Caracas, Domingo, 20 de abril de 2014

Sección: Cultura

ENVIAR A UN AMIGO  |  ENVIAR AL DIRECTOR

Nicasio Duno: La llave de los duendes

Juan Calzadilla

Miércoles, 5 de julio de 2006

Sería insensato suponer, como piensan algunos, que la figuración está agotada, tanto como para otros la pintura misma podría estarlo.

En realidad lo que se agota son los clisés de los conceptualismos que pugnan por enterrarla, lo que se agota en los lenguajes de la pintura es la fe en ésta y en los factores de progreso que en la sociedad y en el corazón de los artistas se combinan para producir ese milagro de los sentidos que es el arte. Lo que no pareciera agotarse, por el contrario, es el impulso hacia un tipo de sensibilidad y el escepticismo de los que proclaman la supremacía de las ideas sobre la imagen.

Entre tanto, la desobediencia a las modas y a las vanguardias apunta como una de las conquistas de la llamada pos-modernidad. Gracias a esto el artista, de la tendencia que sea, queda en libertad para inventar sus medios y trazarse el camino que quiera, sin tener que rendirle cuentas a la originalidad, retomando aquí y allá de los procesos ya cumplidos por la historia del arte, o prescindiendo de ésta, lo que crea útil para elaborar su propio lenguaje, desarrollarlo y verificarlo como destino, con entero arbitrio.

Tal es lo que ha hecho Nicasio Duno por una vía que reivindica a la mejor figuración venezolana, aquella en la cual, junto a él, se alinean otros apóstatas de la novedad, como Borges, E.D. Lunar, Alirio Palacios, Angel Peña, Emiro Lobo, para citar sólo algunos.

La cuestión de forjarse un lenguaje propio, al margen de premios y publicidad, sigue en Duno un trazado lento y laborioso, de muchos años de trabajo e investigación, un trazado que nunca como en este momento comienza a dar frutos, tal como se puede apreciar, luego de más de dos décadas de consagración a la pintura, en los lienzos y dibujos recientes.

¿De dónde deriva la obra de Duno como no sea de la voluntad de forjar con sus propias vivencias un discurso que al mismo tiempo que se hace autónomo en cada obra, se articula en su conjunto como un universo mágico, a manera de un laminario o vitral a través del cual, como en saga, se visualiza una travesía que, profundizando en su contenido, podría interpretarse como un gran relato? En este relato lo primero que debe advertir un crítico son las conexiones de su obra con las vanguardias y de qué manera estos nexos se convierten en vehículo para comunicarnos una visión propia no sólo de la realidad, sino también del arte mismo. Dado que esto es lo que hace todo artista.

Interesa, así pues, el trato de Duno con el lenguaje figurativo y la manera en que combina formas, temáticas y símbolos asociados a una tradición de la modernidad para crear con ello un producto distinto a todo lo que se ha hecho, luego de recorrer el camino de la vanguardia y abandonarlo para encontrarse consigo mismo. En esta perspectiva, sin tener que mencionar a Chagall, que es una referencia clave en la obra de Duno, hay que decir que el surrealismo (en lo que el surrealismo tiene de sueño y magia) suministra un ingrediente importante a su pintura. Pero no porque Duno asuma el surrealismo deliberadamente, en un sentido militante, o porque retome sus métodos o adhiera a él, sino porque el surrealismo es un estado de conciencia, una fuerza natural que está en el individuo mismo y que obra por su cuenta en el interior del lenguaje, una vez que se activan los mecanismos de la imaginación y el absurdo. La recurrencia al sueño, la tendencia a intercalar planos arguméntales, a emplear símbolos y a mezclarlos yuxtapuestamente en secuencias simultáneas, como con otra morfología lo hiciera en su momento el Cubismo, proporciona a Duno la base para un ficcionario que él va elaborando serialmente, de obra en obra, a partir de vivencias campesinas o urbanas conectadas con la leyenda, la fábula o, en su caso personal, la experiencia cotidiana. Para esto fue necesario alcanzar un nivel óptimo en la formulación de un lenguaje en el cual contenido y técnica estén consustanciados orgánicamente. Valga decir además, que, en su desarrollo, Duno rehabilitó ciertas directrices del expresionismo, al que rehace formalmente hablando en su trabajo, cuando concibe la pintura como materia en espesor, como sugestión y transparencia, como opacidad y estructura en movimiento, como forma dirigida a los sentidos.

El espíritu legendario que encarna en los relatos fantásticos que circulan entre los pobladores de la Sierra de Coro tiene en la pintura de Duno, por momentos, a un cronista parecido al que la literatura encontró en los relatos de duendes de Rafael José Álvarez.

Y que la dicción con que Duno se aproxima cada vez más a lo que puede y es capaz de asumir como mensaje de la pintura, es una señal de que estamos ante un expresionismo mágico de buena ley, cuyo grado de intensidad depende de la conjunción de factores que Duno sabe encauzar con una técnica laboriosa que consiste, para citar a Cézanne, en construir el cuadro desde adentro. Como depende también de una temática vivencial articulada de forma tal que no se notan fisuras, cortes o vacíos en el entramado argumental del cuadro. Como depende también de la superación de situaciones que están haciendo estragos en la pintura, y cuya respuesta a la inercia con que se las combate es la convicción de que se está haciendo lo que se tiene que hacer. Y que se va por buen camino.


Videos


 
Jair Muro : <i>Siempre Juntos </i> canción para Venezuela

Jair Muro : Siempre Juntos canción para Venezuela

 
Final Pasión según San Mateo de J. S. Bach

Final Pasión según San Mateo de J. S. Bach

 
Palabras Mágicas Jocelyne Ramniceanu

Palabras Mágicas Jocelyne Ramniceanu

 


Entretenimiento


 
Paul McCartney dice que próximo concierto en Perú será

Paul McCartney dice que próximo concierto en Perú será "fiesta emocionante"

 
Los restos de García Márquez se repartirán entre Colombia y México

Los restos de García Márquez se repartirán entre Colombia y México

 
Venezuela despidió a Mayra Alejandra

Venezuela despidió a Mayra Alejandra

 

blog comments powered by Disqus