Caracas, Jueves, 17 de abril de 2014

Sección: Política

ENVIAR A UN AMIGO  |  ENVIAR AL DIRECTOR

Corrupción en la FAN

Manuel Isidro Molina

Martes, 7 de septiembre de 2010







   Foto: Google
Decenas de generales y almirantes de la Fuerza Armada Nacional habrían sido timados y a la vez corrompidos por un agente encubierto supuestamente al servicio del DAS colombiano y por ende de la CIA estadounidense, a partir de la falsificación de una copia de Gaceta Oficial según la cual el Presidente de la República lo autorizaba a penetrar en todas las instalaciones militares del país, hacer evaluaciones de armamento y necesidades de infraestructura, tomar medidas y registros fotográficos.

La salida de Ramón Carrizales

En el affaire militar que le habría costado su salida del Gabinete Ejecutivo al entonces vicepresidente ejecutivo de la República y ministro de la Defensa, Ramón Carrizales, coronel del Ejército en situación de retiro,  habrían participado decenas de empresarios contratistas de obras y servicios, quienes bajo la sugestión de la pronta firma de contratos con el ministerio de la Defensa, habrían adelantado comisiones ilegales a una veintena de altos jefes militares en las 24 guarniciones del país.
 
El autodenominado “Frente por la Justicia y la Dignidad Nacional” -del cual forman parte oficiales militares activos y retirados junto a civiles- denuncia en comunicación enviada a la Presidencia de la República y la Fiscalía General de la República, entre otros destinatarios,  “que una de las operaciones encubiertas de la CIA que se realizó en el estamento militar y que no ha sido investigado por la Fiscalía General y los organismos de inteligencia venezolanos, fue la infiltración y posterior captación de militares del Ministerio de la Defensa, específicamente en la Secretaría Permanente de Conscripción” al mando del “Almirante Carrizo Galué”.

Oficiales generales y almirantes

En dicha comunicación, los denunciantes mencionan con nombres y apellidos a un grupo de oficiales generales y almirantes, oficiales superiores y subalternos, así como a “la hermana” de un ex gobernador del estado Lara y al “ciudadano Thybert Chacón Hernández”, quien habría dirigido toda la operación durante más de dos años.
“Este ciudadano (actualmente preso en el retén La Planta de El Paraíso, Caracas, bajo acusación de corrupción) en complicidad con un grupo de militares, logró hacer un diagnóstico del estado de las infraestructuras de las circunscripciones militares –dicen los denunciantes-, llegando al extremo de tener acceso a las instalaciones militares, obteniendo las necesidades y carencias de las mismas. Se levantaron proyectos de las instalaciones militares contentivas de planos, videos, fotografías…”

Espionaje de envergadura

Seguidamente, especifican que “…en la elaboración de estos proyectos se utilizaron empresas algunas de ellas que formaban parte de ese plan de espionaje y otras que fueron víctimas de un engaño”.

“En dicha operación de espionaje a las instalaciones militares –agregan-, captaron miembros del estamento militar comprometidos con la oposición y civiles comprometidos con el proceso revolucionario, quienes fueron utilizados para darle al plan presencia de sectores revolucionarios tal es el caso de Miguel Mora que fue captado para que trabajara en la comisión presidencial por medio de una oferta de trabajo”.

Comisión presidencial “chimba”

Según las denuncias internas e investigaciones mantenidas, hasta ahora, en secreto, dicha “comisión presidencial” nunca existió realmente, dado que su instalación en Fuerte Tiuna tuvo origen en copia falsificada de la Gaceta Oficial. Dicho documento apócrifo fue hábilmente preparado para que el prenombrado Thybert Chacón Hernández, venezolano, apareciese como presidente de la misma, y así timó inicialmente al almirante Carrizo Galué y otros altos oficiales con mando en las diversas circunscripciones militares del país, por supuestamente ser comisionado del Presidente de la República y Comandante en Jefe de la Fuerza Armada Nacional, Hugo Chávez Frías.

Penetración de los anillos de seguridad

“Cabe destacar –dicen al final de esa parte de la denuncia- que la presencia de estos agentes de la CIA, llegó hasta el segundo anillo de seguridad del Presidente de la República y lo más grave es que tienen toda la información de las necesidades de nuestros cuarteles, digitalizadas a través de empresas que levantaron la información con el consentimiento de algunos militares traidores a la patria”.

Consultores jurídicos del Palacio de Miraflores y del ministerio de la Defensa, según los informantes, habrían intercedido subrepticiamente en favor de la libertad del principal involucrado en el escandaloso caso, Thybert Chacón Hernández, quien hasta ahora solo ha sido imputado por corrupción, pero no por espionaje.

Thybert Chacón y Miguel Mora

Al formalizarse la investigación de presunto espionaje contra la Fuerza Armada Nacional, que en el fondo es lo más grave, las imputaciones y posteriores acusaciones tendrían que recaer en decenas de altos oficiales militares, algunos de quienes además habrían recibido coimas por parte de las empresas involucradas en los levantamientos de información. A su vez, las empresas y empresarios involucrados habrían sido objeto de lesiones a sus patrimonios porque fueron coaccionados o “ganados” para el pago ilegal de comisiones a varios comandante militares, incluso con cheques, bajo la expectativa de la pronta firma de los contratos de obras.

Uno de los perjudicados por el hábil engaño de Thybert Chacón, habría sido el joven profesional Miguel Mora, militante del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y candidato oficialista a la Asamblea Nacional, postulación de la cual fue retirado. Su caso está en manos del presidente Chávez y fue tratado en una de las últimas reuniones del Comité Central del PSUV. Fue “contratado” como administrador de la “Comisión Presidencial” inexistente, toda cuya papelería “oficial” fue falsificada, sin duda, arriesgada y espectacularmente.

¿Corruptos o pendejos?

Tanto la Dirección de Inteligencia Militar como otros organismos de investigación tienen en sus manos el delicado caso, pruebas documentales, fotografías y seguramente grabaciones de sonidos y videos, pero parece que la “orden es engavetarlo” por el nivel y la cantidad de oficiales militares involucrados por graves y diversos motivos. La clave es que si Thybert Chacón y Miguel Mora son enjuiciados por corrupción y espionaje, la causa arrastraría a parte de la crema militar “bolivariana”, unos por corruptos y otros por pendejos.

ANALITICA.COM no se hace responsable por las declaraciones y conceptos emitidos en los artículos de opinión publicados en nuestro sitio Web, los cuales son de la exclusiva responsabilidad de sus autores


Nacionales


 
Alcaldías de Chacao y Sucre realizan ruta de los siete templos este viernes

Alcaldías de Chacao y Sucre realizan ruta de los siete templos este viernes

 
Capriles dice que hará

Capriles dice que hará "lo necesario" para liberar a los "presos políticos"

 
Fallece el escritor colombiano Gabriel García Márquez

Fallece el escritor colombiano Gabriel García Márquez

 


Sociedad


 

El Nazareno

 

La hora de El Vaticano

 

Contaminar, un crimen contra la humanidad

 

blog comments powered by Disqus

 

Columnista:

 

Manuel Isidro Molina

Ver perfil
Ver artículos


Sobre Autor