OpiniónOpinión Internacional

China huye hacia adelante

En 1978 Deng Xiaoping sustituye al fallecido Mao Zedong al frente del partido comunista chino. El 90% de los precios eran fijados por el Estado, hoy, tras la transición económica que comenzó Deng, el 90% de los precios se fijan en el mercado. En estos 35 años, China ha vivido un milagro económico. Su renta por habitante en paridad de poder de compra se ha multiplicado por 40 veces y ha pasado del 2% de la EE UU al 22%, el mismo nivel que tenía a mediados del siglo XIX.

Pero China tiene más de 1.000 millones de habitantes y no hay que perder el sentido de la magnitud. En 1980 su PIB suponía el 2% del PIB mundial y ahora es el 16%. Y en clave de desarrollo humano gracias a este gran salto más de 500 millones de chinos han abandonado la pobreza extrema. Un logro sin precedentes históricos.

Pero el modelo que ha permitido este milagro da señales de agotamiento. China orientó su modelo al exterior y gracias a sus bajos salarios se convirtió en la fábrica del mundo. Pero en la última década, el salario medio se ha triplicado y el tipo de cambio se ha apreciado un 25% contra el dólar. Por lo tanto, China ha perdido su ventaja comparativa y necesita incorporar tecnología, diseño, diferenciación a sus productos para poder exportar.

El Gobierno lo anticipó y en 2010, con el inicio de la crisis del euro, su principal cliente, comenzó el cambio de modelo a uno basado en el consumo y la demanda interna. Pero el consumo sólo pesa el 35% del PIB chino mientras la inversión supone el 50% y su PIB potencial ha caído significativamente.

Además de un tipo de cambio infravalorado, el otro pilar era financiación abundante y barata. El sistema bancario captaba depósitos a tipos por debajo de la inflación y se lo prestaba a sectores de rentabilidad y gestión dudosa. Ahora la deuda pública y privada china en porcentaje de su PIB supera a la de EE UU y a Alemania.

Para evitar sanear el sistema bancario y las empresas públicas el Gobierno optó por alentar la inversión de particulares en Bolsa, que se convirtieron en gestores de alto riesgo comprando las acciones a crédito. Ahora la burbuja ha pinchado y la opción es devaluar el yuan, reactivar la inversión pública y meter más crédito en inversiones de dudosa rentabilidad.

Los chinos han estudiado en profundidad la crisis japonesa pero parecen no haber entendido las lecciones. El modelo es insostenible y necesita sanear el sistema bancario y concentrar el ahorro en inversiones y empresas rentables a los salarios actuales. China tiene esas empresas, tiene capital humano y tiene reservas para hacerlo sin rescates y frenazo brusco de la economía, como sucedió en España en 2012. Pero hacerlo tendría coste social y político ya que millones de chinos del campo no podrían encontrar empleo en las fábricas.

La crisis bancaria y financiera se producirá, pero como los huracanes nadie sabe cuándo y con qué intensidad. Veremos.

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Un comentario

  1. Un tema apasionante sin lugar a dudas por ese gran salto dado por China al incorporarse al circuito de los países capitalistas del mundo conservando una estructura política de corte estalinista y haciendo del PCCh el centro de las grandes decisiones nacionales. Quizás, sea esto último lo que en un momento dado le permita sortear el vendaval de ese ´´crack´´ financiero que se avecina y que ya está anunciado con suficiente antelación. No habrá sorpresas, solo prepararse para la gran tormenta.Hasta puede que la línea dura del PCCh y sus ortodoxos, vean en la presente situación como la gran oportunidad que estaban esperando para intentar la toma del poder y poner la ´´casa en orden´´. Solo el tiempo lo dirá.

    Puede que los que más sufran las consecuencias sean los influyentes ejecutivos de las grandes corporaciones chinas si el frenazo de la economía China los lleva a una recesión extrema, pues si algo prendieron los chinos de los duros tiempos del dictador Mao, era que su peor enemigo era el hambre.Y China tiene suficientes reservas y activos como para continuar comprando alimentos y materias primas baratas por muchos años mas. Solo veamos lo que están haciendo en Venezuela al prestar millones de dólares y yuanes ( chatarras ?) para comprar tierras productivas para poder mantener a futuro la alacena llena. Y eso lo están haciendo en todo el mundo con una visión de futuro nada deleznable.

    Puede que las tres feroces devaluaciones del Yuan, no sea tan ´´inocente´´ como parece cara a enfrentar la debacle de la economía capitalista mundial. No en balde, los chinos no han reducido un centavo en la agresiva política de modernización de sus fuerzas armadas con una tecnología de punta tan avanzada que va más allá de nuestro planeta. Y los rusos, están en lo mismo. Quienes no parecen aguantar ese nivel de gastos militares son Europa y los Estados Unidos , que están optando por reducir el tamaño de sus ejércitos y replegarse sobre sus fronteras. Formas diferentes de enfrentar la ´´debacle´´ indudablemente y con implicaciones también diferentes.

    El mantener un ´´Ejército de reserva´´( Marx) con un campesinado pobre de millones de chinos sembrando arroz, es garantía de una producción agrícola para que la población pueda aguantar los tiempos difíciles que se avecinan. Y es que en esa China campesina, también llega la TV, el Internet y por lo tanto el largo brazo del PCCh con todo lo que ello significa e implica. Nada se ha dejado al azar y todo aparentemente sigue el curso previsto.

    El problema no es disponer de ingentes recursos, sino del uso que se haga de los mismos. ¿ Inversiones productivas en medio de un cementerio de empresas quebradas ? ; ¿ Por qué a la calladita se está comprando oro y diamantes en cantidades cada vez más importantes aprovechando los precios actuales ?. Es verdad lo que dice la señora Lander: ´´El Modelo es insostenible´´ y muy difícilmente se podrá sostener por mas tiempo. En lo personal, sigo tercamente insistiendo en que estamos en los preámbulos de un Nuevo Orden Mundial, estamos asistiendo a la muerte del capitalismo tal como lo conocimos, ya se habla de un ´´pos-capitalismo´´ que habrá de conjugar la propiedad privada con una nueva forma de redistribución de la riqueza que si pudiese permitir un estrechamiento del problema de fondo : la desigualdad. Y es que a veces, las grandes ´´revoluciones´´ de la humanidad nacieron como simples utopías que luego se transformaron en realidad…¡ Tiempo al tiempo !.

    PS:// Un artículo muy motivador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba