Caracas, Miércoles, 16 de abril de 2014

Sección: Medio Ambiente

ENVIAR A UN AMIGO  |  ENVIAR AL DIRECTOR

Día Mundial del Ambiente

Santiago Quintero

Sábado, 5 de junio de 2010

El día 5 de Junio se ha consagrado en el calendario de la Organización de Naciones Unidas como el Día Mundial del Ambiente. Una fecha propicia para pensar, reflexionar, observar y actuar en torno a nuestra relación con el Ambiente que nos permite vivir.

El Ambiente es la real nación de la Tierra. Es la variable que establece la auténtica globalización y que vence con su evidencia cualquier discurso desintegrador del planeta, porque nos convoca a todos, sin ningún tipo de distinción, a ser actores decisivos en su defensa a la vida, que es por extensión, la lucha por la vida propia.

La indiferencia ambiental es igualmente un delito de consciencia. No podemos ser omisos ante su daño. No podemos tener temor de confrontar cualquier poder que atente contra el ambiente por muy grande que éste sea, porque no puede ser mayor que nuestro amor a la vida. Nadie en el mundo posee una patente de corso de origen divino para hacerle daño al hogar de todos. Ese es el mensaje que debe replicarse en los institutos de educación, desde las escuelas a las universidades y que debe ser tambien dictado desde los seminarios religiosos hasta los cuarteles militares, desde las fábricas hasta los centros comerciales, desde los hogares y desde las calles.

El planeta donde vivimos es tambien un ser vivo de cuya vida depende la nuestra. La decisión como individuos de presentar una conducta respetuosa con el ambiente, traduce la actitud que el Planeta espera de sus seres humanos, de sus gerentes de vida, de la obra maestra de su evolución en la búsqueda propia de su cuidado. Por ello, debemos entender que ése es el real papel que tenemos en la Tierra. Al fin, pudo ella después de 4500 millones de años de partos continuos, ver nacer de su vientre a su hijo inteligente, el ser humano, para que la ayudase a continuar siendo el hogar de la vida.

El ser humano debe aprender a hablar con la Tierra. No basta que pueda comunicarse con los seres de la misma especie. Es preciso que aumente su radio de comunicación hacia toda la vida, para que pueda entender su real papel en el universo.

En términos ambientales, las grandes acciones son el resultado de las pequeñas contribuciones que podemos hacer cada uno de nosotros. Cuando no somos indiferentes ante la basura, cuando le llamamos la atención a alguien porque tiró un papel en la calle, cuando nos organizamos con nuestros vecinos para hacerle frente a un problema ambiental, en ese momento estamos realmente tomando conciencia de nuestro papel ante la naturaleza.

El poder de uno se convierte en el poder de todos. Lo ha ilustrado muy bien el Sr. Ban Ki Moon, Secretario General de Naciones Unidas: “Aunque decisiones individuales podrían parecer pequeñas en frente a las tendencias y amenazas mundiales, cuando billones de personas unen fuerzas con un propósito común, podemos hacer una diferencia increíble”.

No se puede enseñar educación ambiental solo leyendo libros. Hay que sembrar los árboles. No se puede hablar de reciclaje solo en películas. Hay que clasificar la basura , hay que crear las organizaciones vecinales e industrias que trabajen en función de reciclar .Hay que crear los incentivos económicos y sociales, públicos y privados, para activar el reciclaje y vencer la indigencia ambiental, que es el vestido del subdesarrollo. El asunto no es querer al medio ambiente, sino quererlo completo.

santiagoquintero@gmail.com


blog comments powered by Disqus

 
Sobre Autor