Actualidad Internacional

Advertencia del gobierno de Japón sobre un default

En una declaración sorprendente para la segunda potencia económica mundial, y que tiene por objetivo evitar el contagio de la crisis que actualmente atraviesa la eurozona, el flamante primer ministro de Japón, Naoto Kan, advirtió ayer que el país corre el riesgo de caer en cesación de pagos si no logra controlar su enorme deuda pública.

«Como podemos ver en la crisis de la eurozona, que comenzó en Grecia, hay riesgo de una cesación de pagos si la creciente deuda pública es ignorada y si se pierde la confianza en el mercado de bonos», declaró Kan ante el Parlamento, en su primer discurso público sobre el plan de acción de su gobierno.

El premier, que venía desempeñándose como ministro de Hacienda, asumió el cargo el martes pasado, después de que su antecesor, Yukio Hatoyama, renunciara sorpresivamente la semana anterior.

«No podemos sostener unas finanzas públicas que dependan excesivamente de la emisión de bonos», dijo Kan, que impulsa un debate entre los partidos políticos de Japón para discutir la posibilidad de subir el impuesto a las ventas. De este modo, prevé ayudar a financiar la seguridad social en un país con una población envejecida.

El funcionario, el quinto primer ministro en los últimos tres años, ha hecho de la reducción de la deuda pública del país, que ya duplica el tamaño de la economía nacional, una prioridad en medio de preocupaciones en los mercados sobre la posición fiscal de Japón.

Sus declaraciones llegaron después de que las agencias de calificación advirtieran a Japón que podrían bajar la nota de su deuda, a menos que el país implemente un plan creíble para mejorar sus finanzas.

Kan habló horas antes de que su ministro de Bancos, Shizuka Kamei, un defensor del gasto público, dijera que renunciaría al gabinete, lo que mejora las posibilidades de que el primer ministro pueda avanzar con una reforma fiscal.

Kamei, que también era ministro para la Reforma Postal y miembro del minoritario Nuevo Partido del Pueblo (PNP, uno de los socios del gobierno), renunció en protesta por la decisión del gobernante Partido Democrático de retrasar la aprobación de una ley que ponía freno a la privatización del servicio de correos.

La privatización de Japan Post, una firma que ocasiona grandes pérdidas al sector público, fue iniciada en 2007 por el Partido Liberal Demócrata (PLD), hoy en la oposición, pero no está concluida. A ella se opone tajantemente el PNP, al argumentar que ocasionará un elevado recorte de puestos de trabajo en una empresa que es la principal creadora de empleos del país.

La partida de Kamei remueve un obstáculo para la reforma fiscal, pero la suerte del plan de Kan dependerá de los resultados de las elecciones para la Cámara alta, previstas para el 11 de julio.

Dudas
Los analistas dudan de que el gobierno pueda obtener una mayoría fuerte en las próximas elecciones, pero las posibilidades del partido oficialista han mejorado desde que Kan reemplazó al impopular Hatoyama.

El ministro de Estrategia Nacional, Satoshi Arai, dijo que el gobierno apuntaba a tener listo para el 22 de este mes a más tardar un plan de mediano y largo plazo para contener la asfixiante deuda.

Arai explicó que quería basar el programa en limitar la emisión de bonos del gobierno en 484.600 millones de dólares en el año al 31 de marzo de 2012.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba