Actualidad Internacional

Blair sobre Irak: lo volvería a hacer

El ex primer ministro del Reino Unido, Tony Blair, declaró no tener dudas sobre las justificaciones que condujeron a la guerra en Irak y enfatizó que actuaría de la misma manera hoy en día.

Blair está siendo interrogado durante todo el día por un panel de investigación sobre las decisiones que llevaron al Reino Unido a una guerra contra Irak. En estos momentos el interrogatorio entró en un receso para almorzar, pero se reanudará a las 14:30 GMT.

Los temas que se han tratado hasta el momento incluyen la actitud del gobierno de Blair ante Saddam Hussein, la política de contención del entonces líder iraquí, la polémica y errónea aseveración sobre la existencia de armas de destrucción masiva y si el Reino Unido entró en un acuerdo con el gobierno de George W. Bush para cambiar el régimen en Irak.

«No se hubiera podido encontrar a nadie que dudara que (Saddam Hussein) tuviera armas de destrucción masiva y la capacidad para desarrollarlas»

Tony Blair

El ex primer ministro inició su comparecencia señalando que los ataques del 11 de septiembre de 2001 «cambiaron dramáticamente», la actitud de su gobierno hacia el régimen de Saddam Hussein in Irak.

Aclaró que no acusaba a Saddam Hussein de estar involucrado en los ataques contra las Torres Gemelas en Nueva York y el Pentágono en Washington, pero la percepción del riesgo de un ataque con armas químicas, biológicas o nucleares cambió a partir de esa fecha.

Explicó que la consideración principal era enviar un absolutamente claro y contundente mensaje de advertencia al régimen que estuviera vinculado a armas de destrucción masiva.

Con respecto a la relación que desarrolló con el entonces presidente de EE.UU., Blair negó que hubiera llegado a un acuerdo secreto con George W. Bush durante conversaciones en su hacienda en Crawford, Texas, para unirse a Washington en una guerra contra Irak.

«Una cosa que no hice fue adoptar una postura engañosa. Cómo se procedía con esto fue un asunto abierto»

Tony Blair

Recalcó que había hablado públicamente cuando dijo que el Reino Unido se uniría a los esfuerzos de EE.UU. para enfrentar lo que llamó el problema iraquí.

«Una cosa que no hice fue adoptar una postura engañosa. Cómo se procedía con esto fue un asunto abierto», expresó.

También negó que hubiese apoyado la invasión a Irak si creyera que Saddam Hussein no poseía armas de destrucción masiva, como pareció haber dado a entender en una entrevista con la BBC el año pasado.

En lo que sí fue enfático fue en no tener duda alguna de que el líder iraquí tenía ese tipo de armamento.

«Pienso que no se hubiera podido encontrar a nadie que dudara que tuviera armas de destrucción masiva y la capacidad para desarrollarlas», subrayó.

«Haría lo mismo»

Dijo además que hoy en día llegaría a la misma conclusión sobre Irak, pues definitivamente Hussein presentaba una amenaza para el Reino Unido.

La comisión oficial lleva dos meses escuchando testimonio de funcionarios, políticos y militares que estuvieron involucrados en los planes para la invasión.

La guerra polarizó la opinión pública británica y al comienzo de la sesión Blair fue recibido por una manifestación a la entrada del recinto en el centro de Londres que incluye familiares de algunos de los 179 soldados muertos en Irak.

El corresponsal político de la BBC dice que no está claro si la comparecencia del ex primer ministro, o las conclusiones de la investigación, cambien la percepción que se tiene en el país sobre la guerra.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba