Caracas, Jueves, 24 de abril de 2014

Sección: Sociedad

ENVIAR A UN AMIGO  |  ENVIAR AL DIRECTOR

Historia y Cine III

Ángel Rafael Lombardi Boscán

Martes, 21 de agosto de 2012

Otro gran hito en la evolución y crecimiento del llamado séptimo arte fue la llegada del cine sonoro y en colores a mediados de los años 20 del siglo XX pasado







   Foto: Cortesía de Cultura Chacao
Esto supuso que el cine se volviese aún más atractivo de lo que ya era para el gran público. Aunque será un auténtico artista, con dotes de genio, el que revolucionaría todas las formas hasta ahora convencionales de hacer cine, estableciendo a partir de entonces un discurso cinematográfico moderno y con unas estructuras conceptuales y técnicas que aún mantienen vigencia en la actualidad. Nos referimos a Orson Welles (1915-1985) y a su película Ciudadano Kane (1941), considerada por muchos especialistas como la mejor película de todos los tiempos.

Welles demostró a todos en la industria como se debía narrar una historia potenciando los nuevos recursos técnicos que para ese entonces se disponían y haciendo del guión un auténtico texto literario de excelsa calidad y lleno de significados sobre la condición humana. Rosebud, palabra enigmática y ya mítica, permitió el desencadenamiento de una historia sobre un hombre de empresas vinculado al poder y la política que se auto/destruye al ser incapaz de encontrar el amor, la paz y el equilibrio entre las personas que se rodeó.

Junto con Welles empezaron aparecer otros grandes directores como el japonés Akira Kurosawa (1910-1968), los italianos Rossellini (1906-1977), Visconti (1906-1976) y Vittorio de Sica (1901-1974); el sueco Bergman (1918-2007), el español Luis Buñuel (1900-1983), el inglés Stanley Kubrick (1928-1999), los franceses Godard (1930) y Rhomer (1920-2010) y los estadounidenses Houston (1906-1987), Allen (1935), Scorsese (1942) y Spielberg (1946) entre otros muchos más. Basta con seguirle la pista a cada uno de ellos recorriendo y disfrutando sus distintas filmografías para entender la grandeza del cine como medio de expresión cultural sin parangón. Reitero que para conocer de cine, hay que ver mucho cine, y repasar todas aquellas películas que son consideradas como obras maestras. Luego de que nos hayamos sensibilizado sobre esto podremos ser capaces de elaborar procedimientos teórico/metodológicos para analizar una película determinada y contrastar su contenido con la historia real.

“En el Nombre de la Rosa ” (1986) del director francés Jean-Jacques Annaud (1943), para poner un ejemplo, es una excepcional película que logra recrear aspectos claves del periodo medieval europeo. A través de unos misteriosos crímenes nos adentramos a una época caracterizada por el fanatismo religioso en pugna con el libre pensamiento y el racionalismo que ya la humanidad había conocido de la mano de los griegos y romanos. La Abadía termina convirtiéndose en un maravilloso microcosmos donde se hacen presente todos los principales actores sociales de esa ya lejana época. La risa, contravenía, el dogma católico, y se convierte en el epicentro de una saga detectivesca inteligente y veraz.


DIRECTOR DEL CENTRO DE ESTUDIOS HISTORICOS DE LUZ

bucefalo3123@yahoo.es

ANALITICA.COM no se hace responsable por las declaraciones y conceptos emitidos en los artículos de opinión publicados en nuestro sitio Web, los cuales son de la exclusiva responsabilidad de sus autores


Mundo


 
Familiares de víctimas del ferry en Corea del Sur agredieron a un guardacostas

Familiares de víctimas del ferry en Corea del Sur agredieron a un guardacostas

 
Procuraduría impugnará el fallo que restituye a Petro como alcalde de Bogotá

Procuraduría impugnará el fallo que restituye a Petro como alcalde de Bogotá

 
HRW pide a la ONU que sancione a los responsables de los ataques a civiles

HRW pide a la ONU que sancione a los responsables de los ataques a civiles

 


Política


 
Diálogo

Diálogo

 
Consideraciones en torno al “diálogo”

Consideraciones en torno al “diálogo”

 
Comisión de la mentira

Comisión de la mentira

 

blog comments powered by Disqus

 

Columnista:

 

Ángel Rafael Lombardi Boscán

Ver perfil
Ver artículos


Sobre Autor