Caracas, Viernes, 18 de abril de 2014

Sección: Política

ENVIAR A UN AMIGO  |  ENVIAR AL DIRECTOR

Guerra de quinta generación

Freddy D. Yépez Maucó

Miércoles, 4 de febrero de 2009

Mucho estuvimos escuchando a generales venezolanos, hace algo más de un año, hablar con prepotencia sobre la llamada Guerra de cuarta generación. Según Wikipedia, “Una denominación dentro de la doctrina militar estadounidense que comprende a la Guerra de guerrillas, la Guerra asimétrica, la Guerra de baja intensidad, la Guerra Sucia, el Terrorismo de Estado u operaciones similares y encubiertas, la Guerra popular, la Guerra civil, el Terrorismo y el Contraterrorismo, además de la Propaganda, en combinación con estrategias no convencionales de combate que incluyen la Cibernética, la Población civil y la Política. En este tipo de guerras no hay enfrentamiento entre ejércitos regulares ni necesariamente entre Estados, sino entre un estado y grupos violentos o mayormente entre grupos violentos de naturaleza política, económica, religiosa o étnica”

Si algo distingue a los norteamericanos es su afición a la electrónica y a la planificación estratégica. Ambos estados del arte se han fusionado favorablemente porque hoy es posible planificar con mayor flexibilidad gracias a los instrumentos que ofrece la cibernética. Hay sistemas para hacer diseños de ingeniería, los denominados sistemas de ayuda computacional para el diseño. También abundan sistemas para hacer cálculos, proyecciones, estudios de factibilidad, modelos y simulaciones de eventos y sus consecuencias. De esto recordamos, mientras estudiábamos en Stanford University, los frecuentes juegos de simulación estratégica sobre asuntos inherentes a la economía y seguridad de los norteamericanos. Por ello suponemos que la actual “crisis” financiera tuvo necesariamente que ser advertida hace tiempo en muchos de esos simuladores operados en centros de poder. Imposible que no lo hayan analizado.

Hoy, frente a los devastadores efectos de la economía global no solo entre los norteamericanos sino entre sus rivales y enemigos, pensamos que si unimos la crisis con la posibilidad de haberla anticipado, luce con cierta lógica el concluir que se trata de una guerra, no de cuarta sino de quinta generación. Esta es una hipótesis.

Los norteamericanos dejaron correr la crisis. En sus simuladores conocieron los efectos en su país pero también estuvieron al tanto de las consecuencias entre rusos, chinos y países islámicos. Se dieron cuenta de que un descenso importante en la demanda global, ahogaría mercados y a sus suplidores, no precisamente norteamericanos. De esa manera, USA dejaría de financiar el crecimiento ajeno y de enemigos que ahora verán con ojos angustiados la disminución de sus capacidades de modo acelerado. Los rusos que mayoritariamente venden petróleo, armas y aviones están sintiendo que la crisis los ha pegado de la pared. Los chinos han visto descender sus niveles de venta de modo preocupante. Indios, japoneses, coreanos, europeos han tenido que reducir sus niveles de oferta.

La crisis tendrá sus etapas antes de llegar a su fin pero, en ese tránsito, muchas economías y muchos países sufrirán su propio desastre. Habrá un desenlace al final del camino y por supuesto una necesaria readaptación de la economía global. Sin embargo, durante esa transición habrá oportunidades para aquellos que tengan las mejores capacidades de recuperar producción y mercados. Los norteamericanos tienen ambas cosas, un mercado interno ávido de empleo y una maquinaria de producción. Poner en conjunción ambas cosas deja por fuera al sector financiero especulador y a sindicatos sediciosos. Nuevas reglas surgirán de la necesidad de acuerdos dirigidos a elevar el empleo y hacer mover nuevamente la locomotora del consumo. Igual ocurrirá en Europa. Veremos medidas proteccionistas y aparecer, con mayor frecuencia, aquel mensaje en las etiquetas: “Proudly made in the USA”. Por su parte, los europeos de la comunidad tratarán de posicionarse sobre los asiáticos y estos, para sobrevivir, tendrán que asociarse o buscar mayores mercados internos.

Los tiempos que se avecinan anuncian una carrera dirigida a restarle capacidad negociadora a los productores de materia prima. Se acabó la hegemonía de los productores de petróleo que han usado el precio del crudo como misiles balísticos estallando cada día en las economías de los consumidores.

La crisis no fue provocada intencionalmente sino que se desarrolló en medio de una vorágine de ambiciones, desmedido consumo, excesiva confianza en el poder auto regulador de una economía de mercado manejada por hombres inescrupulosos. No obstante, presumimos que en ciertos centros de decisión evaluaron, analizaron y decidieron dejarla explotar para que se convirtiera en la tercera guerra mundial, una de quinta generación, sin tanques, sin aviones caza o bombarderos, sin portaviones ni misiles blackhawk, sin soldados armados de fusiles y granadas. A esta guerra de diseño novedoso, que obviamente traerá miseria, muertos por desatención médica y falta de alimentos y de suministros esenciales para la vida, sobrevivirán naturalmente los países más aptos, los potenciales ganadores de esa guerra tan rápida y efectiva como la cirugía laser. Es una guerra que podría durar unos tres años, según los expertos.

En los días que vienen presenciaremos masivos despidos laborales, signos de gigantescas economías en recesión y una drástica reducción de antiguos prósperos mercados, pero ello no será sino acciones en cámara lenta del avance de esa guerra de efectos expansivos cuyo cerebro se localiza en bien organizados centros de poder. Para el resto solo nos quedará esperar y ver los derrumbes de promesas de desarrollo de economías emergentes. Venezuela es una de ellas.

yemaco@cantv.net

ANALITICA.COM no se hace responsable por las declaraciones y conceptos emitidos en los artículos de opinión publicados en nuestro sitio Web, los cuales son de la exclusiva responsabilidad de sus autores


Nacionales


 
Estudiantes de Margarita protestan en las playas más concurridas de la isla

Estudiantes de Margarita protestan en las playas más concurridas de la isla

 
MP priva de libertad a cuatro personas por ataques contra hijos de

MP priva de libertad a cuatro personas por ataques contra hijos de "la Caperucita"

 
Embarcación se hundió en La Guaira

Embarcación se hundió en La Guaira

 


Sociedad


 

La política y la militarización de la justicia

 

A contracorriente

 

La tecnología priva

 

blog comments powered by Disqus

 
Sobre Autor