Caracas, Jueves, 17 de abril de 2014

Sección: Medicina y Salud

ENVIAR A UN AMIGO  |  ENVIAR AL DIRECTOR

La Eritropoyetina Beta es más que Energía para Vivir

Comstat Rowland

Miércoles, 6 de junio de 2007

El uso de esta molécula ayuda a mejorar la calidad de vida de los pacientes que sufren de anemia a causa de la quimioterapia, lo cual evita la necesidad de transfusiones de sangre.

Una de las consecuencias más traumáticas del tratamiento con quimioterapia para los pacientes con cáncer son sus efectos secundarios. Como bien se sabe, la quimioterapia produce efectos tóxicos en los pacientes, los cuales pueden manifestarse a través de síntomas muy variados tales como reacciones alérgicas, arritmia, dolor de cabeza, vómitos y caída del cabello, con la consecuente pérdida de autoestima, entre otros.

La oncóloga, Dra. Isabel Villamediana explica que la anemia, además, es otro de los tantos efectos producidos por la aplicación de la quimioterapia, ya que es una afección en la que la cantidad de glóbulos rojos en la sangre disminuye por debajo de lo normal. Como consecuencia de esto hay una disminución en la cantidad de hemoglobina presente. La enfermedad original le causa anemia al paciente y ésta se agudiza debido a los tratamientos.

La presencia de anemia en pacientes con cáncer a los cuales se les está administrando quimioterapia, produce un menoscabo en su calidad de vida. Como bien indica la Dra Isabel Villamediana, “el paciente presenta dolor de cabeza, taquicardia, palpitaciones, se siente mareado, cansado y con muy poca energía para continuar con el ritmo de vida al que estaba acostumbrado”.

En el pasado, la forma más eficaz de tratar la anemia en este tipo de pacientes, era a través de la realización de transfusiones sanguíneas. Sin embargo, como bien señala la doctora Villamediana, “se necesitan realizar muchas transfusiones para poder aumentar en un punto la hemoglobina”.

Uno de los tratamientos más efectivos para los pacientes que sufren de anemia, es el uso de la eritropoyetina beta. Esta molécula cumple la misma función que la eritropoyetina endógena, la cual es una hormona producida por los riñones que aumenta la producción de glóbulos rojos. La eritropoyetina beta actúa de forma similar a la eritropoyetina, estimulando la producción de glóbulos rojos en la médula ósea, explica la doctora.

La doctora Villamediana apunta que el tratamiento con eritropoyetina beta –en el caso de la dosis de 30.000 unidades- se aplica una vez por semana mediante una inyección subcutánea. Esto permite que el paciente pueda recibir el tratamiento en su casa. En el caso de las dosis de 10.000 unidades, estas se aplican cada dos días, es decir tres veces por semana. “La eficacia de este tratamiento ha disminuido la necesidad de aplicar transfusiones de sangre a los pacientes oncológicos” asegura Villamediana.

Más allá de que con este tratamiento el paciente se ahorra bastante tiempo en lo que se refiere a traslado desde su casa hasta el hospital, logra un aumento sostenido de la hemoglobina por ser tan efectivo consecuentemente el paciente no se siente fatigado, sino con las energías suficientes para continuar con sus actividades diarias, dice Villamediana.

Finalmente, la doctora Isabel Villamediana recalca que el médico tratante “no debe esperar a que el paciente presente una anemia grave para empezar a aplicar el tratamiento con eritropoyetina beta” y agrega que “hay que recordar que este tratamiento tarda en actuar debido a que el efecto de la hormona es acumulativo, así que mientras más temprano se pueda aplicar, mejor. La idea de estas terapias de apoyo es lograr que el paciente se sienta lo más cómodo posible mientras está combatiendo su enfermedad”, concluye.

Contacto de prensa:
Yule Surga Madrid
Comstat Rowland
consultor2@comstatrowland.com


blog comments powered by Disqus

 
Sobre Autor