Judicial

Abogado de presunto proveedor de armas de los Flores es integrante del Foro Penal

Marisela Castillo Apitz
@marisary

La vinculación del presunto proveedor de armas de los sobrinos de Cilia Flores, Gilson Barroeta, con el abogado Pedro Troconis, miembro del Foro Penal Venezolano, habría pasado por debajo de la mesa, sino fuese porque el 18 de febrero funcionarios del Comando Antiextorsión y Secuestro de la Guardia Nacional Bolivariana (CONAS) detuvieron en Barquisimeto a Barroeta por haber sido acusado de extorsión, agavillamiento y tráfico ilícito de armas.

Sin embargo, para Barroeta no fue más que un susto el juicio que se desarrolló en su contra, porque a pesar de que en Venezuela el 70% de los privados de libertad están esperando ser procesados, en su caso solo estuvo preso dos semanas. Le Abogado de presunto proveedor de armas de los sobrinos Flores es integrante del Foro Penalhicieron su juicio, las partes presentaron las pruebas y salió en libertad. Todo muy rápido.

Su abogado, Pedro Troconis, es el coordinador de Lara del Foro Penal Venezolano, una ONG dedicada a defender a los presos políticos durante los gobiernos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro.

Analítica.com consultó a Troconis sobre su decisión de defender a quien hace semanas fue señalado por la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York como el proveedor de armas de Efraín Campo Flores y Franqui Francisco Flores De Freitas, los sobrinos de la pareja presidencial venezolana, que están presos en Estados Unidos por conspirar para ingresar 800 kilogramos de cocaína en ese país.

— ¿Cuando le piden ser el defensor de Gilson Barroeta, usted sabía que él fue acusado de, presuntamente, proveer armas a los sobrinos de Cilia Flores?

—No. Yo desconocía ese hecho.

— Y una vez que se enteró, ¿no se inhibió de defenderlo?

—No, porque yo lo estoy defendiendo por un caso aquí en Venezuela. No tengo nada que ver con lo que esté siendo señalado afuera. Es un caso particular en Barquisimeto y tampoco tiene nada que ver con el Foro Penal Venezuela. Yo soy un abogado en el libre ejercicio de la profesión y puedo tomar los casos que lleguen a mi oficina, siempre y cuando considere que se pueda hacer justicia.

Además, él no está acusado de nada afuera. En Estados Unidos la Fiscalía mencionó que Gilson tenía relación con uno de los acusados por llamadas telefónicas y por mandar una fotografía con unas armas, pero de ahí a que se demuestre que hay tráfico de armas, es trabajo de esa Fiscalía y de los defensores de Estados Unidos, no el mío.

—¿Usted ha conversado con Gilson Barroeta sobre esta acusación que hacen en su contra en Estados Unidos?

—No hemos tocado el tema. Eso es un punto que se tendrá que debatir afuera. Él tiene un hermetismo total porque manifiesta sinceramente que son señalamientos. Así de sencillo.

— Gilson Barroeta salió en libertad en tan solo dos semanas. ¿Qué tanta justicia hubo en este caso teniendo en cuenta su estrecha relación con la familia presidencial?

—Que yo me haya enterado no se involucró absolutamente a nadie. Ni he tenido contacto con otras personas, sino con la familia, específicamente con su esposa, porque los conozco desde hace años, ellos fueron quienes me contactaron para que defendiera a Gilson.

— Fuentes vinculadas denuncian que Gilson Barroeta salió en libertad producto de la compra de jueces y su influencia en el alto Gobierno…

—Eso realmente es pura falsedad. La verdad que para desprestigiar estamos mandados a hacer.

— ¿No es contradictorio que usted como integrante del Foro Penal Venezolano defienda al presunto proveedor de armas de los sobrinos Flores?

—Yo no estoy defendiendo a los sobrinos de Cilia Flores. Como abogado defiendo a una persona que la detuvieron por una supuesta extorsión. Su tendencia política, su ideología, relaciones familiares y amigos, profesionalmente hablando, no es mi tema.

Así como tratan de buscar una relación entre el caso de Gilson y el Foro Penal también pueden buscar todo lo que he hecho en contra de este régimen por estar defendiendo a los estudiantes. Mi actividad como profesional es una cosa y mi activismo como defensor de derechos humanos contra este régimen dictatorial sigue en pie de lucha.

— ¿No le da miedo que ahora que Gilson está libre, luego que usted lo defendió, pueda seguir proveyendo armas al resto de su red de negocio?

—Eso lo tendría que demostrar la justicia norteamericana. No se puede ligar la extorsión, que es algo netamente civil, con lo que él haya hecho afuera.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba