Los cambios climáticos: advertencia por el calentamiento de la tierra

Clinton revelará fotos secretas de la Antártida para alertar por el clima

Dijo que las imágenes satelitales de uso militar servirán para que los científicos analicen el efecto del calor sobre los polos Desde Nueva Zelanda, advirtió que si no bajan los gases de invernadero que elevan la temperatura hay peligro de cataclismos

El presidente de los Estados Unidos, Bill Clinton, anunció ayer la desclasificación de imágenes satelitales secretas de la Antártida.

A partir de la difusión de las fotografías, que evidenciarían los cambios en el ambiente del continente blanco, Clinton advirtió a la comunidad internacional que el calentamiento global podría provocar cataclismos en el próximo siglo.

Las imágenes habían sido tomadas entre los años 1970 y 1980 por los satélites militares estadounidenses. Su difusión tiene como objetivo dar a los científicos una base para realizar estudios ecológicos y una nueva fuente de información sobre la Antártida.

La importancia de las fotos radica en que son un aporte para los expertos que estudian el medio ambiente, que consideran que el cambio climático puede ser más notable en las regiones polares. Es decir, en los polos pueden verse con más claridad las consecuencias del calentamiento global -uno de los síntomas del cambio climático-, que consiste en el aumento de la temperatura de la superficie de la Tierra y de su atmósfera. Las causantes del fenómeno serían las excesivas concentraciones de gases de invernadero en la atmósfera.

Las fotografías, que ahora dejaron de ser secretas, corresponden a la zona de los Valles Secos de las Montañas Transantártidas, que comprende unos 19 mil kilómetros cuadrados del continente blanco. En agosto, el vicepresidente estadounidense, Al Gore, también había dado a conocer fotografías de uso militar que revelaban los efectos del calentamiento global en el Ártico.

Catástrofes mundiales

Ante unas 5 mil personas reunidas en la ciudad neocelandesa de Christchurch, Clinton habló en el Centro Antártico Internacional sobre las posibles consecuencias del calentamiento global.

"El consenso mayoritario de la opinión científica mundial es que los gases de invernadero emitidos por la actividad humana están elevando la temperatura de la Tierra de manera rápida e intolerable", dijo. Y dio un ejemplo: "Los cinco años más cálidos desde el siglo XV se han dado en los años 90".

Con respecto a los efectos del calentamiento, Clinton comentó que "la mayoría de los científicos estima que, si no cambiamos nuestras costumbres, el nivel de los océanos se elevaría en tal grado que islas y regiones costeras quedarán sumergidas". También, a juicio de Clinton, las tormentas, los huracanes, los ciclones y las sequías se intensificarán.

Para Clinton, otros efectos probables serían el auge de muchas enfermedades en varias regiones del planeta. "Las enfermedades, como la malaria, se implantarían en latitudes cada vez mayores, amenazando más vidas, un fenómeno que ya vemos hoy en África".

El presidente Clinton -que estuvo acompañado por la primera ministra neocelandesa Jenny Shipley y por sir Edmund Hillary, quien habría sido el primero en el mundo en llegar a la cumbre del Everest- reconoció que Estados Unidos, el mayor emisor mundial de gases de invernadero, "tiene una gran responsabilidad" en poner marcha atrás al calentamiento del planeta, pero dijo también que "el problema debe ser encarado entre todas las naciones, ya que los niveles de emisiones están aumentando más rápidamente en los países en desarrollo".

Además, Clinton opinó: "Sabemos que se puede acelerar aún más el crecimiento económico regenerando al mismo tiempo el medio ambiente". Y abogó para que la comunidad internacional se convenza de los beneficios que traería el uso de "las energías alternativas".

El Clarín Jueves 16 de septiembre de 1999