Actualidad Internacional

Bielorrusia: Lukashenko dispone impedir financiación foránea a la oposición

El cuestionado mandatario, quien está en el poder desde 1994, pidió a los órganos de control estatales que "defiendan" los intereses del país ante "cualquier intento de desestabilización"

Luego de dar muestras de una supuesta apertura, tras anunciar que dejaría la Presidencia de Bielorrusia después de la aprobación de algunas reformas constitucionales, Alexandr Lukashenko vuelve a apretar las tuercas. Y es que el mandatario ordenó a los órganos del Estado que impidan cualquier intento de financiación de la oposición desde el exterior.

«Tenemos una base legal creada para abortar cualquier intento de desestabilización del país. Y en el caso del Comité de Control Estatal, se trata ante todo de la financiación foránea«, señaló Lukashenko en una reunión en la que dio a conocer una serie de nombramientos.

El Comité de Control Estatal es la agencia bielorrusa encargada del control del presupuesto y de las propiedades estatales, así como del cumplimiento de los decretos del presidente, la Asamblea Nacional y del Gobierno que regulan las relaciones financieras.

27 años de férreo mandato

El mandatario, quien está en el poder desde 1994 y fue reelecto en agosto pasado en unos comicios que la oposición calificó de fraudulentos, pidió a la agencia que continúe «defendiendo» los intereses del Estado bielorruso.

El líder bielorruso ratificó este martes como jefe del Comité de Control Estatal a Vasili Guerásimov, quien ya fungía como presidente interino de esta entidad.

Además, designó al exjefe del Estado mayor de Bielorrusia, Alexandr Volfovich como secretario de Estado del Consejo de Seguridad bielorruso, entidad que estaba descabezada desde octubre, cuando su anterior jefe, Valeri Vakalchuk, pasó a ser asesor de Lukashenko tras apenas dos meses en el cargo.

También designó a Kiril Kazakov director del canal estatal STV, que permaneció descabezado desde el anterior director, Igor Lutski, fuese nombrado ministro de Información.

Asimismo, nombró un nuevo director para la compañía Grodno Azot, cuyos empleados se sumaron a las huelgas de la oposición en contra del Gobierno tras las elecciones presidenciales.

Contexto ruso

En el contexto de todos estos cambios, el presidente bielorruso afirmó que el país atraviesa «momentos difíciles«, durante los cuales habrá intentos de desestabilizar la situación del mismo.

«Ya ven lo que sucede en Rusia. Junto a la dirección de Rusia sabíamos y comprendíamos desde mediados del año pasado lo que iba pasar. No es algo inesperado para nosotros. Y sin embargo, debemos aprender en estos tiempos duros a enfrentar a nuestros adversarios internos, y especialmente, a los externos«, afirmó.

De ese modo el mandatario bielorruso equiparó las protestas que llevan sacudiendo a Bielorrusia desde las elecciones con las recientes manifestaciones que tuvieron lugar el pasado sábado en más de cien ciudades de Rusia en apoyo al líder opositor Alexéi Navalny.

En ambos países las manifestaciones pacíficas fueron reprimidas violentamente por la policía, lo cual fue denunciado por diversas ONG, testigos y víctimas, y la comunidad internacional.

Semejanzas cercanas

El anuncio de Lukashenko recuerda a lo expresado por Nicolás Maduro en diciembre pasado, cuando pidió a la írrita Asamblea Nacional surgida de las elecciones del 6 de diciembre, crear una comisión investigadora sobre los fondos entregados por Estados Unidos a la oposición democrática venezolana.

En esta misma tónica, el ministro de Relaciones Exteriores oficialista, Jorge Arreaza, criticó la «grosera injerencia» del Reino Unido por la supuesta financiación a medios de comunicación independientes, ajenos a la línea gubernamental.

Cabe recordar que Lukashenko fue en su momento aliado del expresidente Hugo Chavez y ahora lo es de Nicolás Maduro, que estuvo de visita en Bielorrusia en 2017 y se reunió con el cuestionado mandatario.

Según la gestión madurista, son más de 200 proyectos en materia de políticas de integración y acercamiento, comercio, trasferencia de tecnología, industria, hidrocarburos, infraestructura, intercambios de experiencias en el área militar y cooperación en el área educativa y cultural que hay entre ambos países.

Meses atrás, el alto representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, comparó a Lukashenko con Maduro, apuntando que el bloque comunitario no los reconoce como mandatarios legítimos, pero «nos guste o no, controlan el Gobierno y tenemos que seguir tratando con ellos«.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba