Piqué y Shakira no estaban en el domicilio, aunque los padres del jugador español se encontraban durmiendo cuando entraron los delincuentes
Siguiente Página anterior