Actualidad Internacional

Bush apuesta por castigar a Irán tras su ambigua respuesta a la oferta de las potencias

La ambigua respuesta iraní a la oferta occidental para que deje en suspenso su programa nuclear no ha gustado a la Casa Blanca, que aboga por «medidas punitivas» contra el régimen de Teherán. Así lo ha expresado hoy la presidencia estadounidense, poco antes de que el grupo de potencias que negocia con Irán sobre su controvertido programa atómico -EE UU, Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania- entablen contactos para decidir si ponen en marcha nuevas sanciones contra Teherán en vista de su ambigua respuesta a la oferta de «doble congelación» -congelación del enriquecimiento de uranio por congelación de sanciones.

A bordo del Air Force One, el avión presidencial, Dana Perino, portavoz del presidente de EE UU, George W. Bush, ha declarado que el G-6 «no va a tener otra opción que tomar medidas punitivas» contra Irán, «en ausencia de una respuesta positiva a la generosa oferta» que se le formuló el 22 de julio en una reunión entre el responsable de la política exterior de la UE, Javier Solana, y el negociador nuclear iraní, Said Jalili. En aquella cita, se ofreció a Teherán la llamada «doble congelación» y se dio un plazo de 15 días para responder. La respuesta llegó ayer, fuera de plazo, y resultó ambigua, aunque trascendió que no incluía una suspensión de los programas de enriquecimiento de uranio.

A raíz de esa respuesta, los países del G-6 se dieron cita para hoy para debatir, vía telefónica, la reacción a la ambigua respuesta iraní. Poco antes de la conferencia telefónica a seis, el Ministerio francés de Exteriores ha emitido una nota en la que sostiene que Irán «no ha aportado la respuesta esperada» a la oferta de las potencias. Un diplomático europeo ha afirmado que, si bien EE UU es partidario de sanciones inmediatas, se intentará lanzar un mensaje doble a Irán: Sí a nuevas aclaraciones sobre su programa pero firmeza en la amenaza de sanciones. Ayer, Teherán dijo que emitiría una respuesta más clara a la oferta de las potencias en los próximos días, pero pide aclaraciones sobre alguno de sus puntos.

Tras la respuesta de ayer, tanto Washington como Londres, y ahora París, se han declarado partidarios de las sanciones. Moscú y Pekín, más reacios a las sanciones aunque han apoyado las ya adoptadas, han permanecido en silencio, al igual que Berlín.

Cierre del estrecho de Ormuz

Mientras, esta madrugada, el departamento de Defensa de EE UU ha criticado la amenaza iraní de cerrar el estrecho de Ormuz, por donde pasan cada día millones de barriles de petróleo, si sufre un ataque. «No creo que sea del interés de Irán cerrar el estrecho de Ormuz o el Golfo Pérsico, o intentar hacerlo. En estos momentos tienen una economía débil que depende casi exclusivamente de sus ingresos petroleros», ha dicho Geoff Morrell, portavoz del Pentágono. Morrell respondía así a las declaraciones del jefe de la Guardia Revolucionaria Iraní, el general Mohammad Al Yafari, quien amenazó con el cierre del Golfo Pérsico a las embarcaciones de petróleo.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba