la que me da de comer, pero la hago muy poca, lo que en realidad me interesa es poder expresarme a través de la fotografía. Hay épocas en que no tengo nada que decir y no hago fotos, no pasa nada y cuando tengo un tema desarrollado, una necesidad de crear imágenes, entonces lo hago.

VA. ¿Cuáles son los fotógrafos que más te han influenciado?

No lo sé, porque los fotógrafos que más me gustan son casi siempre los más alejados de mi obra. Por ejemplo, Diane Arbus, Witkin o tantos otros.

VA. ¿Alejados en qué sentido?

Porque tienen una obra muy fuerte, muy dura. La mía yo creo que es todo lo contrario, es más poética. Yo transformo lo que veo, busco que las fotos me salgan de adentro y no tomo modelos de afuera. Claro evidentemente que mi cultura, mis conocimientos mis vivencias, hacen que mi obra sea de una manera, puede que haya un ingrediente de un fotógrafo o de otro, pero yo no estoy consciente de ello. A veces me han comparado con el fotógrafo checo Sudek – a quien admiro – pero lo que hice yo con cierto parecido a Sudek, lo descubrí después. Por afinidad me encantó su obra. Yo leí cosas sobre Sudek, sobre su vida, y no es extraño que salgan cosas parecidas. Le interesaba mucho la música y tenía unas sensibilidades parecidas a las mías y puede salir algo parecido, pero que es muy diferente al mismo tiempo.

VA. ¿Cómo ha cambiado tu obra con el tiempo?

Haga click para ampliarHa cambiado porque yo voy cambiando. Hay una evolución como en la vida misma. Voy lentamente, los calotipos son la primera obra con la que yo me identifiqué. Eran imágenes que me venían de dentro. En España nos llegaba mucho la fotografía americana, con estos paisajes desolados, pero cómo iba a buscar paisajes desolados donde había pocos. Me di cuenta de que si yo era mallorquí tenía que reflejar el paisaje mallorquí y no copiar una estética de otra cultura. Con los calotipos llevaba un lenguaje personal. Con esta técnica hice paisajes, bodegones y todos los temas clásicos que luego he ido desarrollando poco a poco. Fotografiaba objetos que me eran muy afines, regalos de mis padres, recuerdos de mis viajes, objetos muy sentimentales para mi. Fotografié bodegones o naturalezas muertas, primero en blanco y negro, luego en color y estuve como diez años haciendo naturalezas muertas. Luego surgió otra etapa en la que hice la colección del desnudo masculino: tenía movimiento, no era un objeto sino el cuerpo humano, tome de nuevo al blanco y negro, surgió una imitación en cuanto al procedimiento parecido al calotipo y en vez de utilizar siempre el formato cuadrado en esta serie no había ninguna con el mismo formato. Como me gusta viajar, surgió oro libro que recogió una selección de imágenes del Mediterráneo. Es como si escribiera un artículo sobre el Mediterráneo, pero a través de las imágenes. Para reflejar el Mediterráneo, tan dispar y diverso, utilicé todas las técnicas que conocía hasta ese momento: el blanco y negro, el color, el calotipo. Todo es una mezcla en este libro que era un riesgo y salió bien, obtuvo premios y hoy hace años que está agotado.

VA. ¿Por qué el mar?

Porque yo soy de una isla y el mar es lo que realmente me atrae. Me da una sensación de libertad extraordinaria. Esta libertad es una intención simbólica porque apenas si se nadar, pero me gusta mucho.

VA. ¿Qué sentiste cuando la revista Life te seleccionó entre los 100 mejores fotógrafos del mundo?

Fue una satisfacción. Te da ánimos, te das cuenta que la gente aprecia lo que haces, eso te da ánimos para continuar y está muy bien. Pero es simplemente una satisfacción.

VA. ¿ En qué proyectos estás trabajando?

En estos momentos hay un tema que es importante, que no lo ha había tocado seriamente o por un tiempo largo y es lo que estoy haciendo actualmente. Generalmente los desnudos eran sin rostros, la expresividad del cuerpo es tan interesante que no quería trabajar otra parte del cuerpo. Ahora es al revés, lo que quiero es el rostro y no el cuerpo. Actualmente hay muchos fotógrafos que cuando tocan el retrato lo hacen en blanco y negro y me pareció un reto hacerlo en color.

VA. ¿ Qué te parece la tecnología digital?

Haga click para ampliarEs fantástica. Me parece que la ciencia va aportando cosas que enriquecen. Amplía el abanico para que la persona se pueda desarrollar en estas nuevas técnicas. Aunque yo encuentro que para mi sería un esfuerzo demasiado grande. Porque por mi forma de ser me cuesta habituarme a estas nuevas formas, pero las encuentro fantásticas. Están surgiendo nuevas generaciones, nuevos artistas que utilizan estas tecnologías.

VA. ¿Vienes a Venezuela por algún proyecto en específico?

Como decía, mis fotos son un poco autobiográficas, yo he venido a Venezuela porque tengo aquí unas excelentes amistades, creo que la gente es encantadora, me tratan muy bien y yo deseaba hacer un viaje. Como fotógrafo que soy voy con la cámara y aprovecho para captar momentos y cosas del país que estoy visitando; pero en relación con el trabajo que estoy haciendo que en este momento es el retrato y según mis vivencias en este momento aquí.

 


Este site fue diseñado por Venezuela Analítica Editores. 1999