Caracas, Jueves, 24 de abril de 2014

Sección: Editorial

ENVIAR A UN AMIGO  |  ENVIAR AL DIRECTOR

El país se está cayendo a pedazos

Viernes, 17 de agosto de 2012


La centralización de toda la actividad del Estado en manos de una burocracia central ineficiente y muchas veces corrupta tiene consecuencias que se ven como en el caso de los puentes, las carreteras y los hospitales, pero hay otras que por no ser tan visible no son menos graves

Lo que está ocurriendo con la infraestructura vial del país es una muestra más de la incapacidad de este gobierno que lleva 14 años hablando mucho y haciendo poco.

La centralización de toda la actividad del Estado en manos de una burocracia central ineficiente y muchas veces corrupta tiene consecuencias que se ven como en el caso de los puentes, las carreteras y los hospitales, pero hay otras que por no ser tan visible no son menos graves.

Ya Venezuela no es el país rural que podía ser manejado desde Maracay por el general Gómez,  es una nación de casi 30 millones de habitantes en su mayoría urbana y que requiere de gobiernos responsables tanto a nivel nacional como local que se ocupen de resolver los problemas fundamentales de la población como la seguridad, la salud y la vialidad.  En la medida en que todos los servicios estén centralizados en ministerios en Caracas lo más probable que ocurra es que estén mal atendidos.

La descentralización de los servicios no es un capricho político del momento, es una necesidad imperiosa en un país como el que tenemos hoy en día.

El 7O cada uno de los votantes debe pensar y reflexionar si con el sistema político actual han mejorado los servicios públicos en la ciudad, en el pueblo o en el caserío en el que habita y si está satisfecho de cómo están funcionando los hospitales, el transporte público, la seguridad, la electricidad, la salubridad, y entonces debe decidir si quiere votar para que todo siga igual o quiere apostar a un cambio que pueda mejorar lo que no está bien.

La descentralización no sólo es uno de los aspectos de la realidad política actual que debe enfrentar un nuevo gobierno,  sino una  manera simple de resolver tanta desidia expresada por un hiper Estado centralizado ineficiente y corrupto.


Política


 
Diálogo

Diálogo

 
Consideraciones en torno al “diálogo”

Consideraciones en torno al “diálogo”

 
Comisión de la mentira

Comisión de la mentira

 


Sociedad


 

La muerte de Globovisión

 

El bufón de Fidel

 

Encuentros sinceros, no desencuentros frustrantes

 

blog comments powered by Disqus

 
Sobre Autor