Caracas, Lunes, 21 de abril de 2014

Sección: Sociedad

ENVIAR A UN AMIGO  |  ENVIAR AL DIRECTOR

La suprema felicidad social –SFS–

Max Römer

Lunes, 11 de noviembre de 2013

El gobierno bolivariano de Maduro recientemente ha sorprendido al mundo entero con una bobería (en su primera acepción del DRAE): un ministerio para la suprema felicidad social – SFS

La suprema felicidad social –SFS–





   Foto: Google

El gobierno bolivariano de Maduro recientemente ha sorprendido al mundo entero con una bobería (en su primera acepción del DRAE): un ministerio para la suprema felicidad social – SFS. Más tarde, como la cosa hizo reír de lo lindo a las agencias de noticias, periodistas y opinadores por darse cuenta de que en Venezuela la manipulación llegó a los niveles más insospechados, el ministro Arreaza en una actitud beligerante escribe por twitter que mofarse del término acuñado –suprema felicidad social –SFS– es burlarse de la memoria de Simón Bolívar. Una pendejada (en su primera acepción del DRAE), pues.

Lo que no saben los comunicadores políticos del chavismo es que la felicidad es, entre otras cosas, un término publicitario acuñado por Coca–Cola. Ha hecho el refresco toda una estrategia global en la que va sumando amigos, ha hecho campañas en las que el refresco no es que sea feliz, sino que acompaña a esos momentos en los que la gente se siente feliz. Los psicólogos le preguntan a sus pacientes si son felices, así como lo hacen los enamorados, se desea por los cumpleaños, la Navidad, los años que empiezan. Algunas personas deseamos eso, salud, felicidad y euros. Un poco para cada cosa.

Lo que no sabe el chofer de autobús es que la felicidad no se decreta y mucho menos se gerencia, sino que se siente, se vive y disfruta. Se procura, al menos, estar contento, pleno, divertirse un poco, estar bien.

La gente es feliz porque tiene a su familia bien, porque sus hijos van a la escuela habiendo comido, bien vestidos y con sus libros para estudiar, porque tienen salud, porque tienen un trabajo con el que dignificarse. No es feliz porque el gobierno se los diga, y mucho menos un ministro.

La gestión de un país es proporcionar los elementos que podrían, leáse bien el condicionante, llevar felicidad a los hogares: comida, salud, educación, vivienda, vialidad, seguridad, empleo… poca cosa, señor Maduro. Poca cosa que procurarle a la gente para que esté, al menos, contenta. Ya dirá la gente si es feliz. No su nuevo ministerio y día patrio.

Pero, el enorme pero, es que en Venezuela no solo hay carencia de gestión en lo que se apunta en el párrafo anterior. Tampoco hay papel para nada. Ni del higiénico, ni de periódico (como para convertirlo en higiénico en caso de extrema necesidad). Es decir, que la libertad de prensa se ve limitada por la Suprema Falta de Sentido del gobierno de Maduro. Una Soberbia Falta Social cuando lo que se busca es engañar al pueblo con consignas y tonterías el día de las elecciones, apunte en el calendario para que el pueblo con el dedo manchado de tinta indeleble le haga el gesto de costumbre ese que es Supremamente Feliz Señal cuando se usa el dedo del medio y los demás se recogen.

Si el gobierno de Chávez gestionaba hasta el hastío las comunicaciones obligando a todo un país a seguirle los pasos hasta la exhalación, el gobierno de Maduro, con toda la cursilería de su pajarito hablante –que imaginamos como un loro rojo enorme con la voz de Chávez– ha llegado al paroxismo (en su tercera acepción del DRAE) hasta el punto de que se le resbaló el volante del país y el autobús le va dando tumbos por una de esas calles llenas de huecos y baches producto de la inacción política y si bien cacareada de casi 15 años en el poder.

Por lo pronto, sea feliz señor Maduro. Sea Supremamente Feliz Solo, que el pueblo, es decir, lo social de un país, le dará su opinión en breve y así, viéndole derrotado en las urnas, sí será al menos por un día, feliz.

romer.max@gmail.com

ANALITICA.COM no se hace responsable por las declaraciones y conceptos emitidos en los artículos de opinión publicados en nuestro sitio Web, los cuales son de la exclusiva responsabilidad de sus autores


Mundo


 
Santos designa a una experta en urbanismo como alcaldesa encargada de Bogotá

Santos designa a una experta en urbanismo como alcaldesa encargada de Bogotá

 
El capitán del ferri hundido tardó 40 minutos en ordenar la evacuación

El capitán del ferri hundido tardó 40 minutos en ordenar la evacuación

 
El papa pide la paz mundial e insta a la reconciliación en Venezuela

El papa pide la paz mundial e insta a la reconciliación en Venezuela

 


Política


 
¿Tiene sentido el diálogo?

¿Tiene sentido el diálogo?

 
Si me tocara elegir...

Si me tocara elegir...

 
Los “judenräte” venezolanos

Los “judenräte” venezolanos

 

blog comments powered by Disqus

 
Sobre Autor