Actualidad Internacional

A seis semanas de las elecciones Netanyahu acude a tribunales por caso de corrupción

El primer ministro de Israel está acusado por los delitos de cohecho, fraude y abuso de confianza, en un proceso legal que había sido aplazado por la pandemia

Problemas para Benjamín Netanyahu, a solo seis semanas de que intente revalidar la jefatura de Gobierno en las elecciones de Israel. Y es que el primer ministro de este país acudió al Tribunal de Distrito de Jerusalén para declararse inocente de los cargos por cohecho, fraude y abuso de confianza en el juicio por corrupción que se reanudó este lunes.

El Tribunal decidirá ahora el inicio de la siguiente fase, en la que Netanyahu, de 71 años, estaría obligado a sentarse en el banquillo de los acusados semanalmente en plena campaña electoral, o en cambio determinará que el proceso continúe después de los comicios del 23 de marzo, los cuartos en menos de dos años, que pretende ganar con la apuesta de una vacunación masiva contra el coronavirus.

Fue la pandemia la que obligó a aplazar el inicio del juicio, de marzo a mayo, y la actual vista, prevista para enero. Además, la defensa ha intentado en múltiples ocasiones dilatar el proceso judicial que, en el mejor de los escenarios, durará un año, pero la mayoría anticipa que se alargará durante varios.

Con este juicio, Netanyahu se convierte en el primer jefe de Gobierno de Israel procesado en activo.

Netanyahu denuncia «cacería de brujas»

Netanyahu estuvo presente menos de una hora en la sala donde sigue la causa, en la que un panel de jueces definirá si la siguiente fase de evidencias comenzará antes o después de las elecciones del 23 de marzo.

Los cánticos contra Netanyahu de los manifestantes que acudieron a las inmediaciones del tribunal se escuchaban dentro de la sala. «Estamos aquí para que sepa que hizo algo mal y tiene que recibir lo que merece«, declaró Nir Barak, quien teme que el proceso judicial se vuelva a retrasar, como la actual vista que fue aplazada en enero por el confinamiento de la pandemia.

En esta ocasión, no hubo simpatizantes de Netanyahu, después de que el domingo el primer ministro les pidiera no asistir por las limitaciones de reunión de la pandemia. «Sé que quieren darme fuerza por los casos inventados y falsos en mi contra, pero no vengan«, dijo el mandatario, que ha acusado a medios de comunicación, fiscales y Policía de llevar a cabo una «caza de brujas«.

¿De qué se le acusa?

El empresario del portal de noticias Walla y del gigante de telefonía israelí Bezeq, Shaul Elovitch, además de su mujer, así como el editor del medio Yedioth Ahronoth, Arnon Mozes, también acudieron a la audiencia como procesados en los casos que implican a Netanyahu.

Son tres expedientes separados, los llamados Casos 1.000, 2.000, y 4.000, este último el más grave, ya que incluye el delito de cohecho. Por ello, puede ser condenado hasta con diez años de prisión. Los de fraude y abuso de confianza están penados con hasta tres años de cárcel.

El matrimonio Elovitch es investigado en el Caso 4.000, en el que se acusa a Netanyahu de hacer favores a la compañía Bezeq a cambio de una cobertura favorable sobre él en Walla.

En el Caso 2.000 se juzga un intento de pacto de Netahyahu con Mozes para lograr una cobertura más positiva en Yedioth Ahronoth a cambio de limitar la distribución de su rival, el gratuito y oficialista Israel Hayom. En el tercero, el Caso 1.000, Netanyahu es sospechoso de aceptar lujosos regalos de millonarios para él y su familia a cambio de favores.

Posibles consecuencias electorales

Durante su primera comparecencia en mayo pasado, Netanyahu, que no se beneficia de inmunidad alguna, acababa de formar un Gobierno de unidad con su rival, Benny Gantz. Pero las protestas en su contra se multiplicaron y la coalición se hizo pedazos.

Ahora, de no ocurrir un aplazamiento, el proceso contra el primer ministro tendría lugar 45 días antes de las nuevas elecciones, las cuartas en menos de dos años.

Esto hace temer un posible impacto en los comicios del 23 de marzo, donde Netanyahu, que lleva 15 años en el poder, espera conseguir una mayoría de escaños para votar -eventualmente- una disposición legal que le dote de inmunidad.

Según los últimos sondeos, su partido el Likud sigue liderando las intenciones de voto, con 29 escaños sobre 120, mientras el centrista Yair Lapid alcanzaría 17 escaños y el populista conservador Gideon Saar 14. Sin embargo, el Likud no conseguiría llegar, uniéndose a sus diferentes aliados, a la mayoría necesaria de 61 escaños.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba