Actualidad Internacional

Autoritarismo y violencia preocupan a medios latinoamericanos

Los trabajos y análisis de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) finalizan este martes con la lectura de conclusiones y aprobación los documentos en los que se han hecho señalamientos serios sobre «la violencia y el autoritarismo en varios países que amenazan el ejercicio de la libertad de prensa en el continente americano».

De acuerdo con informes preliminares divulgados por la SIP este domingo en su asamblea general, en el caso de Venezuela se documentan 113 agresiones contra la prensa y se acusa el presidente Hugo Chávez de pretender «controlar las ideas e imponer el silencio», recurriendo a estrategias que recuerdan a los regímenes comunistas de Europa del Este y Cuba, destacó la agencia AFP.

En el encuentro David Natera, presidente del Bloque de Prensa Venezolano y quien presentó uno de los informes, afirmó que Chávez ha cerrado y hostigado a medios de comunicación y expropiado a numerosas empresas de todos los ramos, como una «estrategia de control social» en la cual «el pueblo dependa exclusivamente del Estado para obtener empleo y alimentos».

«Para tratar de cumplir este perverso objetivo, Chávez necesita silencio, silencio de los medios y los periodistas. El silencio y el temor que caracterizó a los pueblos tristes y oprimidos de Europa del Este, de la Unión Soviética en la era comunista y actualmente en la Cuba de Castro», añadió Natera.

Violencia en progreso

El caso de México, sacudido por una ola de violencia ligada al tráfico de droga que deja más de 28.000 muertos desde diciembre de 2006, es uno de los principales puntos de discusión en la agenda ya que en esta nación, considerada de las más peligrosas para el ejercicio del periodismo, han sido asesinados 11 periodistas en 2010, según el informe preliminar de la SIP.

La Asamblea General arrancó el viernes pocas horas después de que el décimo primer comunicador, un periodista de la ciudad mexicana de Matamoros (noreste), muriera al ser alcanzado por las balas en un operativo militar.

La SIP alertó en sus trabajos preparatorios que «en México no es posible ejercer un periodismo libre, responsable y confiable» ya que los «periodistas viven con tensión y miedo ante el narcotráfico», a lo que se suma el descrédito en las autoridades por poco efectiva investigación de los asesinatos de comunicadores.

Sobre el caso de México el fiscal especial para Delitos en contra de la Libertad de Expresión, Gustavo Salas Chávez abordó el tema acompañado por la integrante de la Unidad de Acción Rápida de la SIP, María Idalia Gómez.

Apretando las tuercas

Ecuador también figura como otro de los países en los que se denuncian hostigamientos y amenazas contra la libertad de expresión, principalmente después de la rebelión policial del 30 de septiembre, que el presidente Rafael Correa ha calificado como un golpe de Estado.

«Las amenazas a la prensa se duplicaron desde el 30 de septiembre», dijo al presentar el informe preliminar Marco Arauz, subdirector del diario El Comercio.

Arauz aseguró que «varios ciudadanos han sido detenidos ilegalmente» por expresar desacuerdos con la tesis oficial del intento de golpe de Estado o por haber dicho que apoyaban a los policías.

En la Asamblea General en Mérida participan directivos, editores, periodistas, autoridades, expertos de todo el hemisferio y los presidente de México, Felipe Calderón; Colombia, Juan Manuel Santos y Honduras, Porfirio Lobo.

Caso Bolivia

Entre los informes sobre la situación de la prensa en la región destacaron algunos como el de Bolivia, donde el reporte señaló que el gobierno incorporó a la llamada ley contra el racismo un par de artículos que ponen a los medios en la disyuntiva de autocensurarse o correr el riesgo de divulgar frases que pudieran ser consideradas discriminatorias y entonces enfrentar a la justicia.

El informe consideró que esa ley es una norma «justa» y «noble», pero las autoridades pretenden usarla para sacar de circulación a los medios y sus propietarios «que no estén alineados con el oficialismo».

Una tendencia

«Esto es lo que está ocurriendo en todos los gobiernos de lo que se llama el ‘eje bolivariano’; o sea, la receta se repite de un lugar a otro: se practica en Venezuela, se practica en Ecuador, se practica en Nicaragua, se practica en Bolivia, se practica en Argentina… quizá en Argentina con alguna característica diferente, pero también», dijo Claudio Paolillo, director de la revista semanal uruguaya Búsqueda y miembro de la junta de directores de la SIP.

«El sistema consiste en ganar elecciones mediante el voto popular y, luego de lograr una mayoría circunstancial en el Congreso… se aprovecha el momento para ir construyendo con cierta prisa y sobre todo, sin ninguna pausa, un andamiaje legal que poco a poco va cercenando las libertades, para terminar en regímenes despóticos que se autolegitiman manifestando que sólo están respondiendo a la legalidad vigente», afirmó Paolillo durante una sesión de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP.

La idea fue secundada por el propio presidente de la SIP, Salvador Aguirre, quien consideró que en algunos de los países de Latinoamérica se observa la promulgación de leyes y reglamentos que lo que buscan «es controlar lo que nosotros decimos y divulgamos y podemos opinar».

Consideró que la prensa enfrenta un momento «difícil» y llamó a los medios a prestar atención detenida a cada uno de los países que han mostrado esos rasgos.

«Si creemos que la espina dorsal de cualquier democracia es la libertad de expresión ciudadana… estamos muy mal encaminados», aseguró Aguirre

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba