Actualidad Internacional

Biden frente a Irán: No levantaremos sanciones a menos que dejen de enriquecer uranio

El mandatario señaló que en el corto plazo Estados Unidos no tiene planes para regresar al pacto nuclear, del cual el expresidente Donald Trump retiró al país en 2018

Así como ha dicho que plantará cara a las «acciones agresivas» provenientes desde Rusia , Joe Biden piensa hacer lo propio con Irán. Y es que el mandatario estadounidense afirmó que no levantará las sanciones a la nación persa a menos que deje de enriquecer uranio, mientras que en el ámbito local descartó que EE. UU. vaya a lograr la «inmunidad de rebaño» frente al covid-19 antes del final del próximo verano.

En una entrevista con la cadena CBS emitida este domingo, la periodista Norah O’Donnell preguntó a Biden si Washington levantará primero las sanciones a Irán para conseguir que regrese a la mesa de negociaciones: El jefe de la Casa Blanca contestó con un tajante «no«.

Tras la respuesta. la periodista insistió en que si para que eso se produzca, los iraníes deberían dejar de enriquecer uranio antes, a lo que el mandatario asintió con la cabeza afirmativamente.

Acuerdo previo

Bajo el acuerdo de 2015 con Irán, Estados Unidos y otras potencias acordaron el levantamiento de las sanciones a la República Islámica a cambio de que limitara su programa nuclear, pero el expresidente Donald Trump retiró a su país del pacto en 2018 y reimpuso esas penalizaciones.

Irán empezó el mes pasado a enriquecer uranio a una pureza del 20%, cuando el acuerdo solo permite un nivel del 3,67%. Biden ha señalado que por el momento no tiene planes de que Estados Unidos vaya a regresar a ese tratado.

Este domingo, el líder supremo iraní, Alí Jamenei, dijo que Teherán volverá al acuerdo nuclear con las potencias occidentales cuando EE. UU. levante las sanciones, en una reunión con comandantes y miembros de la Fuerza Aérea.

Los expertos apuntan que Teherán tiene ahora suficiente uranio poco enriquecido almacenado para al menos dos armas nucleares, si opta por continuar con su fabricación. Pero los funcionarios iraníes, ante el escepticismo de los gobiernos occidentales durante mucho tiempo, han mantenido durante mucho tiempo que su programa nuclear tiene fines pacíficos.

Las relaciones con China

En cuanto a China, otro de los puntos fundamentales en la agenda de política exterior de la nueva Administración, el presidente de 78 años señaló que todavía no ha hablado con su homólogo chino, Xi Jinping, porque no ha tenido motivo para llamarlo, aunque auguró que probablemente pase «más tiempo» con él que con ningún otro líder mundial.

«Tuve 24, 25 horas de reuniones privadas con él cuando era vicepresidente (en el Gobierno de Barack Obama entre 2009 y 2017), viajé 17.000 millas con él (unos 27.358,8 kilómetros). Lo conozco bastante bien«, subrayó.

Describió a Xi como un político «brillante y duro«, sin un sentido de lo que es democracia: «Pero la cuestión es, y se lo he dicho todo el tiempo, que no necesitamos tener un conflicto, pero que va a haber una competición extrema«, opinó Biden.

«Y no voy a hacerlo de la manera que él conoce, y eso es porque él está mandando señales también. No voy a hacerlo de la manera que Donald Trump lo hizo, vamos a centrarnos en las normas internacionales«, recalcó el mandatario, que en diversos temas de la agenda local y exterior se ha aparatado de las políticas de su predecesor.

Las relaciones entre Estados Unidos.y China se agriaron durante el mandato de Trump, quien comenzó una guerra comercial en marzo de 2018; confrontación que luego saltó también al plano diplomático y tecnológico, entre otros, y que fue exacerbada por la pandemia, de la que el expresidente estadounidense culpó a Pekín.

El tema pandemia

Y sobre la situación del coronavirus en su país, descartó que vayan a lograr la «inmunidad de rebaño» antes del final del próximo verano en el hemisferio norte. «La idea de que esto se puede hacer y de que podemos lograr la inmunidad de rebaño mucho antes del fin del próximo verano es muy difícil«, dijo Biden en la entrevista con CBS.

Ante la pregunta sobre si el país puede esperar un año para lograr la inmunidad de rebaño -con el 75% de estadounidenses vacunados- si se sigue inmunizando al ritmo de 1,3 millones de dosis diarias actual, Biden culpó a la Administración de su predecesor, Donald Trump.

«No podemos esperar. Una de las decepciones cuando llegamos al poder fueron las circunstancias relacionadas con cómo la Administración anterior había estado manejando el coronavirus, fue peor de lo que habíamos pensado«, dijo el mandatario.

«Creíamos que habían indicado que tenían muchas más vacunas disponibles y no resultó ese el caso, por lo que es por eso que lo reforzamos de todas las maneras posibles«, detalló el jefe de Estado.

En este sentido, indicó que ha hablado con el comisionado de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL), Roger Goodell, para emplear 32 estadios en la campaña de vacunación.

Asimismo, manifestó que ha presionado a las farmacéuticas Moderna y Pfizer, las dos que han recibido la autorización de emergencia en EE. UU. para sus vacunas contra la enfermedad con el fin de que aumenten la producción.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba