Caracas, Viernes, 18 de abril de 2014

Sección: Internacionales

ENVIAR A UN AMIGO  |  ENVIAR AL DIRECTOR

La situación religiosa de Fernando Lugo

Carlos Zapata

Martes, 26 de junio de 2012

Fernando Lugo fue ordenado sacerdote el 15 de agosto de 1977 y consagrado obispo el 17 de abril de 1994.  En enero de 2005, renunció como prelado argumentando que su madre era anciana y estaba enferma, por lo cual necesitaba de sus cuidados







   Foto: Google

Por esa razón, el Papa Juan Pablo II aceptó su renuncia, convirtiéndolo en obispo emérito de la Diócesis de San Pedro.

En el año 2006, Lugo solicitó al Vaticano permiso para alejarse de su condición religiosa y así poder dedicarse a la política. Pero la Santa Sede no vio la existencia de una justa y razonable causa, exigida en el canon 90 del Código de Derecho Canónico para concederle la dispensa solicitada.

En enero de 2007, fue suspendido “a divinis” por el Vaticano. Sin embargo, el 30 de junio de 2008, habiendo ganado la máxima magistratura, recibió una dispensa del Papa Benedicto XVI para que pudiera ejercer la Presidencia de Paraguay desde el 15 de agosto.

La dispensa le concedió al obispo su “retorno al estado laical” (más adelante verán el porqué de las comillas) dándole derecho a recibir los sacramentos como católico; incluido el matrimonio, por lo que si quisiera se podría casar por la Iglesia.

Pero de acuerdo con el canon 1008 del Código de Derecho Canónico, el cual fue modificado por Juan Pablo II el 26 de octubre de 2009 a través de una Carta Apostólica en forma del Motu proprio “Omnium in mentem”, el sacramento del Orden tiene carácter indeleble; es decir, no se puede borrar. Veamos lo que dice:

“Mediante el sacramento del Orden, por institución divina, algunos de entre los fieles quedan constituidos ministros sagrados, al ser marcados con un carácter indeleble, y así son consagrados y destinados a servir, según el grado de cada uno, con nuevo y peculiar título, al pueblo de Dios”.

No obstante, la dispensa eclesiástica otorgada es “perpetua”, por lo que Fernando Lugo “ya no podrá retomar su condición de clérigo”. Ahora veamos lo que aclara –y refuerza- el Catecismo de la Iglesia Católica:

1582 Como en el caso del Bautismo y de la Confirmación, esta participación en la misión de Cristo es concedida de una vez para siempre. El sacramento del Orden confiere también un carácter espiritual indeleble y no puede ser reiterado ni ser conferido para un tiempo determinado (cf Concilio de Trento: DS 1767; LG 21.28.29; PO 2).

1583 Un sujeto válidamente ordenado puede ciertamente, por causas graves, ser liberado de las obligaciones y las funciones vinculadas a la ordenación, o se le puede impedir ejercerlas (cf CIC can. 290-293; 1336, §1, 3 y 5; 1338, §2), pero no puede convertirse de nuevo en laico en sentido estricto (cf. Concilio de Trento: DS 1774) porque el carácter impreso por la ordenación es para siempre. La vocación y la misión recibidas el día de su ordenación, lo marcan de manera permanente.

Pero entonces uno se preguntaría, y cómo habría de ejercer alguien irregular. Esto es lo que responde el Catecismo:

1584 Puesto que en último término es Cristo quien actúa y realiza la salvación a través del ministro ordenado, la indignidad de éste no impide a Cristo actuar (cf Concilio de Trento: DS 1612; 1154).

San Agustín lo dice con firmeza:

«En cuanto al ministro orgulloso, hay que colocarlo con el diablo. Sin embargo, el don de Cristo no por ello es profanado: lo que llega a través de él conserva su pureza, lo que pasa por él permanece limpio y llega a la tierra fértil [...] En efecto, la virtud espiritual del sacramento es semejante a la luz: los que deben ser iluminados la reciben en su pureza y, si atraviesa seres manchados, no se mancha» (In Iohannis evangelium tractatus 5, 15).

Ingeniero.carlos@gmail.com

ANALITICA.COM no se hace responsable por las declaraciones y conceptos emitidos en los artículos de opinión publicados en nuestro sitio Web, los cuales son de la exclusiva responsabilidad de sus autores


Mundo


 
EEUU anuncia envío de

EEUU anuncia envío de "asistencia militar no letal" a Ucrania

 
Corea del Sur agota las esperanzas de encontrar supervivientes del naufragio

Corea del Sur agota las esperanzas de encontrar supervivientes del naufragio

 
Minisubmarino termina su primera misión completa en busca avión desaparecido

Minisubmarino termina su primera misión completa en busca avión desaparecido

 


Sociedad


 

El Nazareno

 

La hora de El Vaticano

 

Contaminar, un crimen contra la humanidad

 

blog comments powered by Disqus

 
Sobre Autor