Caracas, Domingo, 20 de abril de 2014

Sección: Política

ENVIAR A UN AMIGO  |  ENVIAR AL DIRECTOR

Termotas bolivarianas

Enrique Viloria Vera

Domingo, 15 de julio de 2012

Bien esta nueva versión de la termita, el termes bolivarienense se ha desarrollado en Venezuela de manera intensa en la última década.. Nuestro nuevo comején revolucionario, a diferencia de las termitas tradicionales, se alimenta, sin embargo, de materiales distintos a la madera: le fascinan las instituciones: la democracia representativa, la separación de poderes, los derechos humanos, la libertad de expresión, para írselos comiendo poco a poco, a la vista de todos, muy indudablemente







   Foto: Google

Al calor del encendido y abrasador discurso del Híper Líder, el proceso ha incubado y procreado una nueva especie de termita. Recordemos, DRAE de por medio, que la termita, conocida por el diccionario de marras más como termes, es un “insecto del orden de los isópteros, que, por su vida social, se ha llamado también, erróneamente, hormiga blanca. Roen madera, de la que se alimentan, por lo que pueden ser peligrosos para ciertas construcciones”.

Bien esta nueva versión de la termita, el termes bolivarienense se ha desarrollado en Venezuela de manera intensa en la última década.. Nuestro nuevo comején revolucionario, a diferencia de las termitas tradicionales, se alimenta, sin embargo, de materiales distintos a la madera: le fascinan las instituciones: la democracia representativa, la separación de poderes, los derechos humanos, la libertad de expresión, para írselos comiendo poco a poco, a la vista de todos, muy indudablemente.

Más que la madera a las termitas bolivarianas les encanta el concreto, sobre todo si son plantas industriales, bancos, aseguradoras, centros comerciales, edificios del centro histórico, depósitos de alimentos, en fin, cualquier edificación que se le atraviese en el camino a la Termita Suprema; la engullen prontamente, la convierten en polvo, en carcoma, en tamo, en ceniza: la pulverizan sin piedad pues como si fuera un escuálido opositor.

Estas termitas bolivarianas se reproducen con sorprendente facilidad en otros países del continente. Las nuestras, armadas de petróleo, gasolina o gas natural son capaces de llegar volando en AIRBUS a países hermanos para imponer su ya conocida manera de engullir y destruir; proclaman una constituyente contra los demás insectos y prontamente - con la ayuda de las nuevas termitas bolivarianas locales - se almuerzan leyes y por sendos decretos se alzan con la comida, la manducatoria, la pitanza institucional que les da vida legal pero no legítima.

Estas termitas bolivarianas son cada vez más estudiadas no por entomólogos que la consideran más peligrosa que el caracol africano, sino por politólogos, economistas, internacionalistas, por gobiernos extranjeros y organismos internacionales interesados en exterminar prontamente esta novedosa plaga del Siglo XXI.

 

 

viloria.enrique@gmail.com

ANALITICA.COM no se hace responsable por las declaraciones y conceptos emitidos en los artículos de opinión publicados en nuestro sitio Web, los cuales son de la exclusiva responsabilidad de sus autores


Nacionales


 
Oposición marchará por partida doble este domingo

Oposición marchará por partida doble este domingo

 
Habilitarán canal de contraflujo en la Caracas-La Guaira

Habilitarán canal de contraflujo en la Caracas-La Guaira

 
Aveledo: Gobierno y estudiantes deben tener su propio diálogo

Aveledo: Gobierno y estudiantes deben tener su propio diálogo

 


Sociedad


 

Estudiantes y periodistas

 

Escasez de hostias

 

Jesús y Pilatos

 

blog comments powered by Disqus

 

Columnista:

 

Enrique Viloria Vera

Ver perfil
Ver artículos


Sobre Autor