Arte

“Arte” es palabra polisémica y tiene una riquísima variedad semántica. El DRAE registra 43 acepciones y usos especiales de dicha palabra. La más común de las acepciones es la 2ª: “Manifestación de la actividad humana mediante la cual se expresa una visión personal y desinteresada que interpreta lo real o imaginado con recursos plásticos, lingüísticos o sonoros”.

Con esta palabra se da a menudo una confusión en cuanto al género, lo cual se origina en que sus numerosas acepciones tienen diferentes géneros. El DRAE da diez como ambiguas, cinco como masculinas y las restantes como femeninas.

Los sustantivos ambiguos son aquellos que se usan indistintamente en masculino o en femenino: “el mar / la mar”; “el calor / la calor”; “el cólera / la cólera”; “el frente / la frente”; “el lente / la lente”; “el color / la color”… No debe confundirse los “nombres ambiguos” con los “nombres de género común”. Estos son los que se emplean de la misma forma para hombres o para mujeres: “el periodista / la periodista”; “el artistas / la artista”; “el comunista / la comunista”; “el cantante / la cantante”; “el guitarrista / la guitarrista”; “el pianIsta / la pianista”; “el concertista / la concertista”; “el conferencista / la conferencista”… Como puede verse, estos sustantivos se refieren a personas de uno u otro sexo, y éste se define por el artículo; en cambio, entre “la mar” y “el mar” no hay ninguna diferencia, como no sea que uno es masculino y el otro femenino, pero ambos se aplican indistintamente a un mismo objeto. Igual ocurre con los demás sustantivos ambiguos.

La mencionada confusión se agrava cuando el sustantivo “arte” se emplea precedido por el artículo masculino: “el arte”. En este caso usamos el artículo masculino para evitar la concurrencia chocante al oído de las “aes” del artículo y del sustantivo: “la arte”. Pero ahí el artículo masculino no quiere decir que “arte” sea masculino: en “el arte cisoria” o en “el arte decorativa” no hay duda de que “arte” es femenino, por lo que concuerda en femenino con los adjetivos “cisoria” y “decorativa”.

Cuando empleamos “arte” en plural no es necesario usar el artículo masculino, porque no hay concurrencia de “aes”: “las artes plásticas”, “las artes visuales”, “las artes del fuego”…

LA PALABRA

Alexis Márquez Rodríguez

LA PARTÍCULA “EX”

La partícula “ex” tiene en nuestro idioma mucho uso. No siempre significa lo mismo, y de hecho se trata de dos categorías distintas, aunque provengan de la misma fuente etimológica y haya entre ellas una evidente relación semántica.

En primer lugar, “ex” funciona como un adjetivo definido por el DRAE como lo “Que fue y ha dejado de serlo. Ex ministro, ex marido”. La Nueva gramática de la lengua española lo llama “prefijo autónomo o separable…”. Sin embargo, otros diccionarios lo definen como preposición: “prep. Antepuesto a un nombre o a un adjetivo, indica que ya no se es lo que estos significan: ‘El ex ministro ha vuelto a su cátedra en la universidad’. ‘Los ex militantes del partido disuelto quieren formar otro’” (Diccionario CLAVE).

En estos casos “ex” se usa indistintamente pegado a la palabra a que se refiere (“exministro”,  “exmarido”) o separado de ella (“ex ministro, ex marido”), y aun con un guión intermedio. Es más recomendable, pero no obligatorio, escribirlos separados.

Aparte de estas definiciones como adjetivo y como preposición, se da también la definición de “ex” como sustantivo: “Persona que ha dejado de ser cónyuge o pareja sentimental de otra” (DRAE): “Ese es el ex de Fulanita”. Parecidamente el Diccionario del español actual, de Manuel Seco, Olimpia Andrés y Gabino Ramos dice: “ex (coloquial) Forma abreviada de ex–ministro, ex–marido, ex–mujer, ex–novio, u otro compuesto consabido para los interlocutores (…)”. Del  mismo modo, el Diccionario de uso del español de América y España VOX lo da como sustantivo coloquial definido como “Persona que ha dejado de ser la pareja (cónyuge o novio) de alguien: ‘Fui con tu ex a tomar un café’. ‘Mi ex se quedó con la casa y yo con el automóvil’”.

“Ex–” puede ser también un prefijo, es decir, una partícula que se une al comienzo de una palabra simple, para formar una palabra compuesta. Como tal el DRAE lo define del siguiente modo: “1. pref. Significa ‘fuera’ o ‘más allá’, con relación al espacio o al tiempo. Extender, extraer, exhumar, excéntrico. 2. pref. Indica privación. Exánime. 3. pref. A veces no añade ningún significado especial. Exclamar, exornar”.

En estos casos “ex-“ suele ir pegado a la palabra a que se refiere, como es común con todos los prefijos.

Artículos relacionados

Comentarios de Facebook