Caracas, Jueves, 24 de abril de 2014

Sección: Política

ENVIAR A UN AMIGO  |  ENVIAR AL DIRECTOR

La democracia está en peligro y hay que rescatarla con votos

Zenair Brito Caballero

Sábado, 28 de julio de 2012

La democracia es el gobierno del pueblo, para el pueblo y por el pueblo. Alguna vez se dio en la llamada IV República una recomendación original de un político venezolano







   Foto: Google
No recuerdo si era adeco o copeyano, cuando dijo algo así, como que la democracia era una especie de planta, que requería de mucho cuidado para sobrevivir. Ojalá y los políticos de hoy no olviden lo que una vez se dijo, pero lo cierto es, que en estos momentos todo perfila hacia la necesidad de renovar el cuidado de ese espécimen político tan valioso: la democracia, porque la venezolana está marchita y a punto de morir.

En América Latina el principio que conforma una democracia liberal está en juego. Me refiero a nuestro derecho a que se respeten la dignidad humana, la vida, la educación de calidad, la libertad religiosa, política, económica, de asociación y de expresión. En síntesis, un conjunto de salvaguardas contra el poder tiránico y arbitrario potencial del estado. Los demócratas pensamos que la democracia es el mejor sistema posible para cambiar gobernantes sin mediar la violencia. No hay democracia si existe un partido político único.

Hablamos de una democracia liberal cuando el poder descansa en el pueblo y donde se garantizan los derechos humanos fundamentales. Y para refrenar los apetitos del Estado, con Monstesquieu, hemos abrazado la idea de la separación de los poderes públicos. Este sistema está en peligro en América Latina y Venezuela no es la excepción, pues astutamente, las fuerzas populistas fascistoides han hecho uso de la democracia en cuanto decisión mayoritaria para elegir a un gobierno. Pero, una vez en el poder, empezaron a eliminar las libertades y los derechos de las personas y cambiándole el nombre por revolucionario socialista-comunista.

Basados en la premisa básica liberal, que el poder reside en el pueblo, se ha elegido a “ciertos políticos” quienes luego transforman el sistema libre que los eligió, haciendo el mamotreto de la idea de una democracia y que socialista. Erosionan el respeto esencial a los derechos fundamentales del hombre, a la igualdad ante la ley, a la libertad de los individuos, a la propiedad y al libre mercado.

Les hablo de los Hermanitos Castro, de Hugo Chávez, de Evo Morales, de Daniel Ortega, y de Rafael Correa. Ellos ven como algo natural la expansión indefinida del poder estatal y para ello han logrado cambiar sus constituciones nacionales para adaptarlas a sus visiones populistas fascistoides, principalmente buscando reelegirse casi sin límite de tiempo alguno, pues, como iluminados fascistas, consideran que su liderazgo sustituye a un obsoleto sistema político democrático de frenos y contrapesos. Estos líderes que se denominan revolucionarios socialistas-comunistas viven y provocan crisis permanentes en sus países y en la región para justificar su papel de hombres indispensables y sin intermediarios ente ellos y la nación.

Por eso buscan que haya tan sólo un partido –único- como el PSUV que apoye su labor mesiánica. Es el fascismo de la nueva ola, un socialismo y que del siglo XXI como se jactan de llamarlo y que según hoy recorre el continente y ante el cual ya estamos advertidos. Pero, como contrapeso también tenemos un camino para detenerlo, nuestros votos  depositados en las urnas el próximo 7 de octubre, que llevaran a Venezuela a ser el verdadero país  democrático del PROGRESO.

britozenair@gmail.com

ANALITICA.COM no se hace responsable por las declaraciones y conceptos emitidos en los artículos de opinión publicados en nuestro sitio Web, los cuales son de la exclusiva responsabilidad de sus autores


Nacionales


 
Maduro entre los líderes más influyentes de la revista Time

Maduro entre los líderes más influyentes de la revista Time

 
Ramón Muchacho asegura que PoliChacao no participó en allanamientos

Ramón Muchacho asegura que PoliChacao no participó en allanamientos

 
Mario Vargas Llosa: Elecciones en Venezuela demuestran que los pueblos pueden equivocarse

Mario Vargas Llosa: Elecciones en Venezuela demuestran que los pueblos pueden equivocarse

 


Sociedad


 

La muerte de Globovisión

 

El bufón de Fidel

 

Encuentros sinceros, no desencuentros frustrantes

 

blog comments powered by Disqus

 
Sobre Autor