Caracas, Lunes, 21 de abril de 2014

Sección: Editorial

ENVIAR A UN AMIGO  |  ENVIAR AL DIRECTOR

La farsa continúa

Lunes, 11 de junio de 2012

Hay que explicar y convencer al país que otro periodo de Chávez o, si las circunstancias lo imponen, de un sustituto; no puede ni podrá mejorar la condición de vida de los venezolanos y, por el contrario, sepultará aún más al país en una crisis tan grande que tardará varias generaciones enderezar el entuerto

Hoy se inscribe Hugo Chávez para presentarse como candidato, por tercera vez, a la Presidencia de la República. Lo hace en condiciones misteriosas sobre el verdadero estado de su salud. A veces dice que está enfermo, otras que está mejor, pero sin un diagnóstico público médico nunca se sabrá la verdad.

Lo cierto es que la hegemonía comunicacional del gobierno está disparando con toda su artillería para tratar de anular toda posibilidad de cambio en nuestro país. Los órganos del Estado, en otro acto que muestra su angustia por un inminente cambio de Gobierno, de un plumazo anulan a Podemos y PPT. Si no estás con el comandante no puedes estar con nadie.

Que el Presidente en rueda de prensa se vea impulsado a rescatar los presuntos valores éticos y morales de Didalco Bolívar es una muestra de que no las tiene todas consigo. Que el CNE se vea en la necesidad de impedir la elección en Miami y con desparpajo las mande a realizar a miles de kilómetros en Nueva Orleans, es que desde ya están contando con mucha preocupación los votos.

El tema del registro electoral, de las “capta huellas” y otras argucias, son parte de la estrategia para preparar una eventual manipulación de los resultados si el margen de  estos es estrecho. Si no,  ¿para qué anular los 20.000 votos de Miami? ¿ Qué razones hay para no entregarle a la oposición los datos de los electores inscritos en el CNE?

La  mejor respuesta a todos estos ardides está en convencer a la gran mayoría de los venezolanos de  que, más que trucos  electorales  a futuro, lo que hoy  existe es precisamente el  mayor fraude que se haya cometido en el país al convertir una seguidilla de mentiras en la única verdad.  

Hay que explicar y convencer al país que otro período de Chávez o, si las circunstancias lo imponen, de un sustituto; no puede ni podrá mejorar la condición de vida de los venezolanos y, por el contrario, sepultará aún más al país en una crisis tan grande que tardará varias generaciones para enderezar el entuerto.

Acabemos de una vez con la farsa y ayudemos a Capriles y a la alternativa democrática a reconstruir en paz a Venezuela.


Política


 
Liberté, égalité et fraternité para algunos

Liberté, égalité et fraternité para algunos

 
La debilidad en los principios democráticos

La debilidad en los principios democráticos

 
El desmontaje del

El desmontaje del "mito" Chavista y el futuro de América Latina

 


Sociedad


 

Estudiantes y periodistas

 

Escasez de hostias

 

Jesús y Pilatos

 

blog comments powered by Disqus

 
Sobre Autor