Opinión Internacional

Los archivos secretos de Raúl Reyes

‘Obran diligencias en este procedimiento que ponen de manifiesto la cooperación gubernamental venezolana en la ilícita colaboración entre las FARC y ETA». Eloy Velasco

El desencuentro de la semana pasada entre los presidentes Hugo Chávez y Álvaro Uribe en el marco de la Cumbre de “la Unión de América Latina“celebrada en Cancún, ha tomado un nuevo significado esta semana y la respuesta ha venido de España.

En marzo de 2008 se efectuó un bombardeo que efectuó el ejército colombiano contra las FARC en territorio ecuatoriano ha creado un enconamiento constante entre Chávez y el gobierno colombiano, pero sobre todo a desenmascarado un movimiento internacional entre grupos guerrilleros para asesinar a quienes los han combatido con toda la fuerza del estado. En ese ataque murió una de las principales figuras de las FARC,  el jefe guerrillero Raúl Reyes, del cual se extrajo a través de su computadora la información con la cual se ha sustentado el caso en la corte española.

 En noviembre de ese mismo año, la Fiscalía presentó una querella en la Audiencia Nacional española, Eloy Velasco es el juez español que procesó por estos nexos a seis activistas de ETA, la mayoría de ellos habían permanecido exiliados en Cuba y Venezuela. También procesó a siete miembros de las FARC por distintos delitos de colaboración y conspiración para cometer homicidios terroristas.

El escrito del juez nombra al presunto etarra Arturo Cubillas Fontán como una de las personas clave en la relación ETA-FARC. Según el juez, Cubillas Fontán reside en Venezuela, donde en 2005 ostentó un cargo en el Ministerio de Agricultura y Tierras, bajo el cobijo del presidente Chávez.

Sin embargo, Cubillas no es el único que trabaja en el gobierno chavista, su esposa, Goizeder Odriozola, ocupa dos importantes cargos endicho gobierno; es directora de información y relaciones públicas del Ministerio de Agricultura y de la Vicepresidencia Ejecutiva de la República. Lo que más llama la atención es que se ostenta funcionaria de confianza del ministro y vicepresidente ejecutivo, Elías Jaua Milano, quien es calificado por algunos medios como una de las figuras del Gabinete más radicales y más cercanas a Chávez.

La relación entre ambos grupos se remonta  17 años atrás, cuando activistas etarras se entrenaban bajo el cobijo de las FARC en campos de su dominio.  Años después en el 2000, fueron miembros de la guerrilla colombiana, entre ellos Víctor Ramón Vargas Salazar, los que se desplazaron a España para, su objetivo era claro, vigilar los movimientos de la embajada de Colombia en España, para después junto con ETA atentar contra la vida del ex presidente Pastrana y del actual jefe del ejecutivo colombiano, el presidente Álvaro Uribe.

Ha trascendido en diversos medios que Miguel Ángel Moratinos, telefoneó ayer al presidente Chávez, para pedirle explicaciones por la supuesta implicación de su Gobierno en la colaboración entre las FARC colombianas y ETA.

El gobierno de Venezuela ha externado su rechazo total a estas acusaciones, las ha calificado de «señalamientos infames» e «inaceptables». Chávez ha dado una respuesta ya muy familiar “detrás de todo esto, está el imperio yanqui”. Por su parte, la cancillería venezolana emitió un comunicado que afirma “resulta sorprendente que el juez resucite la desgastada farsa del computador, que ya ha pasado a formar parte del folklore político colombiano». Lo cierto es que se tratan de acusaciones serias que ya han tenido eco en los tres gobiernos involucrados,  el desencuentro constante entre  los gobiernos de Colombia y Venezuela, hoy tiene un nuevo actor en disputa, el gobierno de Zapatero, quien ha afirmado que está a la espera de una explicación de Chávez.

El tercer actor implicado, el presidente Uribe, ha señalado que su gobierno actuará con «prudencia» y buscará «a través de los canales diplomáticos» conocer la verdad de la presunta relación entre las FARC y ETA. El ex presidente colombiano Andrés Pastrana ha reclamado por su parte a Chávez «las aclaraciones necesarias».

La resolución del juez Eloy Velasco parece haber reavivado un tema que por lo menos en la prensa estaba olvidado, cada ocasión que se aborda el tema parece haber más indicios de la relación ETA-FARC. Cada ocasión que se desarrolla una investigación a fondo, los dedos apunta más y más alto, por lo pronto miembros del gabinete venezolano y el propio presidente sudamericano han sido señalados públicamente por un juez español. El conflicto bilateral ha sumado un tercer actor que podría tener respuestas a diversos cuestionamientos que se han formulado durante más de 15 años.

En este caso, la mesura de Zapatero y Uribe para abordar el tema en medios ha sido fundamental para que los canales diplomáticos sean el canal por el cual se aborde el tema, sin embargo será cuestión de tiempo para conocer los alcances y los nombres detrás de esta relación guerrillera entre españoles, colombianos y venezolanos y podamos responder preguntas claves; ¿qué tanto ha penetrado las estructuras gubernamentales la  relación ETA/FARC?, ¿quién o quiénes están detrás de la conspiración para asesinar a Pastrana y a Uribe? y más importante ¿cuál es el trasfondo político detrás de esta alianza para desestabilizar la región?

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar