Actualidad Internacional

Birmania: ¿transición a la democracia?

Las elecciones en Birmania o República de la Unión de Myanmar (el nombre que le da la junta militar al país) trajeron consigo violencia étnica, unos 10.000 desplazados y la denuncia de algunos países occidentales ante lo que calificaron de «farsa». Sin embargo, potencias como China elogiaron el proceso. ¿Se trata de un cambio a la democracia?

El principal partido político de Birmania, respaldado por la Junta militar, dice que ganó cerca del 80% de los votos en las primeras elecciones en 20 años.

China elogió a los generales gobernantes por la votación, que marcó una «transición a un gobierno electo». Sin embargo, el proceso electoral ha sido condenado en Occidente como una farsa.

«Este es un paso crítico para Myanmar en la transición a un gobierno electo, y por lo tanto es bienvenido», dijo el portavoz de la cancillería china Hong Lei. El funcionario aseguró que la votación se llevó a cabo de manera «estable y sin problemas».

La Junta dice que la elección marca la transición del gobierno militar a una democracia civil.

«Este es un paso crítico para Myanmar (Birmania) en la transición a un gobierno electo, y por lo tanto es bienvenido.»

Hong Lei, portavoz de la cancillería china

Sin embargo, el Secretario General de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, calificó la votación como insuficientemente incluyente y transparente. Muchos gobiernos occidentales dicen que las elecciones no fueron ni libres ni justas.

A pesar de ello, algunos analistas dicen que -a pesar de profundas fallas- la elección podría marcar el inicio de un proceso de democratización, dando a los legisladores de la oposición una voz, aunque limitada, en el proceso institucional de toma de decisiones.

La votación del domingo fue boicoteada por el principal grupo de oposición y se vio afectada por las restricciones a las campañas electorales y los informes de irregularidades y baja participación.

Al menos seis partidos políticos de la oposición han presentado quejas formales a la Comisión Electoral, denunciando fraude en el conteo de votos en las elecciones del domingo.

La última vez que los birmanos pudieron ejercer su derecho al voto fue en 1990, cuando una abrumadora mayoría votó a favor de Aung San Suu Kyi y su Liga Nacional por la Democracia (LND). Los generales ignoran el resultado e impusieron un estricto régimen militar desde entonces.

Alejar las críticas

Diplomáticos y observadores de Birmania dicen que los generales están tratando de quitarse a los críticos de sus espaldas.

Históricamente, la Junta ha demostrado su indiferencia ante las quejas sobre su comportamiento hechas por la ONU, Estados Unidos y la Unión Europea.

Pero ahora las quejas vienen de más cerca, de sus aliados y socios comerciales en la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN, por sus siglas en inglés) y más aún a raíz de las protestas de 2007.

El hecho de intentar vender una imagen de apertura es algo que les conviene además internamente, para poder gobernar con más legitimidad.

Hace tres años, una multitud encabezada por monjes salió a las calles para protestar contra la subida arbitraria de los precios y contra el gobierno militar en curso, pero la llamada Revolución Azafrán fue reprimida brutalmente por el ejército.

Para el profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad Complutense de Madrid, Rubén Campos, «se trata de un intento cíclico de la junta militar, debido a las presiones que recibe desde el exterior, de dotarse de una cierta legitimidad mediante un intento de democratización».

Pero no toda la comunidad internacional presiona a Birmania de la misma manera.

«Para la región, Birmania es fuente de recursos naturales y hay un interés en tener buenas relaciones con el poder.»

Rubén Campos, analista, Universidad Complutense de Madrid

Europa, EE.UU., Japón y Australia han sido siempre muy críticos con el régimen birmano. Por el contrario, países como China, India, Tailandia e Indonesia apoyan al régimen y, por razones fundamentalmente económicas, no son tan críticos.

«Para la región, Birmania es fuente de recursos naturales y hay un interés en tener buenas relaciones con el poder», explica a BBC Mundo el analista Rubén Campos.

«Aunque Birmania no es un productor de gas natural y petróleo a nivel mundial, a escala regional tiene reservas significativas, y para poderes emergentes como China e India, poder acceder a estas reservas tiene muchas ventajas», agrega.

«Algo más»

Los partidos en contienda

  • Partido Unión, Solidaridad y Desarrollo: Vinculado a la Junta Militar. Presentó candidatos para todos los escaños en disputa (unos 1.160).
  • Partido Unidad Nacional: Vinculado a la Junta Militar, compite por 999 de los escaños.
  • Fuerza Nacional Democrática: Oposición, compite por 163 escaños.
  • Partido Democrático de las Naciones Shan: El más grande de los partidos étnicos, compite por 157 escaños.

Para el analista consultado por BBC Mundo, incluso los países que no consideran el proceso electoral en Birmania legítimo, transparente o democrático, tienen una expectativa.

«La junta militar es uno de los regímenes -quizás junto a Corea del Norte-, más cerrados y monolíticos en su gestión del poder. Cualquier tipo de apertura puede verse como una ventana de oportunidad a un inicio de un cambio, que no va a ser democratizador o radical, pero puede abrir nuevos espacios para que la sociedad civil pueda tener más representatividad y mayores libertades de expresión y políticas».

El analista considera que si se produce este «algo más», algunos países que ahora critican al régimen estarían dispuestos a entrar en un proceso de diálogo con la Junta para promover que el cambio se vaya agrandando.

Pero el otro escenario posible es que «cambie algo para que todo quede como está».

«Los militares podrían quedarse con el poder aunque de una manera diferente, ya que ellos mismos crearon estos partidos políticos de los cuales se nombraron sus líderes, aislando a la verdadera oposición», asegura el especialista en Birmania.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba