ActualidadActualidad Internacional

Alepo, la ciudad más castigada por el conflicto en Siria

El ejército sirio declaró Alepo ciudad «libre de terroristas» tras la salida de la última tanda de evacuados de los distritos sitiados de esta urbe, la mayor del norte del país y la más castigada durante estos más de cinco años de guerra.

En julio de 2012, esta localidad fue objetivo de una ofensiva de los rebeldes contrarios al presidente Bashar al Asad, que fue seguida de otras posteriores en las que los grupos insurgentes lograron conquistar varios distritos.

Hasta el 15 de noviembre pasado, fecha en la que comenzó la última operación de las fuerzas armadas, la parte oriental de Alepo se encontraba en manos de los rebeldes, mientras que la occidental estaba en poder del ejército.

Los insurgentes se agrupaban en dos grandes alianzas: Fatah Alepo (La Conquista de Alepo) y Ansar al Sharía (Los Defensores de la Ley Islámica).

Fatah Alepo aglutinaba a una serie de organizaciones, entre las quedestacaba por su importancia el Frente del Levante; mientras que Ansar al Sharía estaba integrada por el Frente de la Conquista del Levante (exfilial siria de Al Qaeda) y el Movimiento de los Libres de Sham, entre otras facciones.

Dentro de la localidad no se había documentado la presencia de militantes de la organización terrorista Estado Islámico, después de que el Frente al Nusra (antigua denominación del Frente de la Conquista del Levante) y varios grupos afines la expulsaran en enero de 2015.

Antes del inicio del conflicto en Siria, en marzo de 2011, Alepo, que contaba con más de 2,3 millones de habitantes, era conocida por su actividad industrial y por ser un centro turístico, ya que su casco antiguo es Patrimonio Mundial de la Unesco.

Sin embargo, gran parte de ese legado histórico ha quedado destruido por la guerra.

De hecho, la Dirección General de Antigüedades y Museos de Siria declaró recientemente el casco antiguo de Alepo como «zona catastrófica», después de que uno de sus equipos accediera a algunos barrios de esa área, como Qastal Harami y Al Sayed Alepo, donde pudo comprobar la devastación de los edificios.

Alepo tiene al menos 5.000 años de historia y está considerada como una de las ciudades más antiguas del mundo que han permanecido habitadas.

Su importancia histórica y cultural es enorme y en buena medida le viene dada por su situación geográfica en la encrucijada de varias rutas comerciales que unían Oriente y Occidente.

Esto favoreció la creación de un patrimonio monumental de gran riqueza, reflejo de las sucesivas dominaciones de la ciudad por parte de hititas, asirios, griegos, romanos, omeyas, ayubís, mongoles, mamelucos y otomanos.

De ese legado destacan la ciudadela medieval, el zoco y las casi mil mezquitas dispersas por el casco antiguo -entre ellas la Gran Mezquita Omeya, seriamente dañada durante el conflicto-, a las que se añaden más de cincuenta iglesias, que ahora están completamente destruidas.

Y es que la ciudad ha sido una de las más castigadas por los ataques con barriles de explosivos arrojados por helicópteros castrenses, que han causado enormes pérdidas humanas y materiales.

Tan solo en el último mes de ofensiva militar, más de mil personas han muerto por los bombardeos, disparos de artillería y de cohetes y en los enfrentamientos en esta población.

Con la culminación de la evacuación de los civiles y combatientes que permanecían en el último reducto opositor del este de la urbe tras el ataque del ejército, queda por delante un largo camino hacia la reconstrucción.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba