Caracas, Miércoles, 16 de abril de 2014

Sección: Editorial

ENVIAR A UN AMIGO  |  ENVIAR AL DIRECTOR

Este 7 de octubre Chávez no es solo Chávez

Viernes, 13 de julio de 2012

Los venezolanos van a elegir el 7 de octubre es al nuevo Presidente, ciertamente; pero con Chávez van a tener que votar al mismo tiempo por todas las equivocaciones, fallas, descuidos y falta de atención que él ha liderizado hasta ahora, y que obviamente seguirían con él si llegara a ser reelecto

Tuvo razón el Presidente este jueves cuando en Barcelona, ante sus seguidores, reconociera que hay fallas, que hay crecientes quejas de la población, chavistas incluidos, por promesas incumplidas, por gestiones deficientes de Gobernadores y Alcaldes chavistas. Tuvo razón en dos aspectos.

En el primero más bien se quedó corto, pues no hay sólo fallas y gestiones deficientes, lo que se ha demostrado desde 1999 es una abrumadora, insuperable incompetencia generalizada, un derroche multimillonario de recursos en obras ofrecidas pero no cumplidas, terminadas a medias, paralizadas o simplemente olvidadas, una administración tan patéticamente mala que ni siquiera hay excepciones. Se quedó corto, además, porque el Presidente no puede desembarazarse tan fácilmente de la incompetencia de quienes han sido nombrados por él, amparados por él y ratificados por él.

En el segundo aspecto parece tener razón, lo que se va a decidir el 7 de octubre es sólo la elección del nuevo Presidente, cargo al cual aspira nuevamente Hugo Chávez quien, seguramente, debe estar viendo con temor que ni el despliegue de dinero, amenazas, agresiones e insultos, ni todo el aparataje gubernamental, han podido frenar a su adversario Henrique Capriles, cuya popularidad crece día a día, pueblo a pueblo, casa a casa, persona a persona.

Pero se equivoca también en este aspecto, porque lo que los venezolanos van a elegir el 7 de octubre es al nuevo Presidente, ciertamente; pero con Chávez van a tener que votar al mismo tiempo por todas las equivocaciones, fallas, descuidos y falta de atención que él ha liderizado hasta ahora, y que obviamente seguirían con él si llegara a ser reelecto.

Por Capriles, en cambio, los electores van a votar por un administrador que ha demostrado eficiencia y obras en sus gestiones, y por la posibilidad de una Venezuela rejuvenecida, repotenciada, moderna y eficaz. Justamente lo que Chávez no puede ofrecer.


Política


 
La sangre de las espinas

La sangre de las espinas

 
La MUD le lavó la cara

La MUD le lavó la cara

 
Democracia electoralista: estratagema contra la libertad individual y el orden espontáneo

Democracia electoralista: estratagema contra la libertad individual y el orden espontáneo

 


Sociedad


 

Papi Becerra, adiós

 

Nuevos modelos del negocio periodístico

 

El Vaticano como tercero indispensable

 

blog comments powered by Disqus

 
Sobre Autor