Caracas, Domingo, 20 de abril de 2014

Sección: Editorial

ENVIAR A UN AMIGO  |  ENVIAR AL DIRECTOR

Asesinato diplomático en Kenia

Miércoles, 8 de agosto de 2012

Uno de los aspectos de este abominable hecho es el aparente uso que se le estaría dando a la valija diplomática de esa misión. La valija diplomática solo puede ser utilizada, según la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas, para el envio de correspondencia

El hecho que los dos principales periódicos de Kenia señalen que se investiga la  posibilidad de que, presuntamente, uno o más diplomáticos venezolanos usaran sus privilegios para traficar con droga a través de la valija diplomática es un asunto de la mayor gravedad. Si a eso le agregamos que, también presuntamente, estarían comprometidos en el asesinato de la Encargada de Negocios de  Venezuela, Olga Fonseca es algo, que de ser cierto, pondría en evidencia la degradación del servicio exterior de Venezuela.

Como es de público conocimiento a partir del año 2003 no se celebran concursos de oposición para la carrera diplomática y prácticamente la Casa Amarilla ha sido vaciada de sus funcionarios de carrera, remplazados por personas cuya credencial es ser afectos al proceso revolucionario, sin tener en la gran mayoría dos casos la preparación necesaria para desempeñar la delicada función diplomática.

Uno de los aspectos de  este abominable hecho es el aparente uso que se le estaría dando a la valija diplomática de esa misión. La valija diplomática solo puede ser utilizada, según la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas, para el envio de correspondencia, documentos y objetos oficiales y la responsabilidad principal de lo que se envía desde Venezuela le compete al Canciller y desde las misiones en el exterior al embajador o jefe de la delegación.

El hecho de que la juez Florence Muchumi haya emitido una orden de arresto en contra del primer secretario de la embajada Dwight Sagaray implica necesariamente que el gobierno venezolano renunció a la inmunidad diplomática de su funcionario, ya que eso es un requisito sine qua non para que se pueda procesar a un diplomático.

En el caso de que se compruebe  el tráfico de drogas hacia Kenia como afirma la prensa local de esa nación, la comisión del delito se originaría en Venezuela desde donde salió la valija cerrada y con sello lacrado, y culmina con el uso que se le da al llegar ésta a su destino. La Asamblea Nacional  debería interpelar al Canciller para que dé las explicaciones de cómo pudo eso ocurrir y la Fiscalía General de la República debería iniciar una investigación para conocer todas las aristas de este gravísimo caso.

En todo caso este escándalo diplomático dejaría muy mal parado al actual servicio exterior venezolano y demuestra que la meritocracia no era un capricho sino una necesidad para desempeñar con decoro la representación del país.


Política


 
Liberté, égalité et fraternité para algunos

Liberté, égalité et fraternité para algunos

 
La debilidad en los principios democráticos

La debilidad en los principios democráticos

 
El desmontaje del

El desmontaje del "mito" Chavista y el futuro de América Latina

 


Sociedad


 

Estudiantes y periodistas

 

Escasez de hostias

 

Jesús y Pilatos

 

blog comments powered by Disqus

 
Sobre Autor