Actualidad Internacional

Brasil preocupado por persistente violaciones de DDHH cometidas por Maduro

El Gobierno de Brasil prometió este lunes no intervenir contra el Gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela, pero seguirá trabajando con el presidente interino, Juan Guaidó, para facilitar ayuda humanitaria a la población, dijo en Ginebra la ministra brasileña de Derechos Humanos, Damares Regina Alves.

En su intervención en la apertura de la 40ª sesión del Consejo de Derechos Humanos, ante líderes de 90 países y organizaciones de la sociedad civil, Alves expresó la preocupación de Brasil «por las graves y persistentes violaciones de los derechos humanos cometidas por el régimen ilegítimo del dictador Nicolás Maduro».

En un momento de fuertes tensiones por el cierre de las fronteras de Venezuela con sus vecinos Brasil y Colombia para impedir la entrada de ayuda humanitaria, la ministra señaló que el Gobierno de Jair Bolsonaro sigue trabajando con Guaidó «no para intervenir (en Venezuela), sino para brindar ayuda humanitaria».

«Brasil llama a la comunidad internacional a que se una a los esfuerzos para liberar Venezuela reconociendo el Gobierno legítimo de Guaidó y pidiendo el fin de la violencia por parte de las fuerzas del régimen contra su propio pueblo».

Frente a los temores que el ultraderechista Bolsonaro ha generado en la comunidad internacional, Alves afirmó el «compromiso inquebrantable del Gobierno de Brasil con los más altos estándares de derechos humanos y defensa de la democracia».

Señaló en particular los esfuerzos de su ministerio para aumentar la protección de los pueblos indígenas y afrodescendientes, de las personas discapacitadas y de la mujer.

Asimismo, subrayó la intención del Gobierno brasileño de aumentar «la defensa del derecho de la vida desde la concepción».

«A veces se menosprecian los derechos humanos por ser supuestamente ‘globalistas’ y contrarios a los intereses patrióticos de gobiernos soberanos, pero ¿cómo políticas que dañan a todos los seres humanos pueden hacer avanzar los intereses de los Estados», se preguntó.

La chilena Michele Bachelet destacó los programas de asistencia técnica que su organismo ofrece a los países y que presentó como un contrapeso a la tendencia de «desmantelar» los derechos humanos que se observa en algunos lugares.

«Estamos deseosos de aportar asistencia práctica allí donde los líderes ven las ventajas de políticas basadas en los derechos humanos y muestran voluntad política para avanzar con ellas», aseguró.

Ciertos países en crisis, como Venezuela o Guatemala, entre otros, han rechazado o reducido la asistencia técnica que pone a su disposición la Oficina de Derechos Humanos de la ONU.

Oficialmente, los países declinan esa ayuda por considerar que no es necesaria, pero en realidad rehuyen cualquier tipo de escrutinio internacional sobre lo que pasa dentro de sus fronteras

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba