Caracas, Jueves, 24 de abril de 2014

Sección: Editorial

ENVIAR A UN AMIGO  |  ENVIAR AL DIRECTOR

Entre programas y dinero

Miércoles, 30 de mayo de 2012

El candidato de la oposición se esfuerza en visitar a todos los electores lo más cerca posible y va presentando programas concretos de acción para resolver problemas graves y conocidos. El candidato del Gobierno llama por teléfono a los dirigentes de su partido para hacerles sugerencias y repetirles conceptos que ha dicho una y otra vez

Poca duda cabe que los dos candidatos presidenciales que se enfrentarán el próximo 7 de octubre están en plena campaña. Pero con diferencias.

El candidato de la oposición se esfuerza en visitar a todos los electores lo más cerca posible, incluso en sus casas, y en un ritmo periódico va presentando programas concretos de acción para resolver problemas graves y conocidos, en una agotadora campaña día a día que sólo un candidato sano, joven y actualizado puede desarrollar y aguantar.

El candidato del Gobierno llama por teléfono a los dirigentes de su partido para hacerles sugerencias y repetirles conceptos que ha dicho una y otra vez, como las ventajas –no demostradas por él- de la prepotencia del Estado, la falsa  agonía del capitalismo frente al también falso vigor del socialismo e insistir en opiniones que sus dirigentes escuchan por enésima vez con caras de circunstancias.

Capriles se rodea de gente casa a casa y barrio a barrio, Chávez reúne a su interminable gabinete de vez en cuando para que el país presencie, en cadena nacional, cómo los ministros parecen estar ahí sólo para escuchar los temas y las anécdotas de su jefe.

Entretanto, el Gobierno recurre a lo único que le queda; repetir promesas, inflar logros y lanzar dinero a la calle, un recurso que funciona sólo hasta que la gente se da cuenta de que en una economía enferma, mal llevada y descuidada, se tiene más dinero en el bolsillo pero para productos que cuestan mucho más. O que no aparecen.


Política


 
Comisión de la mentira

Comisión de la mentira

 
Las cuatro falacias

Las cuatro falacias

 
¿La sexta república?

¿La sexta república?

 


Sociedad


 

Encuentros sinceros, no desencuentros frustrantes

 

El jardín

 

A propósito de López Contreras

 

blog comments powered by Disqus

 
Sobre Autor