ActualidadActualidad Internacional

Bolivia se juega la continuidad de Morales, por Reyes Theis

Bolivia contiene la respiración. El proceso político que inició en 2006 con la llegada de Evo Morales a la Presidencia, podría tener  fecha de caducidad asignada, si el mandatario indígena no gana el referendo por la reforma constitucional el 21 de febrero próximo, que le permita lanzarse para un nuevo período de 5 años.

Morales se ha consolidado en el poder apuntalado por una dispersión del voto opositor, sector que ha sido incapaz de crear una plataforma unitaria, y a una prosperidad económica a través de políticas que establecen una disciplina fiscal  ejemplar y que ha permitido que la población boliviana disfrute de la miel del progreso negada a pueblos como el venezolano, aunque ambos  Gobiernos compartan  el sueño del “Socialismo del Siglo XXI”.

Pero ahora la situación podría inclinar la balanza hacia la oposición, fundamentalmente por una razón: el referendo permite que toda la oposición se una en la alternativa del “No” a la reforma. Esta inédita alianza podría tener sus efectos a pesar de la prosperidad económica boliviana.

La campaña electoral se ha basado en la activación de ciertos sentimientos en el electorado, sobre todo para tratar de convencer a los indecisos que podrían inclinar la balanza. Del lado gubernamental, la campaña del Movimiento Al Socialismo (MAS) plantea que si la oposición regresara al poder sería la vuelta a las temidas políticas neoliberales y el fin de los logros sociales; del lado opositor, se difunde el temor a la perpetuación de Morales en el poder.

 Aunque Morales pierda el referendo, seguiría en el poder hasta principios de 2020, pero no se percibe quién podría ser su sucesor dentro del oficialismo en una potencial elección en 2019 sin su participación. Del lado opositor, si Morales triunfa, le sería cuesta arriba enfrentar a un mandatario con todo el poder de su investidura y  que de paso venga de un triunfo contra toda la oposición unida, aunque aún faltan 4 años para esos comicios.

La pregunta y las encuestas

La pregunta que deberán responder los bolivianos el 21 de febrero es: “¿Usted está de acuerdo con la reforma del Artículo 168 de la Constitución Política del Estado para que la Presidenta o Presidente y la Vicepresidenta o Vicepresidente del Estado puedan ser reelectas o reelectos por dos veces de manera continua? Por Disposición Transitoria de la Ley de Reforma Parcial de la CPE se considera como primer reelección al periodo 2015-2020 y la segunda reelección el 2020-2025”.

Súbitamente la campaña se ha visto salpicada por una denuncia de corrupción por tráfico de influencias que afectaría a una expareja sentimental de Morales, quien supuestamente habría usado su cercanía con el Presidente para obtener contratos para la empresa china CAMC Engineering para la cual trabaja. La empresa se adjudicó siete proyectos del Gobierno por más de 500 millones de dólares.

Aunque formalmente la oposición está unida para estos comicios, su gran debilidad continúa siendo su dispersión en el discurso y la acción y solo los cohesiona el propio Morales, a quien desean sacar del juego político.

Por otra parte, las encuestas que hasta el momento han sido publicadas por diversos medios de comunicación, son abiertamente contradictorias y dan ventaja discreta para ambas opciones. Una de ellas realizadas para el diario El Deber y cuyo campo concluyó el 6 de enero, arrojó que un 41% de los bolivianos votaría a favor de la reforma y 37% en contra. Mientras un estudio de al encuestadora Ipsos de la misma fecha, atribuía para el “No” a la reforma 44 % y 36% para el “Sí”.

El socialismo del Siglo XXI afronta otra prueba de fuego en el continente.

 

 

 

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba