Caracas, Jueves, 24 de abril de 2014

Sección: Editorial

ENVIAR A UN AMIGO  |  ENVIAR AL DIRECTOR

Pechos a la Patria

Miércoles, 26 de junio de 2013

El problema no está en Chávez, que ya murió, sino en quienes siguen explotando su recuerdo mientras olvidan que en el mejor de los casos es afecto de sólo una parte del país

Todos los países del mundo, y todas sus fuerzas armadas, organizan desde tiempos inmemoriales desfiles para lucir sus efectivos, sus equipos, su disciplina y sus características con motivo de fechas especiales, habitualmente celebraciones patrióticas. Masivas paradas en los países comunistas, la vieja Unión Soviética hoy desbaratada, impresionaba con sus despliegues de misiles y poderoso armamento, desfilando miles de hombres con los vistosos uniformes rusos siempre a paso de ganso, en líneas sorprendentemente rectas. Igual, pero con mucha mas gente, los chinos; sin que se viesen civiles por ninguna parte, los secos coreanos del Norte. Los grandes desfiles en las potencias occidentales tradicionales, en cambio, suelen ser en áreas de amplio acceso al público y, aún exhibiendo gran armamento, variedad de uniformes y de cuerpos militares, siempre son rápidos.

No nos entusiasma pero comprendemos, y aceptamos, es popular, la parafernalia militar. Pero debemos llamar la atención sobre la creciente espectacularización de los desfiles castrenses en Venezuela. Una cosa es el deseo de exhibir la poderosa y carísima juguetería armamentista y la proliferación del color rojo en boinas, adornos, guantes, cordones, y otra el show de este 24 de junio. Carabobo ha sido un campo beneficioso para las armas republicanas, es lo que nos narra la historia. Este lunes se escenificó con estudiantes el desarrollo de la breve pero sin duda gloriosa batalla de 1821, un evento realmente emocionante, son ellos los que necesitan aprender las tradiciones.

Pero el derroche de uniformes y adornos, el extremo de mujeres desnudas con uniformes pintados en la piel y hermosos pechos al aire, el exceso de proclamas socialistas, la interpretación via televisión del espiritu de Chávez flotando en el ambiente, fueron un exceso. Está bien que se le recuerde, aceptamos que puede ser un ídolo para los militares porque él los llevó al Gobierno, les renovó los equipos y les dio siempre tratamiento especial, pero aún así este lunes se les fue la mano.

Entendemos que son muchos los venezolanos que aman a Hugo Chávez, es su derecho, como igualmente es derecho de otros millones de también venezolanos que no lo aman, al contrario. Pero el problema no está en Chávez, que ya murió, sino en quienes siguen explotando su recuerdo mientras olvidan que en el mejor de los casos es memoria de sólo una parte del país.

Este lunes 24 de junio los militares venezolanos no ganaron la batalla de Carabobo, ni el Gobierno el combate de la legitimidad y el bienestar de todos los ciudadanos.


Política


 
Diálogo

Diálogo

 
Consideraciones en torno al “diálogo”

Consideraciones en torno al “diálogo”

 
Comisión de la mentira

Comisión de la mentira

 


Sociedad


 

La muerte de Globovisión

 

El bufón de Fidel

 

Encuentros sinceros, no desencuentros frustrantes

 

blog comments powered by Disqus

 
Sobre Autor