Caracas, Sábado, 19 de abril de 2014

Sección: Internacionales

ENVIAR A UN AMIGO  |  ENVIAR AL DIRECTOR

Geopolítica del Medio Oriente

Aníbal Romero

Jueves, 15 de marzo de 2012

Los acomodados y atemorizados gobernantes en Arabia Saudita, Qatar, Kuwait y Bahréin, temen mucho más a un Irán que agita las masas chiitas y procura armarse con armas nucleares, que a una Israel cuyos propósitos estratégicos son bien conocidos y se centran en su propia supervivencia







   Foto: Google

Llega a su fin en el Medio Oriente una larga y convulsionada etapa de relaciones estratégicas, que podríamos designar como la etapa "nasserista" en referencia al controversial líder egipcio. Dicho período se caracterizó por la preeminencia del enfrentamiento árabe-israelí y la cuestión palestina, la función del nacionalismo como cemento interno de los Estados árabes, la relativa subordinación de tradicionales tensiones religiosas y étnicas, y el papel crucial de poderes externos a la región en su curso geopolítico.

La nueva realidad presenta otros ejes de enfrentamiento. Por un lado el fin del nasserismo, que a su manera todavía encarnaban las dictaduras en Egipto, Irak, Libia y Siria, lejos de significar el salto a una etapa de libertad ha abierto las puertas a la desintegración y la anarquía. El nacionalismo pierde intensidad y la división religiosa entre sunitas y chiitas, así como las rivalidades tribales, desvían las miradas árabes fuera de Israel y minimizan el tema palestino. La amenaza del Irán chiita, empeñado en convertirse en poder regional dominante, hace cundir el pánico entre las monarquías sunitas de Arabia Saudita y los Emiratos; mientras tanto Libia comienza a desmembrarse, y los antagonismos entre regiones y decenas de milicias armadas despedazan el país.

Los acomodados y atemorizados gobernantes en Arabia Saudita, Qatar, Kuwait y Bahréin, temen mucho más a un Irán que agita las masas chiitas y procura armarse con armas nucleares, que a una Israel cuyos propósitos estratégicos son bien conocidos y se centran en su propia supervivencia.

La insurgencia chiita, promovida por Teherán también en Irak, hace temblar carcomidas estructuras y despierta el fantasma de un fundamentalismo religioso que podría extenderse como reguero de pólvora. Por su parte, Assad procura sostener la alianza de minorías que articula su gobierno en Siria y lo hace con apoyo iraní, ante la creciente desafección de la mayoría sunita.

Este complejo rompecabezas, que por momentos pareciera favorecer a Israel en vista del relativo debilitamiento de algunos de sus vecinos, es capaz de transformarse radicalmente en corto tiempo.

Por un lado, el programa nuclear iraní es percibido en Jerusalén como una amenaza existencial.

Un ataque preventivo de Israel contra las instalaciones atómicas de Irán desataría un conflicto de grandes proporciones y forjaría ambiguas alianzas.

Por otro lado, la anarquía que se expande desde el seno de las hambrientas masas egipcias y penetra hacia el resto de la región, bien podría conducir a los acosados jefes militares en El Cairo a suspender el tratado de paz con Israel, que suscribieron en su momento Sadat, Begin y Carter, para restaurar la fuerza del nacionalismo antisionista como médula espinal de la política árabe.

¿Atacará Israel a Irán? Si lo hace presumo que no contará con el apoyo de Barack Obama, ya en franca retirada de Irak y Afganistán, concentrado exclusivamente en su reelección, y consciente del impacto negativo del aumento del precio de la gasolina sobre el electorado estadounidense. Precios altos del combustible son la condena a muerte para una segunda presidencia del actual ocupante de la Casa Blanca.

En síntesis, el Medio Oriente no se debate hoy entre la libertad y el autoritarismo sino entre la estabilidad y el caos; y en el plano estratégico el eje no pasa por el nacionalismo árabe frente a Israel, sino que se focaliza en la crisis interna de una civilización islámica escindida entre chiitas y sunitas, que aún evaden el tránsito a la modernidad.

ANALITICA.COM no se hace responsable por las declaraciones y conceptos emitidos en los artículos de opinión publicados en nuestro sitio Web, los cuales son de la exclusiva responsabilidad de sus autores


Mundo


 
Lula viajará a España y Portugal y recibirá título honoris causa en Salamanca

Lula viajará a España y Portugal y recibirá título honoris causa en Salamanca

 
El papa presidirá su segunda vigilia pascual y bautizará a diez catecúmenos

El papa presidirá su segunda vigilia pascual y bautizará a diez catecúmenos

 
Putin quiere llegar hasta Kiev, la Jerusalén rusa, según Yevgueni Kisiliov

Putin quiere llegar hasta Kiev, la Jerusalén rusa, según Yevgueni Kisiliov

 


Sociedad


 

Posdiálogo, como lo veo yo

 

Mi Venezuela de ayer y de hoy

 

El 19 de abril de 1810: Los mantuanos caraqueños y la defensa de su Rey Fernando VII

 

blog comments powered by Disqus

 

Columnista:

 

Aníbal Romero

Ver perfil
Ver artículos


Sobre Autor