El padre Arturo Sosa, 'parafraseando a Vallenilla Lanz'

'Hugo Chávez es el líder necesario'

EL PROVINCIAL de los jesuitas considera, sin embargo, que hubiera sido preferible un liderazgo organizado que nos evitara el avance hacia una situación autoritaria

Roberto Giusti

Caracas.- A pesar de los pesares, que enumera con prolijo afán de estudioso, Arturo Sosa, el provincial de los jesuitas, se declara optimista, aunque con matices y observaciones que lo colocan al borde del eclecticismo.

La reivindicación de los últimos y execrados 40 años de vida política, a su juicio una etapa que logró madurar la conciencia nacional democrática y evitar una guerra civil, no le impide proclamar que vivimos un momento creativo. Con todo y la deformación que sigue encontrando en las tesis históricas del Presidente, no obstante los riesgos de la tentación autoritaria y ante 'locuras' como la pretensión de que la Constituyente intervenga Pdvsa, el padre Sosa saca a relucir su bruñida y bien conservada visión radical, enfocada en el proceso político, según confiesa, con más pasión que temor, porque 'todavía no se define el curso final de lo que va a ocurrir' y la revolución puede discurrir por cauces democráticos.

¿Cuando dices que ves este proceso con más pasión que preocupación, ¿qué significa?

¿Sin susto, como algo que ofrece grandes posibilidades en un clima, todavía, de mucha paz. Estamos mostrando que el proceso de cultura democrática que vivimos este siglo es una verdad, que los venezolanos podemos fijar las posiciones más radicales sin irnos a las manos o las armas, y ese ambiente no se vive en Europa ni en otros países de América Latina.

¿Hablas de un momento creativo, pero hay quienes piensan que estamos frente a un proceso de destrucción, de demolición, de derrumbe.

¿El derrumbe comenzó hace más de veinte años y ahora vivimos una segunda modernización. La primera, la modernización rentista, se hizo sobre la base del petróleo y un enorme consenso sobre lo que debería hacerse con él. Ese proyecto tenía dos corrientes: quienes sostenían que lo fundamental era la élite que impulsaba un proceso donde la democracia era la culminación y los partidos, sobre todo AD, que se planteaban la democracia como el modo de impulsar el proceso. Los gobiernos militares que tuvimos hasta el 58, con breve paréntesis, son muestra de la primera fase. Del 58 para acá se dio la segunda experiencia, que culmina con la nacionalización del petróleo. El Estado, antes meramente rentista, debe preocuparse de producir. Al mismo tiempo la renta per cápita comienza a disminuir desde el 75 y los partidos dejan de ser factores de consenso para convertirse en agencias clientelares.

¿Al final sólo quedan las Fuerzas Armadas.

¿Lo único que queda con una cierta organización interna, identidad y un proyecto, porque Hugo Chávez puede ser una excepción en las Fuerzas Armadas en cuanto a su capacidad de liderazgo, pero no en cuanto al planteamiento. Las FAN son republicanas, bolivarianas y se sienten como la institución más capacitada para llevar adelante la modernización.

¿Compartes esa idea?

¿No. Ellos se ven a sí mismos como élite modernizadora que debe ser seguida por la masa, lo cual están logrando con Chávez, cuyo liderazgo es muy diferente al liderazgo partidista.

¿Pero no resulta un retroceso que un caudillo haya acabado con los partidos, la sociedad civil organizada y los liderazgos regionales?

¿No acabó, los bypasseó. Los partidos se acabaron a sí mismos y las organizaciones de la sociedad civil no llegaron a un nivel de politización suficiente como para sustituir a los partidos.

¿No se dejaron llevar los venezolanos por el instinto hacia el hombre providencial?

¿Ese elemento está allí, pero el pueblo estaba desamparado organizativamente. No había quien cumpliera el papel de AD, Copei y el PCV en otras épocas.

¿Lo cumplen acaso el Polo Patriótico y el MVR?

¿Se trata de organizaciones electorales exitosas. ¿A la hora de legislar parece que no son tan exitosas.

¿Porque son partidos sin organización ni proyecto.

¿Es decir, que lo único en el horizonte son el Presidente y las Fuerzas Armadas. ¿Así es.

¿Y por qué te parece tan apasionante ese panorama?

¿Porque se da en un contexto en el cual hay que crear un país distinto. El cambio de época demanda nuevas bases de convivencia. Y lo estamos haciendo en paz, sin guerra, lo cual no quiere decir que no haya pugnacidad.

¿Pugnacidad o guerra, se están llevando por delante a la CTV, al Congreso, a los partidos y ya hablan de Pdvsa y del sector privado.

¿Eso es parte del proceso. Las cosas no son ideales. No es Alicia en el País de las Maravillas.

¿El País de Madrid dice que es Robespierre en Venezuela.

¿Con todo el respeto por El País y por el resto de los periodistas del mundo entero, lo que he leído en la prensa extranjera es realmente malo.

¿Estás de acuerdo con el Presidente.

¿No, él habla de una campaña en su contra y lo que yo pienso es que la informacion es de mala calidad. El trabajo de la revista Time, el artículo de Vargas Llosa, son de escasísima información, de muy poca investigación sobre el país y de una falta de respeto al proceso.

¿La tesis de Chávez como dictador populista latinoamericano, ¿es un lugar común, un cliché, un estereotipo.

¿Así es. La figura de Chávez y el proceso venezolano son bastante más complejos.

¿Ya que estamos en las definciones, ¿cómo definirías a Chávez?

¿Lo definiría, para parafrasear a Vallenilla Lanz, como el líder necesario. El proceso que sufrieron los partidos y el sistema de conciliación de élites creó un liderazgo colectivo que, al desmoronarse, deja un enorme vacío. Ni las organizaciones de la sociedad civil, ni los liderazgos regionales son capaces de llenar ese vacío. Y ahí es donde aparece Chávez. El problema no es de oposición, sino de carencia de organizaciones y de un liderazgo capaz de cohesionar a la sociedad. Por eso Chávez no habría triunfado en el año 61.

¿El hueco estaba lleno.

¿El liderazgo de Chávez es inclusivo, convoca a todo el pueblo. Las diferencias que él hace...

¿Son de carácter ético.

¿Exactamente: corruptos y no corruptos. Y convoca a todo el pueblo. Mientras otros sectores hemos caído en un proceso de exclusión social. El empobrecimiento ha llevado a una brecha que va más allá de lo económico: 'la gente de los barrios no tiene ningún derecho'.

¿Lucha de clases.

¿Es lo que ha habido. El apartheid social.

¿No es expresión Chávez de esa lucha de clases?

¿Al revés. Es el liderazgo que se conecta con el movimiento modernizador y democrático, que llama a todos, policlasista. Como son policlasistas las FAN.

¿Aunque quizás un habitante de La Vega esté un poquito más identificado con Chávez que una señora del Country.

¿Porque a la señora del Country no le gustan los pelo malo.

¿Hace cuatro meses escribiste que la Constituyente, 'entendida como instrumento de venganza, en manos de un líder vengador, es la disolución de la democracia como régimen político y de la sociedad como concierto de ciudadanos libres'.

¿Y lo sostengo.

¿Pero, ¿no se está convirtiendo la Constituyente en instrumento de venganza?

¿Hay gente que quisiera que eso fuera así. La discusión sobre la declaración de emergencia demuestra que necesariamente no se marcha por la vías de la venganza. Hubo, pese a los pronósticos, una discusión en la cual las minorías convencieron a la mayoría. No hubo declaración de emergencia sino de reforma de los poderes públicos.

¿Una diferencia semántica.

¿No señor. Si se hubiese declarado la emergencia, como lo pidió el presidente y como lo vocearon los radicales, en este momento tendríamos las garantías suspendidas y todos los poderes pendientes de la Asamblea a través del Ejecutivo.

¿Pero siguen pendientes los objetivos de la emergencia.

¿La mayoría reconoció que la Asamblea tiene límites. Se declara orginaria pero sigue vigente la Constitución del 61. ¿Originaria no significa sin límites?

¿Algunos quisieran que fuera así, pero el único poder originario es el del pueblo reunido en asamblea y eso es imposible. Ahí sí es Robespierre. La Asamblea, se ha visto, no es manipulable.

¿Pero hace unos minutos dijiste que el Polo Patriótico es bueno para ganar elecciones pero no para legislar.

¿Exacto. El único que ha presentado un proyecto es el Presidente. Más nadie.

¿Porque lo que dice el Presidente es lo que se hace.

¿Pues no. Resulta que lo que dice el Presidente no se hizo.

¿Según lo que afirmas ¿Chávez es el hombre necesario y no hay líderes de recambio¿ todo está dado para que el poder termine concentrado en el Presidente.

¿Ese es un riesgo. Pero eso no tiene nombre y apellido. En abstracto digo que es necesario un líder que llene ese vacío. Hubiera sido mejor que el vacío lo llenara un liderazgo organizado y no una persona, porque estamos ante el peligro del personalismo, de avanzar hacia una situación autoritaria y no hacia una mayor democracia.

¿Hace ocho meses te mostrabas muy crítico frente a lo que podía ser el gobierno. Ahora, luego de 200 días de gobierno, te ves más indulgente.

¿No me siento así. El modo en que el Presidente lee la historia, omitiendo toda responsabilidad de los gobiernos militares, es una manipulación. Y el temor a la militarización lo sigo teniendo porque las Fuerzas Armadas tienen una función no política y ellas deben integrarse al país como tales y no como agencias de desarrollo o como constructoras de carreteras o administradoras de hospitales.