Caracas, Domingo, 20 de abril de 2014

Sección: Política

ENVIAR A UN AMIGO  |  ENVIAR AL DIRECTOR

Capriles avanza, pero le es arduo romper su techo

Carolina Barros

Viernes, 6 de julio de 2012

Hasta ahora, la mayoría de las consultoras mostraban un liderazgo de Chávez de dos dígitos para la próxima elección y la propia Consultores 21 le otorgaba 10 el mes pasado. Faltan solamente 90 días para las presidenciales del 7 de octubre y el análisis de Consultores 21 es que resta una campaña peleada cuerpo a cuerpo







   Foto: Guillermo Suarez
OTRA ENCUESTA DA UN EMPATE TÉCNICO CON CHÁVEZ

Tan delgada como un pelo es la diferencia en intención de voto entre Hugo Chávez y Henrique Capriles: apenas el 0,1 de punto porcentual, con el 45,9% para el presidente y el 45,8% para el candidato opositor, según midió Consultores 21, la primera de las encuestadoras en mostrar un cambio de tendencia.
 
Hasta ahora, la mayoría de las consultoras mostraban un liderazgo de Chávez de dos dígitos para la próxima elección y la propia Consultores 21 le otorgaba 10 el mes pasado. Faltan solamente 90 días para las presidenciales del 7 de octubre y el análisis de Consultores 21 es que resta una campaña peleada cuerpo a cuerpo, en la que vencerá quien pueda convencer al 9% de indecisos.
 
 «Ambos candidatos ya no están bajo un empate técnico, sino en un empate real», señaló Saúl Cabrera, vicepresidente de la firma. En la medición de Consultores 21 se percibe que desde diciembre pasado Chávez dejó de recuperarse (tuvo un 38,5% en junio de 2011 cuando se conoció su enfermedad, un 47,3% en diciembre 2011 y ahora un 45,3%). Para Cabrera, la explicación está en que desde que Henrique Capriles venció en las primarias de febrero en la Mesa de Unidad, la oposición al bolivariano -con 14 años en el poder- ya tiene un rostro y una identificación. Por eso es que el voto opositor, que en junio de 2011 estuvo en el 51,5%, cayó al 44,5% en diciembre, para subir al 45,8% en esta última medición.
 
Según Cabrera, el candidato que logre capitalizar los 8% o 9% de indecisos, tendrá mayores posibilidades de ganar los comicios. «El ganador de las elecciones no tendrá una ventaja mayor que 6 puntos», dijo ayer al diario ABC.
 
El titular del Parlamento, el chavista Diosdado Cabello, calificó el estudio de «chiste» en su cuenta de Twitter.
 
Sin embargo, un desglose más fino de la encuesta (segunda quincena de junio, 3.000 entrevistas domiciliarias a nivel nacional en dos etapas, margen de error del 3,2%), a la que tuvo acceso Ámbito Financiero, permite apreciar que son varias las áreas a disputar en el tramo final de la campaña, mientras habría valoraciones ya solidificadas, difíciles de revertir, en el electorado.
 
Una es el nivel de agrado (aprobación) de los presidenciables: el 51,4% Chávez, el 49,4% Capriles, que calcaría el empate que revela la intención de voto. Ese mismo valor se superpone en cómo califican los venezolanos la gestión de gobierno de Chávez: el 52,9% dice que es buena, el 46,4% la inscribe como mala.
 
Confianza
En cuanto al nivel de confianza, también Chávez se lleva los laureles: el 48% confía más en Chávez; el 39% confía más en la oposición. Estos guarismos se condicen con los resultados a la pregunta «¿cuál partido político elegiría para hacer cambios?». El 45,1% contestó «el Gobierno»; el 37,7%, «la oposición», porcentajes que indicarían que a Capriles -un candidato nuevo, joven y que promete un cambio en ideología y modo de gestión- se le va a hacer cuesta arriba la instalación, en este último tramo, del «aire fresco» que quiere transmitir su figura.
 
Parece que después de 14 años de sobredosis de chavismo, maratónicas transmisiones en cadena y una saturación en política «roja-rojita» monocolor, los venezolanos continúan viendo en Chávez al candidato más confiable y «novedoso», capaz de instalar los cambios necesarios. Contradicción o excepcionalidad del electorado venezolano, lo cierto es que la encuesta de Consultores 21 muestra que el 41,9% dice que Chávez y su Gobierno son los principales culpables de los problemas actuales (el 53,3% señala a la delincuencia como el principal problema; seguido por un 13,6% que indica que es el desempleo; un 5,1%, la política, y un 3,8%, la economía).
 
Curioso: el 10% dice que «todos nosotros» (los venezolanos) tienen la culpa de los problemas actuales, mientras apenas un 6,6% cree que la tiene la oposición. Éste, el de la delincuencia como principal problema y la «culpabilidad» del Gobierno, será sin duda uno de los temas de campaña a reforzar por el opositor Capriles.
 
En cuanto a la enfermedad de Chávez, el sondeo señala que sólo un 22,2% todavía dice que el presidente «no está enfermo», contra un 71,7% que cree que sí lo está. No obstante, sólo el 16,6% opina que está empeorando; el 45,5% dice que «se está recuperando» y el 33,5%, que «se mantiene estable». Este optimismo, que es, justamente, uno de los valores que mejor transmite Chávez, es el que siente, a su vez, más de la mitad de los venezolanos (54,8%), que confía en que su situación personal va a estar mejor dentro de seis meses. Mejor que la actual, donde el 49% dice que su situación personal es buena y un 48% la ve como mala, y donde, además, sólo un 31,4% cree que el inicio de 2013 los encontrará peor. Esa parece ser la Venezuela que les toca convencer a los «empatados» Capriles y Chávez.

carobarros@yahoo.com

ANALITICA.COM no se hace responsable por las declaraciones y conceptos emitidos en los artículos de opinión publicados en nuestro sitio Web, los cuales son de la exclusiva responsabilidad de sus autores


Nacionales


 
Berrizbeitia: En Miraflores se derrocha el dinero de los venezolanos

Berrizbeitia: En Miraflores se derrocha el dinero de los venezolanos

 

"Batalla campal" obligó a suspender actividades religiosas en Chacao

 
Andrés Velásquez: Un año de Maduro y Venezuela está en ruinas

Andrés Velásquez: Un año de Maduro y Venezuela está en ruinas

 


Sociedad


 

Posdiálogo, como lo veo yo

 

Mi Venezuela de ayer y de hoy

 

El 19 de abril de 1810: Los mantuanos caraqueños y la defensa de su Rey Fernando VII

 

blog comments powered by Disqus

 

Columnista:

 

Carolina Barros

Ver perfil
Ver artículos


Sobre Autor