Actualidad Internacional

Bolivia: Dictan cuatro meses de prisión preventiva a expresidenta Jeanine Áñez

Áñez y dos de sus exministros, también detenidos, deberán enfrentar un juicio por los delitos de sedición, terorismo y conspiración

Complicado panorama político vive Bolivia luego de que la Justicia local dictara este domingo prisión preventiva por cuatro meses para la expresidenta interina, Jeanine Áñez, al igual que para los dos exministros de su Gobierno, una medida que fue rechazada por el exmandatario Carlos Mesa, que denunció la «persecusión judicial» en su país, al tiempo que la Unión Europea (UE) manifestó que sigue «de cerca» los acontecimientos «preocupantes» en la nación altiplánica, mientras que el presidente (e) de Venezuela, Juan Guaidó, condenó el «injusto encarcelamiento» de Áñez.

Sobre la sentencia de este domingo, la jueza de instrucción en lo penal, Regina Santa Cruz, determinó la prisión preventiva de la exmandataria transitoria (2019-2020) en el Centro de Orientación Femenina de Obrajes en La Paz, mientras que los exministros estarán detenidos en la cárcel de San Pedro, también en la capital boliviana.

Los tres deberán ahora afrontar un juicio en una fecha aún por determinar. Los cargos que se le imputan son sedición, terrorismo y conspiración.

Áñez: Seguiré dando la cara

En la audiencia, que duró casi diez horas y se desarrolló de forma virtual, se escucharon los alegatos de Áñez, la Fiscalía y la exdiputada del partido oficialista Movimiento al Socialismo (MAS) Lidia Patty, quien en diciembre de 2020 interpuso una denuncia por «golpe de Estado» ante el Ministerio Público.

«Es recurrente el hecho de que me quieran tildar de golpista. Un Gobierno no puede ser golpista cuando funciona una Asamblea Legislativa«, dijo Áñez al dirigirse a la jueza.

Exigió ser juzgada en un juicio de responsabilidades por su figura como exmandataria y reiteró que no tiene intenciones de salir del país y que seguirá «dando la cara» cuando la Justicia lo requiera.

«Nací en Bolivia, vivo en Bolivia y moriré en Bolivia«, declaró Áñez desde las instalaciones de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) en La Paz, donde permanece detenida junto a sus dos exministros, Álvaro Coímbra y Álvaro Rodrigo Guzmán.

Áñez asumió el poder a fines de 2019 después de la crisis desatada tras las controvertidas elecciones del 20 de octubre que llevó a la dimisión de Evo Morales.

La renuncia de Morales se produjo en medio de violentas protestas y acusaciones de fraude, y después de que el comandante de las Fuerzas Armadas de Bolivia, general Williams Kaliman, sugiriera al mandatario que diera un paso al lado para desbloquear la crisis política.

Tras la detención de Áñez, Morales pidió que «se sancione a los autores y cómplices de la dictadura«.

Mesa denuncia persecución judicial

Entretanto, el expresidente Carlos Mesa, líder del principal partido opositor de Bolivia, Comunidad Ciudadana, envió este domingo una carta a la ONU, a la alta Comisionada para los Derechos Humanos, a la Unión Europea y a la Organización de Estados Americanos (OEA) en la que denuncia «persecución judicial» en su país.

Mesa, quien fue jefe de Estado desde 2003 hasta 2005, instó a que la «comunidad internacional ponga su máxima atención en Bolivia, para evitar en un futuro próximo el colapso de la democracia y la vulneración sistemática de los derechos humanos«.

Asimismo, el arzobispo de la ciudad de Santa Cruz, monseñor Sergio Gualberti, cuestionó que «se pretende tachar de golpista al pueblo y a sus representantes que defendieron el voto ciudadano y a la democracia, mientras que se presentan como víctimas a los autores del fraude. La democracia exige respeto de los derechos humanos«.

UE preocupada

Desde el viejo continente, la Unión Europea (UE) sigue «de cerca» los acontecimientos «preocupantes» en Bolivia, declaró una portavoz del Servicio Europeo de Asuntos Exteriores (SEAE).

En este sentido, el alto representante para la Política Exterior de la Unión Europea (UE), Josep Borrell, pidió a las actuales autoridades de Bolivia que las acusaciones a la expresidenta interina Jeanine Áñez y varios de sus exministros detenidos por los hechos de 2019 se solucionen «en el marco de una justicia transparente y sin presiones políticas, respetando la independencia de poderes«.

Marchas a favor y en contra

Por otro lado, en la ciudad amazónica de Trinidad, donde fueron aprehendidos Áñez y los dos exministros, un comité cívico exigió su liberación en las próximas 48 horas y advirtió sobre otras medidas de presión.

Además, el Comité Pro Santa Cruz convocó a una concentración para la tarde de este lunes y la resistencia civil de Oruro pidió que se retomen los cabildos ciudadanos para expresar el rechazo a las aprehensiones.

En el bando opuesto, desde el sábado un grupo de personas entre «autoconvocados«, gremialistas, transportistas y representantes de víctimas de los conflictos de 2019 hacen una vigilia en las puertas de la Felcc y exigen que se haga justicia y que «caiga todo el peso de la ley» sobre Áñez y sus funcionarios.

Guaidó respalda a Áñez

Y en Venezuela, el presidente encargado Juan Guaidó, que tuvo en el Gobierno liderado por Áñez ha uno de los más fuertes aliados en la lucha por la causa democrática en nuestro país, fijó su posición en Twitter:

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba