Caracas, Jueves, 24 de abril de 2014

Sección: Sociedad

ENVIAR A UN AMIGO  |  ENVIAR AL DIRECTOR

Violencia de baja intensidad?

Explicar la agresividad y la conducta violenta

Fernando Estrada Gallego

Viernes, 5 de enero de 2007

El 4 de enero de 2007 los noticieros difundieron tres acontecimientos y tres actos de crueldad: (1) Un niño fue encontrado asesinado dentro de una maleta en Campo Valdés, Medellín (2) en Bogotá un teniente practicando la disciplina con tablazos sobre la humanidad de sus soldados (3) Un adolescente es drogado con escopolamina en Ibagué. Las 3 acciones violentas se confunden en un medio cargado con informaciones semejantes. O peores. Los comportamientos agresivos y la conducta violenta se han convertido en parte de un encadenamiento causal de problemas estructurales de nuestra sociedad.

La agresión violenta debería forjar análisis que puedan superar el registro psicológico individual. Porque en el primer caso, todo podría quedar resignado a la búsqueda de un homosexual en pleitos con el padre de la víctima. En el segundo, las razones para justificar que la barbarie del militar sólo hacía parte de una apuesta con castigos premeditados. Pero, en últimas, un juego dentro de las muchas diversiones posibles entre la tropa. Y el tercer caso, como una señal de advertencia familiar para que los niños no reciban nada de desconocidos. La agresión violenta debe incluir aspectos que avancen más allá de lo anecdótico. Reconocer las condiciones y las habilidades del criminal en un medio social violento.

Más que ofrecer las variantes de violencia individual deberíamos mostrar una mayor preocupación por explicarnos cómo se relacionan estos actos de agresión con imaginarios que nos están afectando colectivamente. Un marco explicativo que pueda integrar conceptualmente las modalidades de agresión violenta. Las formas de agresión en los tres casos mencionados son diferentes, como distintos los métodos empleados. Pero la forma y la función de la agresión pueden verse dentro de un contexto de patrones de representación semejante. Las descargas de odio con una tabla se transmutan en un puñal hundido sobre el tórax o un sedante en chicle, cuyos efectos podrían llevar hasta la muerte.

Pasar de calificar las acciones violentas mediante estereotipos generales e investigar modelos explicativos en diversos niveles del contexto social. Los victimarios y las víctimas no pueden ser vistos en un mismo plano. Las relaciones asimétricas o desiguales están marcadas por profundos y complejos aspectos del comportamiento. Los niños y los ancianos, por ejemplo, tienen un alto grado de vulnerabilidad que los expone a mayores riesgos dentro de una cultura con altos niveles de intolerancia. Los estudios sobre agresión y conducta violenta no deberían separarse de los múltiples niveles de fragmentación social, desempleo, drogadicción o conflicto urbano.

Cierto que el agresor responde a un determinado estilo de "venganza", "justicia", "cobro", y también que en muchos casos transfiere a su comportamiento modelos idealizados de "disciplina", "orden". Pero todas y cada una de estas razones deben analizarse. ¿Hasta dónde las acciones motivadas del criminal son parte de un instinto de muerte solapado detrás de alguna causa ideológica? ¿Qué hace parte de lo aprendido en un medio familiar violento? ¿Cuáles son los límites dentro de los cuales una conducta actúa por disciplina o por agresión contra un "enemigo"?

Dentro de este marco explicativo la agresión puede interpretarse como un tipo de conducta sensible al contexto. La prevalencia e intensidad de reconocimiento, la naturaleza del odio y los afanes de venganza dependen de características individuales, interacciones familiares, relaciones sociales y patrones grupales. La violencia de la calle en muchos casos proviene de severas desviaciones del núcleo familiar o de condiciones laborales humillantes. De un medio ambiente limitado por inquilinatos en donde la gente vive en forma miserable. De modo que parte de las respuestas para reducir estos niveles de violencia dependerán de políticas que consagren mayores oportunidades y una mejor calidad de vida a la población. No de sermones a la vida.

persuacion@gmail.com

ANALITICA.COM no se hace responsable por las declaraciones y conceptos emitidos en los artículos de opinión publicados en nuestro sitio Web, los cuales son de la exclusiva responsabilidad de sus autores


Mundo


 
Familiares de víctimas del ferry en Corea del Sur agredieron a un guardacostas

Familiares de víctimas del ferry en Corea del Sur agredieron a un guardacostas

 
Procuraduría impugnará el fallo que restituye a Petro como alcalde de Bogotá

Procuraduría impugnará el fallo que restituye a Petro como alcalde de Bogotá

 
HRW pide a la ONU que sancione a los responsables de los ataques a civiles

HRW pide a la ONU que sancione a los responsables de los ataques a civiles

 


Política


 
Diálogo

Diálogo

 
Consideraciones en torno al “diálogo”

Consideraciones en torno al “diálogo”

 
Comisión de la mentira

Comisión de la mentira

 

blog comments powered by Disqus

 

Columnista:

 

Fernando Estrada Gallego

Ver perfil
Ver artículos


Sobre Autor