Actualidad Internacional

Artistas y deportistas llena la campaña electora brasileña

Más de veinte mil candidatos, con la más variopinta gama de profesiones, que incluye ex futbolistas, modelos o una antigua prostituta, y la mayoría totalmente desconocidos, concurren a las elecciones brasileñas del 3 de octubre.

La atención de la prensa y el electorado se centra en quién será el sucesor del presidente Luiz Inácio Lula da Silva, pero la propaganda electoral gratuita en radio y televisión ha sacado a la luz a miles de desconocidos que sueñan con hacer de la política su medio de vida, citó Efe.

Además de presidente, cargo al que aspiran nueve candidatos, en octubre se escogerá a 27 gobernadores, dos tercios del Senado, la totalidad de la Cámara de Diputados y de las asambleas legislativas regionales, cargos que son objeto de la codicia de veteranos y novatos en la política.

El payaso Tiririca, figura legendaria de la televisión, presenta su candidatura a diputado federal con un eslogan que roza lo cómico pero que puede tomarse muy en serio: «Vote por Tiririca. Peor de lo que estamos no podemos estar».

Tiririca, afiliado al Partido de la República (PR), no concreta ninguna propuesta en su programa electoral pero en uno de sus vídeos reivindica su falta de experiencia política para pedir el voto.

«¿Que qué hace un diputado federal? La verdad, no tengo ni idea, pero vote por mi y se lo cuento», reconoce el payaso.

El mundo del espectáculo también hace su aportación con varios cantantes y bailarinas que han decidido echar mano de su popularidad y dar el salto a la política en pro de la democracia.

Suéllem Rocha es una de ellas. Más conocida como la Mujer Pera por su cintura de avispa, caderas voluptuosas y corsé apretado, esta chica de 23 años recuerda vagamente la forma de esa fruta.

Cantante, reportera y modelo, según su página web, la Mujer Pera presentó una foto con escote desinhibido para incluir en su ficha electoral y cuenta con el apoyo de figuras de peso en el mundo de la política, como el del senador Eduardo Suplicy, del Partido de los Trabajadores (PT), el mismo de Lula.

«Vote por la Pera para ser feliz» y «Los jóvenes votan por los jóvenes» son las consignas de la Mujer Pera en su campaña para conseguir el cargo de diputada federal por el minúsculo Partido Laborista Nacional (PTN, sigla en portugués).

Con el lema «Una puta diputada», la ex prostituta Gabriela Leite, de 58 años, es candidata a diputada federal por el Partido Verde con un discurso franco, que critica expresiones políticamente correctas, como «profesionales del sexo», porque considera que sirven para ocultar prejuicios sociales.

Leite, fundadora de la ONG Davida, dedicada a la prevención del sida y defensa de los derechos de las prostitutas que agrupa a 4.500 mujeres en el estado de Río de Janeiro, y de la marca Daspu, de ropa diseñada por prostitutas, es también autora de un libro sobre su vida.

Del mundo artístico proceden otros candidatos como el cantante, actor y presentador Netinho de Paula, líder del grupo de pagode Negritude Jr., que hace dos años fue elegido concejal de Sao Paulo y ahora quiere volar más alto, hasta el Senado, en las alas del Partido Comunista do Brasil (PCdoB).

Entre los candidatos hay también médicos, profesores, carteros, bomberos, panaderos, policías, peluqueros, ex militares, ex futbolistas y un sinfín de desconocidos que en sus apariciones televisivas, de unos pocos segundos, solo alcanzan a decir su nombre, partido y número electoral, sin presentar ninguna propuesta.

La delantera brasileña que ganó el Mundial de 1994, formada por Romario y Bebeto, forma parte del abanico electoral para marcar esta vez goles en la política, pero cada uno por su lado y en arcos diferentes.

Romario es candidato a diputado federal por el Partido Socialista Brasileño (PSB), mientras que Bebeto se inscribió para diputado regional de Río de Janeiro por el Partido Democrático Laborista (PDT, sigla en portugués).

Puesto que la ley electoral brasileña permite elegir un nombre distinto al propio para hacer constar en la ficha electoral, las curiosidades entre candidatos van más allá de la popularidad.

De esta forma, Rosemar Luiz da Rosa Lopes es «Barack Obama», candidato a diputado federal del Partido Social Cristiano (PSC), y Adolphino Rosario Cruz es «Nelson Mandela», aspirante al mismo cargo por el Partido Progresista (PP). Todo es posible en la política brasileña.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba