Actualidad Internacional

Bielorrusia: Lukashenko ofrece ceder parte de su poder al Parlamento

Luego de que este domingo se produjera una nueva jornada de protestas, que dejó más de 550 personas detenidas, y en medio de la posibilidad de más sanciones impuestas desde Europa, el presidente bielorruso, Alexandr Lukashenko, afirmó este lunes que está dispuesto a ceder una parte considerable de su poder al Parlamento y otras instituciones, sin cambiar la Constitución, con el fin de solucionar la crisis política que atraviesa el país.

«Recientemente acordamos con el Parlamento que no es necesario ‘romper’ la Constitución para entregar entre el 70 y el 80 % del poder del presidente al Parlamento, al Gobierno, a otras instituciones«, declaró el cuestionado mandatario, quien lleva 26 años en el poder.

«El pueblo quiere cambios»

Lukashenko señaló que «el pueblo, la sociedad, quieren cambios» y muchos cuestionan el modelo presidencialista del país, por lo que una posible salida sería un cambio considerable de la Constitución, algo que no considera adecuado.

Asimismo, manifestó que el proceso de entrega de poder sería paulatino. «Mientras más tiempo pase, será más: le prometo a la Asamblea Popular de Bielorrusia distribuir de un modo honesto y justo el poder, sin eludir responsabilidades«, añadió.

Bielorrusia enfrenta una crisis política desde las elecciones presidenciales de agosto pasado, en las que Lukashenko, fue declarado ganador con un 81% de los votos, algo que rechazaron la oposición y Occidente, al calificar los comicios de fraudulentos.

En vistas a las continuadas protestas, Lukashenko propuso en un inicio reformar la Constitución, aunque advirtió que apenas reducirá las facultades del presidente.

Oposición no le cree

Por su parte, la oposición expresó su desconfianza ante estas declaraciones, ya que estima que solo se trata de una estrategia de las autoridades para prolongar su poder.

Los opositores mantienen invariables sus demandas de que haya nuevas elecciones presidenciales, un castigo para los altos cargos policiales implicados en la represión de las manifestaciones pacíficas y la liberación de todos los detenidos y presos políticos.

Protestas que no se detienen

Y como todos los domingos desde el 9 de agosto pasado, cuando Lukashenko fue declarado electo para un nuevo mandato, varios miles de ciudadanos, salieron a las calles en Minsk y otras ciudades para exigir la dimisión del mandatario, una protesta que se saldó con más de 550 detenidos, informaron activistas de derechos humanos.

De acuerdo con el medio independiente TUT.by, varias personas resultaron heridas en Minsk cuando los antidisturbios comenzaron a dispersar a los congregados con el empleo de granadas aturdidoras. En las redes sociales también se difundieron imágenes de furgones policiales abarrotados de gente.

La Policía dispersa a los manifestantes en Minsk, la capital bielorrusa / Foto: EFE

Más sanciones

Entretanto, la Unión Europea aseguró estar «lista» para imponer «sanciones adicionales» a Bielorrusia, después de que el pasado 6 de noviembre aprobara medidas restrictivas contra Lukashenko.

En esa fecha, el grupo comunitario aprobó formalmente sanciones contra Lukashenko por fraude electoral, así como por la represión posterior contra manifestantes pacíficos y opositores.

La UE subrayó que «sigue condenando con fuerza la violencia usada por las autoridades bielorrusas contra manifestantes pacíficos, personas involucradas en el movimiento a favor de la democracia, medios de comunicación independientes, representantes de la sociedad civil o ciudadanos bielorrusos ordinarios«.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba