Actualidad InternacionalEspecial País

Bolsonaro y Haddad se disputan en la última vuelta electoral

A pocas horas de celebrase la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Brasil 2018, en un agitado clima político, económico y social; los brasileños estiman que el futuro mandatario que se hospedara en el Palacio del Planalto (casa presidencial), tome las riendas de esta nación potencia para dar paso a una nueva gestión democrática.

Jair Bolsonaro, por el Partido Social Liberal (PSL) ha sido denominado por ser ultraderechista, y Fernanado Haddad, del Partido de los Trabajadores (PT) es considerado por ser el «sucesor del ex presidente Lula Da Silva», son los candidatos que se disputaran este domingo 28 de octubre.

Ante esta contienda electoral, el internacionalista y miembro de la directiva del Consejo Venezolano de Relaciones Internacionales (COVRI), Iván Rojas, ofreció detalles para entender esta dinámica electoral:

 

Expectativas entre Bolsonaro y Haddad

Según los últimos sondeos publicados recientemente por las encuestadoras Ibope y Datafolh, vaticinan una victoria muy cómoda de Bolsonaro, con 59% de apoyos frente al 41% de su contrincante Haddad.

“Bolsonaro va a ganar cómodamente. Haddad tiene la encuesta muy alta, muy difícil, muy empinada. Sencillamente Bolsonaro quedó tan cerca del porcentaje inicial de votos que no debería tener problemas al llegar”, sostuvo el especialista.

Cuando tiene dos candidatos polarizantes – prosiguió Rojas- porque Bolsonaro es polarizante y controversial por su discurso en algunos temas y Haddad es controversial y polarizante porque viene del Lulismo que ha estado plagado por temas de corrupción por el caso de Odebretch, había gente que no quería votar por Bolsonaro de ninguna manera, así como había mucha gente que no quería votar por el PT, esos votantes que eligieron otras opciones que no le gusta ninguno de los dos, se han de abstener y la abstención favorecera a Bolsonaro.

 

En ese sentido, destacó que el candidato de PSL no necesita muchos votos para ganarle al pupilo de Lula. “Haddad necesita que todo el que no voto por Bolsonaro ahora vote por él y eso difícilmente va a pasar porque el 4% de electores que eligieron a Gerardo Alckmin, lo eligieron porque probablemente no les gustaba Bolsonaro ni les gustaba el Lulismo.

Campaña, seguidores y redes sociales

El Lulismo y el partido de los trabajadores sigue tendiendo sus seguidores. El PT es la mayor fuerza política según Rojas. «En el congreso, a pesar de que PT y Bolsonaro están casi al mismo nivel, hay una gran porción de la población de Brasil que voto por Bolsonaro y que no quiere saber nada del Lulismo, entonces Haddad saco las desventajas de Lula y no toda la ventaja».

«Estos candidatos quedaran con su electorado más fiel con su base de votantes, pero muchos de estos están en contra de Bolsonaro, aunque también tenga mucha gente en contra tiene la diferencia en el no ha sido Gobierno, eso siempre ha generado ventaja cuando ambos candidatos son controversiales tienen sobre si mucha percepción negativa para algunos ciudadanos», destacó el internacionalista.

Sin embargo, sus campañas presidenciales han tendido buena receptividad en la población a través de las redes sociales, emotivos discursos y propuestas que muestran un nuevo cambio político, económico y social.

Tras pasar a la segunda vuelta, Bolsonaro aseguró que Brasil tiene dos caminos. Uno » de la prosperidad, de la libertad, de la familia, de estar al lado de Dios, de los que tienen religión y de los que no también, pero que son responsables», y el otro que lo resumió en una sola palabra: Venezuela.

«El otro candidato sabe con quién se aconseja y dónde, no queremos la vuelta de este tipo de personas para ocupar el Palacio de Planalto», sostuvo el militar de reserva en esa ocasión.

Por su parte, Fernando Haddad, ha mostrado la intención de mantener la esencia del Lulismo durante su mandato.

«Nosotros tenemos un líder llamado Lula, que inspira a todos (…) Lula ‘representa el antes y el después de nuestra historia’. Salió del pueblo superando todos los obstáculos y llegó a la presidencia. Ellos pueden hasta derribarnos, pero nosotros nos levantamos y seguimos en la lucha. Ya somos millones de Lula y seremos más», destacó el ex ministro de Educación .

https://twitter.com/FJoe4f/status/1056181444484235265

2 caras hacia Venezuela

Uno de los argumentos más fuertes que ha enfatizado Jair Bolsonaro para invitar a los brasileños a votar por él es que el candidato del Lulismo llevaría a la nación carioca a una situación similar en la que está sumida Venezuela

«Bolsonaro en un primer momento siendo una persona muy preocupada por el tema fronterizo, pero no es abierto al tema migratorio, estaba hablando de quizás crear campos de refugiados en la frontera no estaba tan dado a la idea que varios de los otros candidatos tenían de reubicar a los venezolanos que llegaran a otras regiones Ideológicamente, Bolsonaro es un oponente muy fuerte del Gobierno de Venezuela lo ha dicho abiertamente», afirmó Iván Rojas.

A nivel de estrategia -continuó el especialista- no ha sido demasiado específico, no ha mostrado la intención que si mostraban los otros candidatos de acoplarse en iniciativas regionales como el Grupo de Lima al ser un candidato muy nacionalista y no dado a insertarse en estas iniciativas multilaterales tanto globales como regionales. Bolsonaro siendo probablemente el presidente de Brasil tal vez no lidere unas de estas iniciativas, así como tampoco lidere un proceso de presión hacia Venezuela

A juicios del miembro de COVRI, Bolsonaro probablemente tratará de alguna manera de presionar al Gobierno venezolano. «Hay muchos temas para el interés de Brasil que están en juego: la frontera es uno, el tema de las drogas que tanto se ha vinculado al Gobierno venezolano con el tráfico de drogas en la región.

Bolsonaro es increíblemente duro con el tema de las drogas, cree firmemente en las medidas más extremas y drásticas para combatir las drogas

En tal sentido, el internacionalista relató que Bolsonaro viene del sector militar por lo que asegura que pueda venir un re lanzamiento de las Fuerzas Armadas en Brasil para comprar un equipo y otorgarle beneficios a los militares, por lo que se pudiera deducir que esto crearía la defensa més fuerte en la zona fronteriza

En el caso de Fernando Haddad siendo parte del partido de Lula, Rojas recordó que tradicionalmente Brasil ha sido amigo del Gobierno de Venezuela. Sin embargo, consideró lo que ha pintado en los últimos momentos Dilma Rouseff como presidenta y del giro que han tomado otros antiguos aliados como Lenin Moreno que es del mismo partido de Rafael Correa de Ecuador, a Ollanta Humala de Perú, el Frente Amplio en Uruguay, «quizás Haddad si ganara deberá tener una posición más neutral con respecto al tema de Venezuela, no lo veo apoyando de forma abierta al Gobierno, porque bueno ya no le queda más aliados en el Gobierno mas allá de Bolivia, Nicaragua y otro aliado menor».

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba