Actualidad Internacional

Brasil: Caravanas piden la destitución de Bolsonaro en medio de bajón de su popularidad

Complicada situación política y ecónomica en Brasil, país severamente golpeado por el covid-19. Y es que con caravanas de vehículos y hasta de bicicletas en al menos 50 ciudades, los movimientos sociales y sindicales del gigante sudamericano exigieron este sábado que el presidente Jair Bolsonaro sea sometido a un juicio político por su cuestionada gestión frente a la pandemia del coronavirus, todo en el medio de un estimable bajón en su popularidad, sesgún un sondeo publicado este viernes.

Los desfiles de vehículos llamando la atención con sus bocinas y portando banderas y carteles con mensajes contra Bolsonaro y en favor de medidas eficaces contra la pandemia se multiplicaron en las capitales regionales pero también en ciudades medianas.

Los manifestantes quieren que el Congreso ponga en discusión alguna de las 57 peticiones de apertura de un juicio político con posibilidad de destitución contra Bolsonaro, que han sido presentadas a la Cámara de Diputados y que cuestionan al jefe de Estado principalmente por su negacionismo frente a la gravedad de la pandemia.

De acuerdo con las cifras de la Universidad Johns Hopkins, importante referencia estadística sobre el coronavirus, Brasil registra más de 8,7 millones de personas contagiadas (tercero en el mundo) y por encima de 215 mil fallecidos (segundo en todo el planeta).

Grupos convocantes

Las manifestaciones de este sábado fueron convocadas en las redes sociales por los partidos de izquierda, centrales sindicales y las poderosas coaliciones Frente Brasil Popular y Pueblo Sin Miedo, que reúnen a enormes organizaciones sociales como el Movimiento de los Sin Tierra (MST) y la Unión Nacional de los Estudiantes (UNE).

Las caravanas tuvieron la adhesión de cientos de vehículos en las mayores ciudades pero no fueron multitudinarias como otras protestas contra Bolsonaro debido a que sus organizadores optaron por convocar a los manifestantes en automóviles para no provocar aglomeraciones y evitar la diseminación del covid-19.

Alta desaprobación

Mientras tanto, la tasa de desaprobación del Gobierno de Jair Bolsonaro aumentó ocho puntos porcentuales desde diciembre y llegó al 40%, en medio del agravamiento de la pandemia del coronavirus y el fin de los subsidios por parte del Gobierno, según un sondeo divulgado este viernes.

De acuerdo con la encuesta, realizada por el instituto Datafolha, por el contrario el índice de aprobación pasó del 37% en diciembre al 31% actual, lo que demuestra una caída de la popularidad del jefe de Estado, uno de los líderes más negacionistas sobre la gravedad de la pandemia.

Según el diario Folha de Sao Paulo, que divulgó el estudio, la tasa de rechazo a Bolsonaro volvió a superar así la de aprobación.

En diciembre pasado, Bolsonaro mantenía un nivel récord de aprobación, mientras que en la nueva encuesta se aproxima al peor momento de su popularidad, registrado en junio de 2020, cuando la tasa de rechazo era de 44% y la aprobación del 32%.

Vacuna y subsidio

La encuesta coincidió también con el inicio de la campaña nacional de inmunización con la vacuna desarrollada por el laboratorio chino Sinovac, la cual ha sido criticada en diversas ocasiones por el mandatario.

La Coronavac fue promovida en Brasil por el gobernador de Sao Paulo, Joao Doria, principal rival político de Bolsonaro y posible aspirante a las elecciones presidenciales de 2022, por lo que el inicio de la inmunización con la vacuna china fue interpretada por muchos analistas como una derrota política para el controversial jefe de Estado brasileño.

Asimismo, el sondeo de Datafolha fue el primero desde que el Gobierno interrumpió los subsidios concedidos a lo largo de 2020 a los más pobres y desempleados por la pandemia.

El llamado «auxilio de emergencia» fue aprobado el pasado abril, en medio de las cuarentenas y diversas restricciones que gobiernos regionales y municipales adoptaron para contener al coronavirus a pesar del rechazo del presidente, Jair Bolsonaro, que intentó sin éxito vetar esas medidas preventivas.

El subsidio fue aprobado por el Parlamento en marzo pasado por valor de 600 reales (unos 110 dólares) y concedido a cerca de 70 millones de personas, incluidos trabajadores informales y a aquellos que ya no tenían o perdieron sus empleos por la pandemia.

Ese último valor fue reducido a la mitad en octubre y pagado por última vez en diciembre, ya que los presupuestos de 2021 no contemplan la continuidad del subsidio.

Foto: EFE
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba