Actualidad Internacional

ACNUR: refugiados ucranianos podrían llegar a 8,3 millones en 2022

Antes de finalizar el 2022, habrán 8,3 millones de refugiados ucranianos, principalmente en países como Polonia, Hungría, Moldavia, Rumanía y Eslovaquia, prevé la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

En los primeros días de la invasión rusa, iniciada el 24 de febrero, ACNUR avanzó que el conflicto causaría 4 millones de refugiados, una cifra que ya superada, puesto que actualmente los huidos de Ucrania por la guerra son más de 5,26 millones, según las cifras que actualiza a diario la agencia.

Si se cumplieran las nuevas previsiones de ACNUR, la crisis de refugiados ucraniana, la peor que vive Europa desde el final de la Segunda Guerra Mundial, superaría en número a otros grandes éxodos actuales, como los vividos en Venezuela (6 millones de personas han huido del país) o Siria (6,8 millones en una década de guerra civil).

La Agencia lanzó este lunes un llamamiento a la comunidad internacional para financiar con 1.850 millones de dólares sus programas de ayuda a los países que están recibiendo o se prevé que reciban la mayoría de los refugiados ucranianos.

La portavoz de la organización Shabia Mantoo, subrayó a la prensa que «el impacto humanitario y el sufrimiento causado por esta guerra son abrumadores: familias divididas, viviendas e infraestructuras destruidas, y el trauma de este conflicto será duradero en aquellos que han tenido que dejar sus hogares, incluidos mujeres y niños que suponen un 90 % de este éxodo».

A los 5,26 millones de refugiados actuales (casi 3 millones de ellos en Polonia) hay que sumar los al menos 7,7 millones de desplazados internos dentro de Ucrania por la guerra, mientras la ONU calcula que 13 millones de personas viven aisladas en zonas cercadas con graves enfrentamientos, sin posibilidad de huir.

Atentados en Transnistria

El Consejo de Seguridad de la autoproclamada república moldava de Transnistria, fronteriza con Ucrania, denunció tres ataques en el territorio del enclave separatista en menos de 24 horas.

«Hubo tres ataques terroristas en Pridnestrovie (Transnistria). Dispararon lanzagranadas contra el edificio del Ministerio de Seguridad del Estado, hubo dos explosiones en el centro de la radiotelevisión del pueblo de Maiak y también atacaron una unidad militar en Parcani«, dijo el servicio de prensa del presidente de la región separatista, Vadim Krasnoselski, en su canal de Telegram.

La presidenta de Moldavia, Maia Sandu, convocó una reunión del Consejo Supremo de Seguridad (CSS) debido al agravamiento de la situación en Transnistria, fronteriza con Ucrania.

Poco antes de la convocatoria del CSS, el Servicio de Información y Seguridad (SIS) de Moldavia informó de que sigue de cerca la situación en Transnistria, de mayoría rusohablante.

Transnistria, territorio de apenas medio millón de habitantes, en su mayoría eslavos, rompió los lazos con Moldavia tras un conflicto armado (1992-1993) en el que contó con ayuda rusa.

Armas rusas desde Crimea

Las tropas rusas están trasfiriendo armas y recursos militares desde la ocupada península de Crimea, en el sur del país, hacia el área de Mykolaiv, una urbe ucraniana al norte de esta zona y que espera ser atacada, según informó este martes su alcalde, Oleksandr Sienkevych.

Mykolaiv, a pocos kilómetros de la ya ocupada Jersón, se encuentra a medio camino entre Crimea y la ciudad portuaria de Odesa, en el Mar Negro y cercana a la frontera con Moldavia.

Su alcalde dijo en una entrevista con el diario Ukrainska Pravda que están preparados para «el ataque o asedio ruso a la ciudad», que podría producirse de forma inminente.

«Vemos que Rusia está transfiriendo armas y recursos militares a través de Crimea. Vemos que los están acumulando en la región de Jersón (tomada por los rusos). Y sí, esperamos un ataque o asedio de la ciudad de Mykolaiv», precisó el edil.

Agregó que este martes «las autoridades junto con los militares preparan fortificaciones, tanto en las afueras de la ciudad como en el interior».

La OTAN debate cómo ayudar

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, abrió este martes en la base militar de Ramstein (suroeste de Alemania) una reunión de ministros de Defensa destinada, según dijo, a fijar «el marco» de la ayuda militar a Ucrania en su guerra contra Rusia.

Austin inauguró la sesión, en la que también participa el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, asegurando que la guerra en Ucrania «ha entrado en una nueva fase» y destacó que, tras 62 días, las tropas rusas no han logrado sus objetivos con la invasión de ese país.

Afirmó que los reunidos este martes en Alemania tienen como objetivo fijar el «marco para continuar trabajando juntos y mirar hacia el futuro» y dijo que hasta el momento más de treinta países aliados, junto con Estados Unidos, han anunciado ayudas a Ucrania por valor de más de 5.000 millones de dólares.

El secretario estadounidense indicó que servirá para «entender de manera conjunta» las necesidades de Ucrania y para coordinar la ayuda internacional con el fin de que los ucranianos «puedan defenderse ellos mismos«. 

Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba