Caracas, Lunes, 21 de abril de 2014

Sección: Medio Ambiente

ENVIAR A UN AMIGO  |  ENVIAR AL DIRECTOR

NASA: Curiosity, un minuto para aterrizar en Marte

Viernes, 3 de agosto de 2012

El plan, muy resumido, consiste en frenar de manera controlada a Curiosity, que entrará en la atmósfera marciana a más de 20.000 kilómetros por hora. Frenarlo y depositarlo en el suelo con suavidad







   Foto: Google
La maniobra de aterrizaje que tiene que depositar a Curiosity sobre la superficie marciana ha generado una gran expectación. Suficientemente difícil y épica para asegurar que millones de personas no le quiten ojo. Alrededor de las 7:30 de la mañana del 6 de agosto hora española se sabrá si ha tenido éxito. Si los siete minutos de terror sólo han sido un susto. reseña abc.es

El plan, muy resumido, consiste en frenar de manera controlada a Curiosity, que entrará en la atmósfera marciana a más de 20.000 kilómetros por hora. Frenarlo y depositarlo en el suelo con suavidad.

Eso exige que Mars Science Laboratory, la sonda espacial que transporta al rover Curiosity en su interior, haga una entrada en la atmósfera con un ángulo concreto. Sólo así funcionará correctamente el deflector térmico que incorpora.

El deflector térmico ayuda a que MSL frene muchísimo —hasta su velocidad terminal— sin sufrir daños. Aun así, ésta es demasiado rápida (por encima de la velocidad del sonido) para tocar tierra. Por eso desplegará un gigantesco paracaidas capaz de reducir su velocidad de descenso por debajo de la barrera del sonido, y dejarla lista para el penúltimo paso.

Cuando el paracaidas ya no hace más efecto es el momento de los cohetes propulsores. Ocho reactores que deberán regularse de manera automática junto con un altímetro-radar, para descender hasta unos 20 metros del suelo. A esta última etapa se la denomina Skycrane (grua voladora).

Notas relacionadas:



blog comments powered by Disqus

 

Todo sobre:

Curiosity  NASA  Marte 

Sobre Autor