Caracas, Viernes, 18 de abril de 2014

Sección: Internacionales

ENVIAR A UN AMIGO  |  ENVIAR AL DIRECTOR

Respuesta a José Piñera

El gobierno de Allende desde dentro, y el golpe militar

Carlos Medina de Rebolledo

Domingo, 16 de mayo de 2010







   Foto: Google

Siempre he creído que es un buen ejercicio de higiene histórica el que los oponentes de antaño se reúnan cara a cara, o por los medios de comunicación con el fin de ventilar  las verdades de cada uno a la luz de la reflexión y serenidad que sólo nos regala la distancia de los hechos acaecidos. Es lo que me lleva a contestar las verdades, medias verdades de los hechos que presenta el señor Jose Piñera en su articulo Una casa dividida...

Lo primero que choca a mi vista es el retrato del Presidente Salvador Allende enmarcado en la bandera chilena, lo cual considero expresión del romanticismo patriotero chileno, país que conozco muy bien por haber vivido en este desde los 3 años de edad. Mi segunda patria.  En primer lugar, el doctor Salvador Allende era euro-.judío-chileno. Lo primero por su padre, lo segundo por su madre de apellido Gossen y lo tercero por haber nacido en ese país. El mismo no se consideraba “chileno” en el estricto sentido del gentilicio, es decir,  indo-chileno como el 75% de la población. Por el contrario, desde temprano dio muestras de ser muy poco chileno. Cuando su cargo como Ministro de Salud del Frente Popular de Pedro Aguirre Cerda (1938-1946) Allende intentó pasar como ley su proyecto de limpieza étnica de los indígenas por el método socialista-nacionalista de las esterilizaciones.  Las revelaciones del valiente escritor investigativo  profesor Victor Farías, un ex socialista exiliado en Berlín, donde impartía clases en la Universidad libre, han impactado a la opinión pública mundial por la verdad socialista que desvela. Como médico  Salvador Allende Gossen había escrito su tesis doctoral inspirado en la moda eugenésica de los años 30. (Salvador Allende Gosssen Higiene mental y delincuencia, tesis que Allende presentó en la Universidad de Chile en 1933.)

Allende demostró tal entusiasmo por esta teoría inhumana que llegó a disertar  varias veces en favor de la Eugenesia para eliminar psicopatías, como el comportamiento criminal, el alcoholismo y la homosexualidad. Ese estado de indefinición sexual  Allende lo consideraba como una enfermedad curable y ya siendo ministro de Salud de la coalición socialista-radical-comunista Frente popular (1938-1941) presentó un proyecto de ley por el cual se obligaría a los homosexuales a someterse  a un “trasplante de testículos”. Su proyecto de ley afortunadamente no obtuvo mayoría gracias a la férrea oposición de los demócratas.

El objetivo de Allende, en sus declaraciones entonces al diario oficial La Nación, en cuanto a que su proyecto  era «un trípode legislativo en defensa de la raza»,  nos lleva la conclusión que no podía tener otro objetivo mas que el de implementar un programa de eliminación total de los indígenas sometidos por los euro-chilenos. ¿Cuál raza iba a defender Salvador Allende Gossen? Allende no era Mapuche, sino hijo de un hispano-chileno y de una Azquenasar-chilena.

Allende pretendía que por ley se crease un Tribunal de Esterilización, que dictara sentencias sin siquiera dar oportunidad a los familiares  para que  defendiesen a las víctimas. En el artículo 23 de su proyecto se lee  «Todas las resoluciones que dicten los tribunales de esterilización (...) se llevarán a efecto, en caso de resistencia, con el auxilio de la fuerza pública”.  (Antisemitismo y Eustanasia, Victor Farías, Berlín.)

Como sabemos, el partido de Allende antes del Frente popular se llamaba Partido nacional socialista. Sus militantes se vestían de uniformes marrones y hacían el saludo nazi, además recibieron dinero del PNSD de Hitler. Creo que el poster que se adjunta le hace más fidedigno a la realidad que Salvador Allende fue en vida.

Debo puntualizar las siguientes realidades que demuestran que Allende, navegando entre el racismo nazi y el marxismo obtuso (muy común en los marxistas euro-chilenos), fue un instrumento más del imperialismo ruso en sus intentos de expansionismo geopolítico en América Latina. Desde el interior de La moneda en mi puesto como Censor de radioemisoras bajo el ministro de la Presidencia Anibal Palma Fourcade y después como Jefe de prensa del Ministerio de vivienda bajo el mismo ministro puedo asegurarlo.

 

1.     Allende había entregado la distribución general de los alimentos al MIR, encabezado por el general del aire Alberto Bachellet, quien empleó solamente a miristas en esa labor, que supuestamente harían llegar los alimentos a precios políticos a todos los pobres por el sistema de “Distribución directa”, es decir, solamente para las agrupaciones controladas por el MIR. La mitad de los productos era desviada al mercado negro a precios diez veces mayores, lo cual causó el desabastecimiento. El objetivo era comprar con alimentos a los habitantes de los barrios marginales con el fin de usarlos como carne de cañón en la Revolución chilena que el imperialismo ruso había planeado.

2.     Desde el test de golpismo El Tancazo de  junio de 1973 Allende entregó parte del poder ministerial a los comandantes de las Fuerzas armadas con la única intención de dividirlas, Existían  planes secretos que habían sido elaborados con Fidel castro en ocasión de su larga visita-intervención en 1970, que incluyó su personal inspección de barrios, ciudades, villorrios y hasta regimientos militares a lo largo de todo Chile.

3.     En septiembre de 1973 Allende estaba haciendo tiempo para que arribaran dos barcos cargados de armas rusas de infantería y combates antitanques, suficientes para armas dos a tres divisiones. No alcanzaron a descargar porque los militares se adelantaron y aseguraron todos los puertos y aeropuertos del país.  En su visita a Moscú a principios de 1973 Allende había obtenido ese crédito (los rusos nunca regalan nada) para la compra de ese armamento y además dinero de bolsillo. (50 mil USD según el Archivo Mitrokhin). Según el oficial de la KGB Vasili Mitrokhin, Allende había sido dependiente del dinero ruso en todas sus campañas políticas y contaba con un enlace privado en ese organismo. ¿Qué iba a dar en cambio? Chile. Y Chile ya contaba con una oficina de la STASI en Santiago encargada de coordinar al Partido comunista y al Socialista, y que además consiguió infiltrar el  ala izquierdista del Partido Demócrata Cristiano. (Archivos de la STASI, Berlín)

4.     Allende sabía que el Partido Comunista había enviado a más de 5.000 militantes jóvenes a los campos de entrenamiento de Cuba, Argelia, Alemania Comunista y Corea del Norte.  Su propio partido Socialista se resistía a ser arrastrado a la Guerra civil. Fue la causa del distanciamiento entre Allende y Carlos Altamirano. El mismo secretario general Luis Corbalan Lepe había anunciado en una entrevista libro “27 horas con Corbalan”:  “sabremos responder al golpe fascista con nuestras propias fuerzas entrenadas y bien armadas”.  Lo que no se esperaba Corbalan era que el 99% de los comunistas se declaraban comunistas democráticos y aborrecían la idea de una guerra civil por el Socialismo, que sabían era  solo un pretexto geopolítico ruso. Al hacer Corbalan un llamamiento a la insurrección armada en contra de la dictadura de Pinochet, solo la secundó el ruso Volodia Teiltelboim.

5.     Allende sabía que el Presidente de Argentina entonces, Raul Alfonsin había prometido 500.000 metralletas a las Juventudes radicales del Partido radical (socialdemócrata). 

6.     Allende se equivocó en el timing del lanzamiento de la Guerra civil chilena, porque a pesar de las rabietas de Fidel Castro por teléfono,  retrasó el envió aerotransportado de 10.000 soldados de infantería cubanos que funcionarían en Chile como instructores de los grupos extremistas. (Fuente: Comandante Jiménez Rugeiro, Copenhague)  No alcanzaron a ser puestos en los aviones, principalmente por las dificultades económicas de Cuba y la reticencia de los rusos de “prestarles” mas dinero. El castrismo ya se había gastado 38 mil millones de USD en sus aventuras guerreras intentando o creando guerras civiles en Rep. Dominicana (1959), Estados Unidos con los Panteras negras (1960-1970), Argelia (1960) Congo (1961) Venezuela (1961),  Argentina (1961) Nicaragua (1962-1979),  Bolivia (1967), Angola (1975),  Etiopía  y Eritrea (1974-1991) Mozambique (1962),  Tanzania ( Guatemala (1962-1989), El Salvador ( 1979-1992),  Namibia y Sudáfrica ( 1966-1990), Yemen (1980), y un centenar de otros países que aun no han sido tan manipulados por el imperio ruso y Cuba para ser noticias en los diarios.

Todo lo anterior es para aportar con información honesta hasta ahora desconocida en Latinoamérica, ya que la confrontación real no fue entre marxistas y demócratas como cree el señor Piñera, sino que lo fue, por una parte el imperialismo ruso y su testaferro castrista, y por la otra los Estados Unidos y el mundo libre.  Pura guerra fría para ganar o defender posiciones geopolíticas. Como ha quedado al descubierto por la desclacificación de los documentos de la CIA, este organismo realizó sus propios programas de desestabilización del (des) gobierno de Allende.  ¿Con qué derecho? El derecho que conceden las cañoneras.

 No concuerdo con el señor Piñera en cuanto a que fue necesario el golpe militar, por muy justificado que resultó por las resoluciones de la Cámara de diputados y de la Corte suprema de 1973, además del apoyo del Presidente del senado Eduardo Frei y el clamor popular de la clase media.  El Gobierno de la Unidad popular era una desunión total por causa de las trasgresiones a la ley, infiltraciones e intervencionismo de los cubanos, sandinistas  y unos 10.000 marxistas exiliados. El Presidente del PR senador Anselmo Sule me confió en agosto de 1973 “Lo que mas nos preocupa es el vació de poder en La Moneda y la influencia de comunistas y miristas en el Presidente Allende. Vamos a la catástrofe”. 30 días mas y los militares hubieran sido solicitados por la misma Unidad popular (menos la nomenclaturas comunista y mirista) para que asumieran la administración total, sin pegar un tiro. El Partido liberal de Rafael Tarud y los socialdemócratas ya habían huido del barco que se hundía irremisiblemente.  ¿Por qué los comandantes en jefe dieron el golpe cuando ellos sabían muy de todo esto? Me consta y  así lo declararía ante un juez. Después del Tancazo hice un estudio de todos los generales que pudiera liderar el golpe militar  para publicar por partes por Radio del Pacifico donde hacia comentarios políticos.  Mi conclusión fue única: el líder del golpismo se llamaría Augusto Pinochet Ugarte.  Antes de emitirlo lo pasé a La moneda. La respuesta fue el silencio total y las miradas de sospecha de los cubanos y alemanes RDA hablando con acento chileno.  Días después de las emisiones la Inteligencia militar me hizo fotografiar entrando en la radioemisora.  ¡Había dado en el clavo! Mal lo pasé cuando me detuvieron en el Regimiento Blindados número dos, porque la única pregunta fue ¿Cómo lo sabias? ¿Te lo dijeron los analistas rusos? ¿Los cubanos? ¿A mí, pobrecito periodista que era yo?

La conclusión final y coincidente con el señor Piñera es que el golpe militar chileno no fue un golpe de palacio típico de republicas bananeras. Fue la punta del iceberg de la guerra muy fría que azotaba a Sudamérica. Lo importante para el futuro del dialogo político latinoamericano es tomar ejemplo de este caso, porque en efecto el civismo del pueblo chileno impidió la Guerra civil a la cual lo querían arrastrar. Al mismo tiempo ese mismo civismo dialogante cerró la puerta a los generales que intentaron eternizarse en el poder. La Concertación centro izquierda que gobernó 16 años es la prueba, así como la entrega pacifica del poder a los anticomunistas. ¡Que tomen nota los pueblos latinoamericanos!

Carlos Medina de Rebolledo
Ex comunista
(IpaNew UK), Londres
www.ipaebooks.org
Cmedinarebolledo@yahoo.se

ANALITICA.COM no se hace responsable por las declaraciones y conceptos emitidos en los artículos de opinión publicados en nuestro sitio Web, los cuales son de la exclusiva responsabilidad de sus autores


Mundo


 
Intenso movimiento sísmico se siente en la capital mexicana

Intenso movimiento sísmico se siente en la capital mexicana

 
Canciller chino se reunirá este lunes con Nicolás Maduro

Canciller chino se reunirá este lunes con Nicolás Maduro

 
Políticos y gobiernos de todos los signos recuerdan a García Márquez

Políticos y gobiernos de todos los signos recuerdan a García Márquez

 


Sociedad


 

La política y la militarización de la justicia

 

A contracorriente

 

La tecnología priva

 

blog comments powered by Disqus

 

Todo sobre:

Allende 

Sobre Autor