Caracas, Miércoles, 23 de abril de 2014

Sección: Síntesis de Noticias - Economía

ENVIAR A UN AMIGO  |  ENVIAR AL DIRECTOR  |  ENVIAR AL EDITOR

1er trimestre 2011: Comportamiento económico

Luis Carlos Palacios

Viernes, 3 de junio de 2011

Existen indicios para suponer que la información que trasmiten las fuentes oficiales sobre el comportamiento económico, al menos en algunas áreas, podría no corresponder  con la realidad







   Foto: Google

Este escrito analiza críticamente los resultados dados a conocer por el Banco Central (BCV) sobre el comportamiento económico de Venezuela en el primer trimestre de 2011. Según el BCV, en el primer trimestre de 2011 la economía creció (año-año) 4,5%. El texto intenta mostrar problemas y dudas que existen con la información publicada por el BCV, que dificultan hacer una evaluación coherente del comportamiento de la economía. 

 

Aspectos generales

Durante  2009-2010  vivimos  un proceso recesivo con alta inflación. Según la información que publica el BCV, el producto se contrajo 3,2 % (año-ano) en 2009 y 1,5% en 2010. La inflación, evaluada por el IPC del AMC, fue respectivamente de 26,9 y 27,4%. La recesión de 2009-2010 se produjo después de un período de elevado crecimiento entre 2003-2008. Previo a este “brote” de crecimiento, la situación era de declinación o estancamiento. La tasa de crecimiento del producto de 4,5% en el primer trimestre 2011 tiene como base de comparación el producto del primer trimestre de 2010, cuyo nivel fue particularmente bajo. Según la información del BCV, el producto del primer trimestre de 2010 respecto al primero de 2009 cayó 4,8 % .En este sentido, las dudas estarían no tanto en el hecho mismo del crecimiento, lo cual podría ser normal en una situación de rápida recuperación de los precios del petróleo, sino en la tasa específica. Sin embargo, el problema sería más profundo. La situación real de la economía venezolana, en áreas claves, podría ser significativamente más débil de la que se desprende la información oficial.

 

Comportamiento económico

Petróleo y crecimiento. Venezuela es un país petro-exportador cuya dinámica económica depende en forma determinante de las exportaciones petroleras. De hecho, la declinación de los 1980s y los 1990s estuvo en buena parte determinada por el desplome de los precios petroleros después del primer gran auge de precios del siglo XX. El elevado crecimiento en 2003-2008 fue dinamizado por un nuevo gran auge de precios petroleros, y la recesión que se inicia en 2009 estuvo condicionada por la baja de los precios petroleros a partir de la segunda mitad de 2008. Dado el alto nivel de los  precios del petróleo, se podría suponer que la posible recuperación estaría dinamizada por el valor de la exportación petrolera, la cual estimularía la economía desde el lado de la demanda vía el gasto de gobierno y el resto del sector público.

 

Exportaciones petroleras. El ingreso por exportaciones petroleras depende de dos factores, el volumen  exportado y los precios. Las exportaciones petroleras en dólares son la multiplicación de los volúmenes exportados por los precios en dólares. Los precios de la canasta de exportación venezolana, según publica el  Ministerio del Poder Popular para la Energía y el Petróleo (MPPEP), fueron de 57,01 dólares el barril (US$/bl) en 2009 y 70,15 dólares/bl en 2010. El alza ha continuado en 2011, llegando a 99,40 dólares/bl en Marzo y más de 100 dólares/bl en Mayo. En el primer trimestre de 2011 los precios del petróleo venezolano se habrían incrementado 20% respecto a Diciembre 2010.

 

Según la información de Balanza de Pagos que publica el BCV, las exportaciones petroleras durante el primer trimestre de 2011 habrían sido 19.679 millones de dólares. Al dividir el valor de las exportaciones entre el precio y el número de días; se obtiene una estimación del volumen diario exportado según la fuente oficial, un promedio de 2,4 millones de barriles diarios de exportación.

 

¿Fue este el volumen real de exportación petrolera? Existen considerables dudas. El mercado petrolero internacional es un mercado clave al cual hacen seguimiento exhaustivo un conjunto de agencias internacionales, cuyas estimaciones discrepan de la información oficial en forma importante.

 

La exportación petrolera en volumen es la  producción global menos el consumo interno. Una manera de evaluar la estimación oficial de exportación petrolera en volumen consiste en evaluarla en el contexto de la producción global que estiman las agencias internacionales. Ello porque la información que publica el BCV es la que proporciona PDVSA, la cual no está certificada y  después del retiro de la SEC tiene problemas de credibilidad. Existen tres agencias importantes que se pueden tomarse como fuentes de información: la International Energy Agency (IEA), la Energy Information Administration (EIA) y la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). Los estimados acerca de la producción venezolana de petróleo varían entres ellas, básicamente por diferencias en cuanto a la metodología de medición. Por ejemplo, la IEA incluye directamente en la producción de crudo el petróleo extra-pesado de la Faja del Orinoco (que estima alrededor de 440.000 barriles diarios), en cambio la EIA incluye en su producción de crudo el sintético mejorado, que sería alrededor del 10 % menor que el volumen del extra-pesado original. Sin embargo, cuando se toman en cuenta las diferencias de medición, las estimaciones de las agencias son similares.

 

La IEA estima que la producción de crudo venezolana durante el primer trimestre del 2011 fue alrededor de 2,2 millones de barriles diarios.[1] A ello podría agregarse alrededor de 250.000 barriles de gas natural y otros líquidos para un total de 2,45 millones de barriles  diarios. La EIA estima que la producción de crudo venezolana fue alrededor de 2,10 millones de barriles diarios, a lo que habría que agregar alrededor de 270.000 barriles de condensados y líquidos de gas natural, para un total de 2,37 millones de barriles diarios.[2] La OPEP supone que la producción  petrolera fue de 2,318 millones de barriles diarios.[3] Simplificando, se podría considerar que las agencias estiman que la producción global petrolera venezolana del primer trimestre de 2011 fue alrededor de 2,4-2,45 millones de barriles diarios, tomando en cuenta los diferentes tipos de producción. La contradicción entre la información oficial venezolana y las agencias internacionales es evidente. Si la producción global fuese aproximadamente 2,45 millones de barriles diarios, la exportación en volumen  no puede ser 2,4 millones de barriles diarios, ello implicaría que no existe consumo interno.

 

El consumo interno que estima la EIA para 2009 es de 723.000 barriles diarios. Tomando en cuenta el estímulo que existe al consumo interno (y al contrabando) por el  reducido precio de la gasolina, el más bajo del mundo, y el incremento del uso de líquidos como fuente para la generación eléctrica, el consumo interno del primer trimestre de 2011 podría estar alrededor de 740.000 barriles diarios. Con este nivel de consumo interno y la exportación petrolera oficial de 2,4 millones de barriles diarios, la producción petrolera global sería de 3,14 millones de barriles diarios. Este nivel de producción es similar al que en diversas ocasiones PDVSA ha señalado como el real 3,2 millones de barriles diarios o algo menos. Como se puede ver, discrepa en forma importante de los 2,45 millones de barriles diarios que estiman las agencias internacionales.

 

Suponiendo correcta la información internacional, al restar a 2,45 millones de barriles diarios de producción global petrolera un consumo interno estimado en 740.000 barriles, la exportación  petrolera en volumen del primer trimestre del 2011 sería de 1,71 millones de barriles diarios, 690.000 barriles menos que el volumen implícito en la exportación petrolera que publica el BCV. Implicaría que las exportaciones petroleras  del primer trimestre serían 14.005 millones de dólares y no los 19.679 millones que aparecen en la Balanza de Pagos. Así mismo, el producto petrolero entre 1998-2010 cayó 17 por ciento según información que publica el BCV. Se supone que la producción global venezolana en 1998 fue de alrededor de 3,2 millones de barriles diarios. No parece consistente que la producción global en 2011 (3,14-3,2 millones de barriles diarios según la fuente oficial) sea similar a la de 1998 si el producto cayó 17 por ciento, o aún más si se consideran las fuentes internacionales.

 

Por otro lado está el hecho de que parte de las exportaciones en volumen genera una caja muy reducida. Las exportaciones que van a Cuba, países de Petro-Caribe y otros; tienen mecanismos especiales de pagos, posiblemente precios diferentes, y parte de las mismas se pagan con servicios. Las exportaciones a China son pagos para cancelar préstamos. La información que existe respecto a las exportaciones especiales es confusa, en buena medida no se publica; pero su existencia es un elemento que reduce el flujo de ingresos externos por exportación petrolera.

 

Al considerar un nivel de exportaciones consistente con la producción global, el consumo interno y la reducida caja que generan las exportaciones especiales; el flujo de ingreso externo petrolero en dólares podría ser significativamente inferior al que aparece en la Balanza de Pagos como exportaciones petroleras. La diferencia podría estar compensada,  al menos parcialmente, en la Cuenta de Capital de la Balanza de Pagos. En ella aparecen entradas negativas del sector público por casi 10.000 millones de dólares en el primer trimestre de 2011. En todo caso, el saldo global de la Balanza de Pagos del primer trimestre de este año fue negativo, 3.740 millones de dólares. De acuerdo al BCV, el nivel de reservas internacionales de marzo 2011 fue 5 por ciento inferior al de marzo 2010. La tendencia descendente de las reservas internacionales en una situación donde los precios del petróleo han subido significativamente, podría ser un indicio de que la producción global petrolera y el nivel de exportación serían inferiores al que indican las fuentes oficiales.

 

En resumen, la información oficial es diferente a la internacional en forma apreciable y el estimado de exportaciones petroleras que publica el BCV (Balanza de Pagos) no parece corresponder a la realidad. Hay un aspecto cualitativo que parece claro: la producción petrolera en volumen ha caído y el consumo doméstico está creciendo, lo cual repercute sobre el volumen exportado y las cuentas externas.

 

Aspectos fiscales y deuda. De acuerdo a la información que aparece en el informe de abril del Banco Mercantil, el gasto primario en términos reales durante 2011 (hasta abril) no habría crecido y la entrega de divisas tampoco habría sufrido cambios importantes. Otras fuentes estiman que el gasto primario real de gobierno en el primer trimestre de 2011 creció (año-año) en 1,2% Si estas informaciones fuesen correctas, se debilita la idea del estímulo al crecimiento a través del gasto de gobierno.

 

En el área fiscal existe un déficit recurrente y creciente. La deuda del sector público ha crecido en forma acelerada, la externa y la interna, en el curso de los dos últimos años. Según el BCV, la externa que era 24.169 millones de dólares en el primer trimestre de 1999, ha pasado a 66.952 millones de dólares en el primer trimestre de 2011, sin tomar en cuenta la deuda con China. Al tomarla en cuenta la deuda externa podría sobrepasar los 100.000 millones de dólares. Entre el primer trimestre de 2010 y el primero de 2011 (sin tomar en cuenta la deuda  con China) la deuda externa creció 28% en dólares. La deuda interna también ha crecido en forma importante. Entre 2009-2011 el incremento del endeudamiento interno neto sería mayor a 15.000 millardos de bolívares (según el informe de abril del Banco Mercantil). El endeudamiento  bruto del primer trimestre de 2011 podría alcanzar los 20.000 millones de bolívares. El endeudamiento creciente podría estar determinado por un flujo de ingresos externos relativamente débil y la necesidad de mantener el nivel del gasto del gobierno.

 

Aspectos monetarios. De acuerdo a las estimaciones que publica el BCV, la liquidez monetaria (M2) entre marzo de 2010 y marzo de 2011 se incrementó en 28 %. Ello quiere decir que en términos reales la liquidez ha permanecido prácticamente constante. Como hecho general, los procesos de crecimiento en Venezuela durante los últimos tiempos vienen acompañados de incremento de la liquidez en términos reales. Por ejemplo, las tasas de crecimiento de M2 en el reciente período expansivo fueron muy altas. Entre 2003-2004 fue de 50,4 %, 52,7% entre 2004-2005 y 69% entre 2005-2006; todas muy superiores a la inflación, lo que implica expansión importante de la liquidez real. Ello tiene relación con el carácter petro-exportador de la economía. El crecimiento de las exportaciones petroleas en dólares estimulan el gasto de gobierno y el comportamiento de la liquidez. El BCV emite dinero base para adquirir los dólares de la exportación petrolera ampliando la base monetaria, lo cual repercute sobre la liquidez (M2) a través del multiplicador monetario. La expansión real de la liquidez puede estimular el producto real a través del crédito que otorga el sistema financiero, y obviamente, también tiene impacto sobre la inflación.

 

El BCV durante este año no ha publicado el comportamiento de la base monetaria por las fuentes, por lo que es difícil evaluar el impacto directo que ha tenido el incremento de los precios petroleros en el comportamiento de la base monetaria. Sin embargo, parece extraño un crecimiento del producto de 4,5% en el primer trimestre sin incremento de la liquidez real, y sin un crecimiento relativamente elevado del gasto primario real (suponiendo que la información fiscal anteriormente presentada fuese correcta).

 

Remuneraciones y otros elementos. El índice de remuneraciones que publica el BCV entre el primer trimestre de 2010 y el de 2011, creció 18,5%; lo que implica una reducción fuerte de la remuneración real, sobre todo en el sector público; por la alta inflación. Aunque es posible que las transferencias puedan reducir la baja en las remuneraciones, lo probable es que ellas no compensen en forma total la reducción real de la remuneración. En este sentido, también parece extraño el crecimiento reportado del producto, con incrementos importantes en los gastos de consumo, cuando el índice de remuneraciones ha tenido una baja tan fuerte. Así mismo, tampoco existe la concordancia usual que existe entre las ventas que reportan los organismos empresariales y el comportamiento del producto.

 

Conclusiones

Existen indicios para suponer que la información que trasmiten las fuentes oficiales sobre el comportamiento económico, al menos en algunas áreas, podría no corresponder  con la realidad. Obviamente no se trata de un aspecto secundario, la comprensión de los problemas económicos y sus posibles soluciones requieren partir de información consistente que revele el comportamiento real. En este sentido no sólo está planteado un debate sobre el rumbo económico del país sino también la necesidad de contar con información de calidad. . 



[1] Ver los informes mensuales de Febrero, Marzo y Abril de 2011, Oil Market Report.

[2] Ver los informes mensuales de Enero, Febrero y Marzo, Short Term Outlook

[3] Ver el informe de Abril, Monthly Oil Market Report.

 


Nacionales


 
Clínicas advierten que se acentuará dificultades para atender a los pacientes

Clínicas advierten que se acentuará dificultades para atender a los pacientes

 
El país celebra el Día del Libro pese a dificultades

El país celebra el Día del Libro pese a dificultades

 
Continúa retraso en el Metro de Caracas

Continúa retraso en el Metro de Caracas

 


Mundo


 
El presidente colombiano restituye a Gustavo Petro como alcalde de Bogotá

El presidente colombiano restituye a Gustavo Petro como alcalde de Bogotá

 
CorteIDH verá caso de negación de Justicia a víctimas de la dictadura chilena

CorteIDH verá caso de negación de Justicia a víctimas de la dictadura chilena

 
UE afirma que las elecciones en Siria ignoran las bases de la democracia

UE afirma que las elecciones en Siria ignoran las bases de la democracia

 

blog comments powered by Disqus

 
Sobre Autor